La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 20 de octubre de 2016

Concejal pide que vuelva la tarjeta de aproximación hasta fin de año

Es por los inconvenientes que generó la SUBE como único medio de pago. El director de Transporte aseguró que no está en los planes volver atrás.

El concejal Balut Tarifa Arenas presentó un proyecto de comunicación para que el Departamento Ejecutivo extienda el uso de las tarjetas por aproximación “hasta el 31 de diciembre” o “hasta que los puntos de carga para el sistema SUBE se encuentren en funcionamiento”.
La propuesta fue presentada el martes, un día después de que la tarjeta SUBE se transformara en la única aceptada en los colectivos de línea locales, luego de que las dos tarjetas convivieran desde enero de 2015.
El primer día comenzó con diversos inconvenientes. Hubo, por caso, filas interminables para cargar la SUBE y puestos que se quedaron sin crédito rápidamente.
El problema de los comercios es que, a diferencia del sistema de carga de las tarjetas por aproximación, por el que debe pagarse el crédito una vez recaudado el dinero a lo largo del día, con la SUBE el depósito tiene que hacerse por anticipado.
“Es de público conocimiento que se ha propuesto desde el Departamento Ejecutivo la migración desde el sistema de tarjetas por aproximación al sistema SUBE, dando como fecha límite a la coexistencia de ambos sistemas el 16 de octubre del corriente año”, señaló el edil entre los argumentos de la iniciativa.
“Ahora bien: llegado el día, y habiéndose producido el final de la coexistencia de sistemas y la consecuente adopción del SUBE como único medio de pago del boleto de transporte público de pasajeros, nos encontramos verificando que no funcionan los nuevos puntos y medios de carga previstos, por lo que los vecinos no pueden comprar las tarjetas o cargarlas, impactando esto sobre su posibilidad de viajar, toda vez que ahora hay un solo sistema, el SUBE”, lamentó.
El concejal aseguró que “se les exige a los usuarios usar obligatoriamente la tarjeta SUBE cuando a las empresas no se les exige de igual manera poner a disposición los puntos y medios de carga en tiempo y forma”.
“Creo que esto es a todas luces inaceptable. No se puede proponer la existencia de un único sistema si aún no existen los medios necesarios para asegurar su correcto y eficaz funcionamiento”, disparó.
“En este caso ?añadió? la falta de puntos y medios de carga impacta sobre la habilidad de los usuarios para propiciarse las tarjetas o cargarlas de forma eficiente y cómoda, convirtiendo la tarea en tortuosa o imposible. A su vez, tampoco podemos aceptar de buen grado que se ponga una carga obligacional más pesada sobre el vecino que sobre las empresas prestatarias del servicio”.
Destacó además que el sistema de transporte público de pasajeros “es medular para los vecinos de cualquier municipio, aún más cuando se trata de uno con la cantidad de habitantes que tiene el de General Pueyrredon”.
Marcó que “este complejo sistema permite a los usuarios conectar diversos puntos de la ciudad para realizar las más diversas actividades vitales, siendo el medio de preferencia de muchos sectores humildes que lo utilizan diariamente como su alternativa de movilidad más accesible”, por lo que solicitó que se trate el tema “con la máxima responsabilidad”.
El director de Transporte, Claudio Cambareri, dijo ayer desconocer el pedido del concejal, y dio a entender que el cambio de sistema no tiene marcha atrás.