La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Provincia 21 de septiembre de 2018

Declaran a Etchecolatz “persona no grata” en la provincia de Buenos Aires

La iniciativa presentada en el Senado bonaerense por el senador de Unidad Ciudadana-FpV, Gustavo Traverso, fue aprobada por unanimidad.

El genocida y represor Miguel Osvaldo Etchecolatz fue declarado por el Senado bonaerense “persona no grata en la Provincia”.

El proyecto fue presentado por el senador de Unidad Ciudadana-FpV, Gustavo Traverso, y la iniciativa fue aprobada por unanimidad.

El legislador por la cuarta sección electoral celebró la declaración de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires y dijo que “es un logro de nuestra democracia”. “Vamos a seguir buscando siempre Memoria, Verdad y Justicia. Nuestra sociedad tiene una memoria activa y consciente en política de Derechos Humanos”, añadió.

Miguel Etchecolatz, quien fuera director de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la última dictadura cívico-militar, condenado en reiteradas ocasiones por crímenes de lesa humanidad y sentencias unificadas en la pena de reclusión perpetua de cumplimiento en cárcel común, fue recientemente beneficiado con la modalidad de “prisión domiciliaria” en Mar del Plata.

Sin embargo, como resultado de la presión social y los escraches de organizaciones de DDHH y vecinos de la ciudad, la Cámara de Casación Penal revocó el arresto domiciliario en marzo último y ordenó su retorno a la cárcel de Ezeiza, donde actualmente cumple condena.

La concesión del beneficio de la prisión domiciliaria adoptada por el Tribunal Oral Número 6 significó un retroceso en el camino trazado por decenas de juzgados en todo el territorio nacional, tras 34 años de convivencia democrática y de larguísimas jornadas de lucha con la certeza y la convicción de que la definición era NUNCA MÁS.

La prisión domiciliaria ofende a la memoria de las víctimas del terrorismo de Estado, al conjunto de la población y a los más preciados valores democráticos.