La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 7 de julio de 2018

Los empresarios de La Boston apuntaron contra los empleados y los sindicatos

La firma Tecomar S.A salió a explicar la razón por la que decidieron desvincular de la confitería a al menos 26 trabajadores. El personal se encontraban protagonizando medidas de fuerza desde marzo por la falta de pago de los sueldos.

La sucursal de la calle Buenos Aires continúa tomada por los trabajadores.

Tras más de cuatro meses de conflicto gremial, los empresarios de la confitería Boston emitieron un comunicado en el que responsabilizaron a los trabajadores y a los sindicatos de imponer “trabas” que obstaculizaron el desarrollo y la sustentabilidad del negocio.

Bajo la firma de Tecomar S.A, el texto difundido a los medios de comunicación confirmó los despidos que tuvieron lugar en la última semana y aseguró que los mismos fueron consecuencia “de la imposibilidad de mantener operativas dos de sus sucursales”, las cuales se encuentran tomadas por los empleados hace más de 40 días en reclamo por el pago de los sueldos de abril, mayo y junio.

Según señalaron los empresarios, la medida también se dictaminó “luego de atravesar reiteradas situaciones conflictivas, desde retenciones de tareas, hasta amenazas, extorsiones y escraches dirigidos contra los propietarios y empleados que querían trabajar y no adherir a las medidas de fuerza”.

En este sentido señalaron: “Los hechos descriptos agravan un contexto preexistente donde algunos de los gremios en los que se encuentran nucleados dichos trabajadores, han tenido desde la llegada de la nueva administración a fines del año 2016, actitudes que no han contribuido en nada a mejorar la situación crítica en la que se encontraba la empresa en dicha instancia. Como consecuencia de eso, se han originado grandes pérdidas en materia prima y ventas”.

Los empresarios también dejaron en claro que, al adquirir la cadena de confiterías, se presentó “un plan de readecuación de las operaciones existentes en el marco de un proyecto de crecimiento de la marca tanto a nivel nacional como internacional”, pero que fueron las “permanentes trabas” que debieron enfrentar lo que truncó los objetivos.

“Altos niveles de hostilidad de algunos empleados, agravaron la situación en la que se encontraba la empresa impidiendo implementar las mejoras operativas en pos de hacer eficiente la gestión local y permitir avanzar con los planes de expansión”, insistieron.

Por otra parte, en el comunicado, también se hace mención al “contexto desfavorable” que atraviesa el país y destacaron los esfuerzos realizados para evitar tener que reducir personal.

“En un entorno macro económico cada vez más hostil para las Pymes, signado por el impacto de la inflación, los aumentos desmedidos de costos y el permanente encarecimiento del financiamiento, la empresa evitó por más de un año, tomar medidas que perjudicaran al personal o que dañaran el vínculo de la marca con sus clientes”, señalaron.

“Lamentamos tener que tomar esta medida y las consecuencias que implica, confiamos que en un contexto más razonable donde pueda primar el consenso y el entendimiento, podamos retomar el proyecto de trabajo, hacer sustentable la operación de la marca en Mar del Plata y llevar la experiencia a otros mercados y localidades donde estamos seguros tendrá todo el éxito y la aceptación que ha caracterizado a la Boston y a su rica historia por más de 60 años. Estamos como desde el primer momento abiertos al diálogo a través de los canales correspondientes y confiamos que con la participación de las autoridades competentes el mismo pueda darse en un marco de respeto y colaboración”, cerraron.