La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 14 de septiembre de 2019

Detienen a una mujer y la acusan del asesinato de Karina Fragoso

La detuvo personal de la DDI por orden del fiscal Leandro Arévalo. Pese a que en las imágenes del homicidio la apariencia del autor del hecho parece ser la de un hombre, la investigación determinó que fue una mujer.

Una mujer de 26 años fue detenida y acusada de ser la autora material del asesinato de Karina Fragoso (50), ocurrido el jueves 5 de septiembre cuando caminaba por una calle del barrio Bernardino Rivadavia.

La mujer fue identificada como Eugenia Argañaraz (26) y cuenta con numerosos antecedentes, de acuerdo a la información a la que tuvo acceso LA CAPITAL.

El fiscal Leandro Arévalo se basó en la labor de la DDI local, en el análisis del video de parte de especialistas fisonómicos y en la declaración de distintos testigos del barrio Centenario, en cuyas cercanías Argañaraz tiene su residencia.

Pese a que en el video se observa que el ataque en México y Garay parece ser perpetrado por un hombre, los investigadores descubrieron que podía tratarse de Argañaraz, debido a sus peculiares características físicas. Distintas averiguaciones llevaron a acumular prueba que algunas fuentes judiciales aseguran “irrefutables” contra Argañaraz, quien finalmente fue detenida esta tarde en Chile entre Castelli y Garay. Esto es a la vuelta del lugar del asesinato de Fragoso.

Argañaraz cuenta con antecedentes por robo agravado por uso de armas, robo en grado de tentativa, robo y hurto, y además fue investigada aunque nunca imputada en el crimen del cardiólogo Roberto Tortorella.

Este domingo por la mañana el fiscal Arévalo le tomará declaración a Argañaraz por el delito de homicidio agravado por el uso de arma.

El asesinato
de Fragoso

El jueves 5 de septiembre a las 20, Fragoso había descendido del colectivo de la línea 571 en la esquina de México y Castelli. Desde allí se dirigía a la casa de su actual novio pero apenas alcanzó a cruzar la calle y ni siquiera alcanzar la mitad de cuadra cuando fue alcanzada por la persona que terminaría asesinándola.

Un video captado por la cámara de seguridad de una vivienda muestra primero a Fragoso cruzando la calle en diagonal y segundos después a la persona que la atacaría.

En esa secuencia parecía observarse a un hombre correr por detrás de Fragoso, vestido con ropa deportiva y con zapatillas con una suela singular (daban la impresión de ser zapatos de tacos altos y anchos).

El segundo tramo del video registró cuando la persona armada intercepta a Fragoso y luego se corta. Esa cámara solo funciona por movimiento, lo que hizo que se interrumpiera la grabación en el momento del disparo. Luego vuelve a iniciarse y captar cuando la persona atacante escapa corriendo.

Fragoso cayó en grave estado a partir del disparo que recibió en su cabeza, con trayectoria descendente y orificio de ingreso en el parietal derecho y salida en la nuca.

La investigación policial buscó en un principio algún móvil en la vida personal de Fragoso, ya que los indicios de un robo asomaban atenuados por varias razones, la primera ella el extremo violento del mismo. También que a Fragoso no le habían sustraido ni siquiera el teléfono celular o el bolso que cargaba.

Pero la hipótesis de un crimen por venganza o encargo no avanzó ante la falta de razones en la vida privada de la víctima.

Mientras tanto, la DDI desplegó a sus hombres en el barrio Centenario y Bernardino Rivadavia hasta que pudo encauzar el caso. Distintas pruebas evaluadas por el fiscal Arévalo condujeron a Argañaraz, una mujer sin domicilio fijo pero que vivía entre ambos barrios.

Finalmente surgió un testigo de identidad reservada que brindó información clave y definió esta etapa inicial de la causa.