CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 11 de abril de 2021

Creció un 80% la internación en las clínicas y algunas ya no tienen lugar

En todas las instituciones del sector privado hay alarma por la fuerte suba de los contagios. Varias tienen todas sus camas ocupadas, tanto en los pisos como en terapia intensiva. "Es un tsunami", advierten.

El cartel que pegó la clínica Pueyrredon refleja la situación que atraviesa el sector privado de la salud.

Por Gonzalo Gobbi | @gonzalogobbi

El carácter dinámico de la pandemia volvió a quedar en evidencia. El aumento de los contagios fue y está siendo exponencial. Veloz. De una semana a la otra y sin perspectiva de pronto alivio, sino todo lo contrario. La ciudad había vuelto a superar la barrera de los cien casos positivos diarios y ahora ronda los 300. En siete días creció un 80% la internación de pacientes con Covid-19 en las clínicas privadas y la demanda de camas de terapia intensiva se subió un 30%. Hay clínicas “sin camas disponibles” y vuelve a temerse por el colapso sanitario mientras avanza la vacunación, que crece pero a un ritmo inferior al que ya expone la segunda ola.

Hace menos de diez días LA CAPITAL realizó un relevamiento en torno a las internaciones por Covid-19: la situación en las clínicas era “estable” pero con alarma por el incremento de los contagios. El escenario cambió drásticamente y parte de los nuevos infectados comenzó a requerir atención, lo que encendió la preocupación de las autoridades sanitarias.

“Es un tsunami”, coincidieron autoridades de distintas instituciones de salud. Según datos relevados en torno a la situación actual en las principales clínicas de Mar del Plata, la internación creció un 80% de una semana a otra: pasó de haber 55 personas hospitalizadas a más de 90.

En simultáneo, aumentó alrededor de un 30% la demanda de camas en las unidades de terapia intensiva, donde hasta ayer había alrededor de 20 pacientes con asistencia mecánica respiratoria.

Las clínicas Pueyrredon y Colón tenían ayer completa la ocupación de camas para pacientes con Covid, tanto en las salas generales como en las unidades de terapia intensiva. La clínica 25 de Mayo se encuentra al límite. El Hospital Privado de Comunidad refleja un escenario similar, con 22 pacientes positivos internados. El sanatorio Avenida y el Hospital Español, al igual que el año pasado, siguen sin proporcionar información.

En el sector público comparten la preocupación. En el predio del Hospital Interzonal General de Agudos y el Hospital Modular se incrementó la demanda: hay siete pacientes en terapia intensiva asistencia respiratoria, otros siete en terapia intermedia con cánulas de alto flujo y once más en cuidados clínicos. Por el momento allí hay disponibilidad, pero la preocupación va en aumento, de la mano de los contagios.

Una fila de 200 metros para hisoparse en el CEMA, una imagen que no se veía desde el pico de la pandemia.

Una fila de 200 metros para hisoparse en el CEMA, una imagen que no se veía desde el pico de la pandemia.

“Sin disponibilidad”

La Clínica Pueyrredon amaneció el viernes con carteles pegados en los vidrios del edificio de Colón y Jujuy que advertían: “Sin disponibilidad de camas de internación”.

El director médico de la institución, Gustavo Carrión, confirmó que la clínica llenó su capacidad en el marco del incremento de los casos positivos de Covid y de la demanda de internaciones por otras patologías.

Dicho cartel, explicó, se colocó para “alertar a las ambulancias” que la clínica “está complicada” para recibir a personas con Covid “en estado delicado” porque “estamos a full con la capacidad”.

Sin Camas04

“Buscamos evitar retrasos e inconvenientes en los traslados. Hoy tenemos el 35% de las camas destinadas a pacientes con Covid y estamos con la capacidad completa. La creciente demanda empieza a complicar las cosas y estamos casi al borde de la capacidad”, indicó Carrión.

El director médico aseguró también que el requerimiento de internaciones por casos de Covid “ha sido brusco” en la última semana y pidió a toda la población “extremar cuidados, no relajarse y cumplir con todos los cuidados y medidas sanitarias”.

“La situación es grave”

Similar panorama comenzó a advertirse en la Clínica 25 de Mayo, donde en la última semana “aumentaron las consultas ambulatorias, los test, la tasa de positividad, las internaciones y cada vez hay menos camas”, refirió el coordinador del Servicio de Infectología de la institución, Gonzalo Corral.

“Estamos con un nivel de ocupación casi máximo. Tenemos muchos pacientes graves y con ventilación mecánica. Estamos claramente en la segunda oleada con una situación grave y con peligro de colapso”.

25Clinica 07

En el pico de la pandemia, entre septiembre y octubre del año pasado, la clínica llegó a disponer de unas 60 camas para pacientes con Covid. Hoy hay más de 35 ocupadas, pero la situación es “más grave” por dos motivos: la velocidad con la que crecen los contagios -y en consecuencia la internación- y la demanda de pacientes con otras patologías.

“Hoy hay una cantidad de pacientes ventilados en la terapia no Covid tan importante como en la de terapia Covid y el recurso es finito. Convivimos con pacientes no Covid graves y con pacientes Covid graves en la otra terapia”, indicó Corral.

En la última semana, advirtió, el aumento de casos fue “muy marcado”. “Posiblemente la otra semana vaya a ser peor y las que siguen también, lo que pone en riesgo la capacidad del sistema y genera peligro de colapso”, alertó.

A raíz esta situación, la clínica se contactó con las autoridades de Zona Sanitaria VIII y la Secretaría de Salud para ponerlos al tanto y “tratar de que desalentar la derivación de pacientes”.

En simultáneo, la institución busca “desalentar la consulta de pacientes y no queremos que haya gente internada en la guardia. Los pacientes vienen y se los atiende como se puede, pero la situación es preocupante, grave”, agregó.

“Tenemos todo completo”

En la Clínica Colón, la totalidad de las camas de terapia intensiva destinada a los casos de coronavirus “está completa” y en la sala general, hasta ayer, solo quedaba una cama disponible.

“Hay un rebrote importante y se duplicaron los casos. La terapia Covid está llena y la general también. El piso Covid está todo ocupado y las habitaciones que eran individuales hoy deben ser compartidas. La guardia está completa y con pacientes complicados. Pronto, si no nos queda alternativa, deberemos volver a internar a gente en la guardia, que no es lo ideal pero no nos queda otra, no los podemos mandar a la casa”, indicó preocupado el director médico, Alberto Mano.

Clinicas Pri05

“Realmente la situación es preocupante. Hay un incremento de personas más jóvenes con cuadros graves. Antes los más complicados eran los mayores, pero hoy tenemos casos muy delicados en gente de 40 años“, advirtió Mano y destacó que hoy “es real y concreta” la posibilidad del colapso y desborde del sistema sanitario.

Reuniones sociales, foco de contagio

Además de la velocidad con la que vienen creciendo los contagios, la segunda ola de Covid-19 exhibe una particularidad que la diferencia del escenario sanitario del año pasado: el aumento en la cantidad de pacientes jóvenes, de entre 30 y 50 años, con cuadros graves.

La amplia mayoría de los marplatenses con diagnóstico positivo de coronavirus que demanda atención médica refiere haberse contagiado en reuniones sociales.

“No estamos viendo contagios masivos en lugares de trabajo o en los geriátricos. El foco está en las reuniones sociales”, aseguró el doctor Alberto Mano, director médico de la Clínica Colón de Mar del Plata.

En la institución, donde ayer toda la terapia intensiva de Covid y el piso especialmente acondicionado estaban con ocupación plena (solo quedaba libre una cama), se advierten esos patrones: hay mayor cantidad de pacientes menores de 60 años con cuadros graves que reconocen haber contraído la enfermedad en distintos tipos de reuniones sociales.

fiesta clandestina

Una de las fiestas clandestinas desarticuladas recientemente.

“Si no hay un manejo social y no toma conciencia… entiendo que la gente esté harta, pero solo el que padece esta enfermedad sabe lo que es. Y hasta que no la padecen no se arrepienten de no haberse cuidado. El no cuidarse parece más una rebeldía ante las autoridades. Pero no es un tema de política, sino de salud y de conciencia porque no vamos a dar abasto para atenderlos”, analizó Mano.

Asimismo, refirió que este año tampoco se están detectando “contagios masivos” en el personal sanitario, que más allá de estar vacunado en su gran mayoría, “aprendió a cuidarse y si uno tiene Covid, el del al lado no se enferma porque se cuida, usa barbijo y mantiene la distancia”, sostuvo y advirtió que se ve “un alarmante relajamiento de los cuidados” entre los marplatenses.

El coordinador del área de Infectología de la Clínica 25 de Mayo, Gonzalo Corral, coincidió en que la institución viene atendiendo a una mayor cantidad de pacientes Covid jóvenes con “cuadros muy delicados” e insistió en la responsabilidad individual y en el cuidado personal.

“Vemos que el contagio se da por el contacto con el otro cuando estamos con otra gente sin barbijo, algo que se da en las reuniones sociales”, advirtió y señaló que es ahí donde está hoy el principal foco de contagio.