La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Zona 12 de febrero de 2020

Denuncian a criadero de porcinos por verter desechos y afectar el medioambiente

Aseguran que el accionar se repite desde 2016 cuando vecinos de la zona enviaron una notificación al municipio para que se le brinde solución. El líquido sobrante se escurre por cañadones hacia lotes linderos y el arroyo “Las Brusquitas” generando, entre otras cosas, un olor nauseabundo y presencia de plagas.

Tras la denuncia, el OPDS ya había visitado y multado a los propietarios del establecimiento en 2017.

MIRAMAR (Corresponsal).- A través de un pedido de informes, el concejal Roberto Gejena (UCR/JpC) solicitó al municipio de General Alvarado que implementen las medidas necesarias ante la actividad de un establecimiento rural, dedicado a la crianza porcina, al cual se lo acusa de verter líquidos sobrantes de su producción de manera irregular.

El tema viene de larga data ya que en 2016 un grupo de vecinos de la zona, envió una nota a la comuna explicando la situación. Al parecer, las piletas de depósito no son desagotadas en tiempo y forma, lo que produce que el líquido sobrante se escurra por cañadones y cunetas, parte hacia el arroyo “Las Brusquitas” y también hacia sectores que habitan otros vecinos quienes se quejan reiteradamente por los olores nauseabundos.

“Hace tres años habitantes de las cercanías realizaron una presentación ante el municipio mediante la cual hacían hincapié en la gravedad de la contaminación producida por una granja porcina ubicada a unos 2500 metros de la planta urbana de Comandante Nicanor Otamendi”, dijo a LA CAPITAL, el legislador municipal.

“A raíz de no haber recibido respuestas, nuestro bloque de concejales presentó un pedido de informes para que el Departamento Ejecutivo actúe rápidamente sobre el problema en cuestión”, agregó  Gejena.

El escrito explica que, “por un lado se mencionan los desechos vertidos a ambos lados de la calle pública que rodea el predio, formando piletones con aguas estancadas sin el tratamiento correspondiente, sumado al crecimiento de plagas como mosquitos y moscas, entre otros”.

Además se resalta “el uso de productos químicos tales como antibióticos y hormonas de crecimiento inyectables que son suministrados en los alimentos de forma rutinaria con el fin de prevenir enfermedades y acelerar el engorde”.

El pedido además señala que, “es obligación del Estado disponer todo lo que sea necesario dentro del ámbito permitido por la ley a efectos de impedir que se produzcan daños irreversibles”.

Antecedente e inspección

En 2017, responsables de la Unidad de Fiscalización del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), autoridad de aplicación en temas ambientales de la Provincia de Buenos Aires,  realizaron una inspección en dicho campo.

La visita culminó con un acta de infracción donde se le informó a los titulares de la firma que debían adecuarse a la normativa en cuanto a las observaciones establecidas.

“De acuerdo a lo reglamentado por Senasa deben limpiar todos los días. Los desechos van a piletas grandes donde hay que realizar un tratamiento y luego ser retirados por un camión atmosférico”, destacó Gejena ante este diario.

“Sin dudas los altos costos no le permiten hacerlo normalmente, entonces se rebalsa y el sobrante va por cañadones a campo traviesa, luego cunetas y llega hasta cercanías de la ciudad, causando molestias a los vecinos sobre todo de un barrio privado de casas quintas. Al haber una tranquera limitante no es fácil acceder por eso se necesita la intervención de un organismo competente porque en verano se agudizó el conflicto”, mencionó el legislador comunal.