La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 21 de abril de 2019

Con un balance general positivo, la ciudad despide el fin de semana largo

Los sectores gastronómicos y hoteleros fueron los más beneficiados. Filas en restaurantes, paseos al aire libre y hoteles con ocupaciones que superaron el 75%. Turistas y marplatenses disfrutaron de unos días de descanso en la ciudad, que los recibió y despidió con jornadas soleadas y sin lluvia.

Los operadores turísticos todavía no se sentaron a analizar los números finales, pero el ritmo de trabajo de los últimos días permite a muchos asegurar que Semana Santa dejará un saldo cuanto menos “positivo” para la ciudad, sobre todo a aquellos vinculados a la hotelería y gastronomía.

Con temperaturas otoñales pero con la presencia permanente del sol, lo que permitió el disfrute de paseos al aire libre y la caminata, casi obligada, a orillas del mar, marplatenses y turistas llenaron las calles de la ciudad en los días que suelen marcar el final definitivo de temporada para los destinos turísticos del país.

El fin de semana extralargo inició, para algunos, el miércoles por la tarde, cuando desde la administración de AUBASA llegaron a registrar el paso de “600 vehículos por hora” por el peaje de Maipú y duplicando la cifra por el de Samborombón.

Empresarios del sector hotelero también tuvieron su anticipo de lo que sería el “mini receso” con el nivel de reservas, que para el jueves ya superaba en algunos hospedajes el 75%.

“Todavía no tenemos el relevamiento final de todas las plazas que conforman la Asociación, pero a modo de balance preliminar creemos que Semana Santa fue muy buena, muy positiva. Se vio mucha gente en la calle, sobre todo familias”, señaló a LA CAPITAL el presidente de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica (Aegh), Avedis Sahakian. “Los locales gastronómicos también han trabajado muy bien”, agregó, e hizo hincapié en aquellos que cuentan con una carta orientada a la comida de mar.

De la mano con los rituales religiosos, los platos a base de pescados fueron los protagonistas de la mayoría de las salidas a comer de los turistas, por lo que fue difícil recorrer la zona del puerto de la ciudad sin encontrar filas de personas esperando una mesa en alguno de los restaurantes más reconocidos. El ritmo de trabajo llevó, por ejemplo, a que cerca de las 17.30 del viernes, el local “Lo de Fran”, ubicado en el paseo portuario, cerrara sus puertas y no permitiese más ingresos para almorzar. Otro clásico de la ciudad, como lo es Manolo, tuvo hasta el domingo varios minutos de espera para sus innumerables comensales.

FILA 01

Esto también fue destacado por el titular de la Sociedad de Conductores de Taxis, Raúl Vicente, quien aseguró que Semana Santa sirvió para “repuntar” el servicio.

“Hubo mucho movimiento en la zona del puerto, Olavarría e Yrigoyen y Alvarado. Es decir, los paseos gastronómicos más concurridos durante estos días en la ciudad”, dijo Vicente, al tiempo que reconoció que se trabajó mucho, “sobre todo durante la noche”.

TAXIS SEMANA SANTA

De balnearios a clubes de playa

La ausencia de lluvias también confirmó el buen pronóstico al que apuntaban los balnearios, que si bien se encuentran en pleno desarme de carpas, la gran mayoría permanecieron abiertos para que clientes puedan aprovechar de las instalaciones al máximo.

En diálogo con este medio, Juan Salvi, empresarios del sector y miembro de la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurants y Afines (Cebra), ratificó el balance “positivo” que algunos sectores vinculados al turismo comenzaron a aventurar durante el transcurso del domingo.

“Sin lugar a dudas el clima fue un factor fundamental para que tanto marplatenses como turistas se vuelquen a las playas a disfrutar de este fin de semana largo”, señaló, al tiempo que indicó que tanto las zonas como Playa Grande, Varese y Cabo Corrientes y La Perla, donde aún están habilitados los balnearios y los sectores gastronómicos, “han tenido mucha demanda”. “Los más valientes, incluso, se animaron a meterse al mar”, agregó.

Es que Salvi destaca que los balnearios han resignificado sus funciones con el correr de los años, y han dejado de ser sinónimo de únicamente jornadas de verano.

Hoy en día, indica, “funcionan como clubes donde hay actividades para toda la familia, deportes como el surf o el stand up paddle, juegos y una oferta gastronómica que hacen que los marplatenses y visitantes elijan venir cada Semana Santa siempre y cuando el clima acompañe”.

La visita a la playa, al menos en la zona de Playa Grande, no sólo estuvo motivada por los días de sol, sino también por la final del torneo internacional de surf, que convocó a interesados, deportistas y simples curiosos que aprovecharon para tirar una manta y compartir unos mates con un espectáculo de fondo.

SURF 02

En otras playas con menos convocatoria y “tránsito” en el mar muchas escuelas de surf pudieron “estirar” la temporada. Con clases de una hora entre las 9 y las 15, los más valientes accedieron a su experiencia en una de las capitales del deporte en el país. Las cinco clases rondaron los $1.700 e incluían el kit completo: tabla, traje y entrenamiento.

Llegada y salida

A comienzos de Semana Santa, la noticia de que los pasajes en tren desde Capital se habían agotado, dio una pauta a las empresas de colectivos de larga distancia que el nivel de trabajo podría ser alto. Y así fue, según confirmaron a LA CAPITAL desde la Terminal de Ómnibus de Mar del Plata.

Pese a no poder comparar números con el año pasado, dado que los asuetos habían coincidido con el feriado del 2 de abril, reuniendo así cinco días de descanso, Fernando Borghiani, encargado de la torre de control de la estación, aseguró que fue un fin de semana “muy bueno”.

TERMINAL 01

El mejor balance tuvo lugar el jueves 18, que hubo 553 servicios cumplidos, entre partidas y llegadas. También registraron 186 adicionales (165 llegadas y 21 partidas). “Es un buen número”, indicó Borghiani.

“En cambio -señaló- el viernes y sábado, mucho más tranquilo, números de un día normal. El viernes 368 cumplidos y el sábado 343”.

Para el domingo, jornada de partida por excelencia, a la mañana ya se esperaban, entre programados y adicionales, más de 550 servicios aproximadamente. “Y adicionales seguro se llegue a 160-180”, indicó.