La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Arte y Espectáculos 31 de julio de 2020

Documental marplatense propone emancipar el pensamiento de la religión

"El ateo", de Daniela Reboiras y con el protagonismo de Fernando Lozada, se pre estrenará este domingo en la página de Facebook Actvismo Audiovisual.

Filmado en medio de la cuarentena, puertas adentro de su propia casa, el documental “El ateo” tiene dirección de la cineasta marplatense Daniela Reboiras y está protagonizado por Fernando Lozada. Se lo podrá ver en calidad de pre estreno este domingo desde las 18 en la página de Facebook Activismo Audiovisual. Desde allí, un link direccionará al canal de YouTube de este movimiento y estará liberado durante veinticuatro horas.

Conocido por ser el creador de Ateos Mar del Plata, por formar parte del movimiento de librepensadores y por conducir el programa radial La voz del erizo, entre otras participaciones, Lozada se considera un activista que cuestiona el rol de las iglesias y de las religiones en nuestras sociedades contemporáneas.

Este filme, nacido de las muchas charlas que mantiene con su compañera y cineasta, refleja esas mismas inquietudes.

“Mi aporte tiene que ver con pensar en cómo se ha metido la religión cristiana en el sentido común, en nuestra forma de ver el mundo, más allá de lo religioso que uno lo ve de una manera más obvia”, contó Lozada a LA CAPITAL.

Lo que no es tan obvio ni tan directo, dijo, es cómo el pensamiento religioso monoteísta subyace detrás de la visión del mundo actual. “La idea del documental es mostrar cómo la religión se ha metido adentro de nuestras cabezas y cómo se refleja en nuestras vidas y en las instituciones, como en el Estado”, agregó.

La directora coincidió: la religión “se mete tan profundo en nuestra psiquis al punto de que terminamos siendo, además de funcionales al sistema, inconscientes de cuánto influyen en nuestros pensamientos, emociones y decisiones cotidianamente”.

Reboiras contó que la película sigue por diversos escenarios hogareños, cotidianos, a “un ateo que sabe mucho de religión y sabe que ese conocimiento emancipa”, porque “comprender cómo funcionan esas estructuras nos ayuda a recuperar nuestra autonomía y a ser más libres”.

Y Lozada aportó: “Si queremos pensar en un mundo basado en el libre pensamiento, en tratar de buscar la felicidad a través de eliminar los prejuicios y los tabúes atávicos en nuestra sociedad tenemos que empezar a rever las lógicas con las cuales nos estamos comportando, porque es una herencia de los sistemas de dominación”.

-Daniela ¿cómo trabajaste la imagen, teniendo en cuenta que filmaste desde el encierro, sin posibilidad de que hubieran muchas locaciones?

Reboiras: -En realidad no necesitábamos grandes locaciones. Tampoco tengo luces, el objetivo de la cámara está roto, el micrófono no es muy bueno y ni siquiera mi conocimiento sobre cine es muy amplio. Pero filmo igual, como sea, como pueda. Se me ocurrió que para que no fuera tan estático podíamos abordar cada tema junto con alguna actividad para salir un poco del formato entrevista. Hice una lista de los temas que más me interesaban, Fer aportó otros y otros fueron surgiendo a medida que avanzábamos. Después elegí los escenarios en base a las limitaciones, que principalmente era la luz. Casi todas las escenas son en el parque o en la terraza, cámara en mano.

-¿Diferenciás lo espiritual de lo religioso? ¿Considerás que lo espiritual es una necesidad humana?

Lozada: -Esa parte está contada en el documental. La idea de muchas religiones fue tener el monopolio de la espiritualidad. Lo planteo a partir de redefinir el espíritu, podría decir que es la parte sensible de la mente, una propiedad emergente de todo este sistema complejo que somos (las personas) y esa espiritualidad es lo que resuena en esa estructura, lo que nos sensibiliza o nos conmueve. Somos seres que todo el tiempo estamos cambiando y esa parte sensible también cambia. La espiritualidad es cambiante y por lo tanto una religión que tiene una espiritualidad enlatada, estática, quizá en algún momento de tu vida te llene pero en algún momento si eso sigue haciéndolo quiere decir que estás estancado. Mi propuesta es  estar permanentemente en esa búsqueda, que tiene que ver con la búsqueda del sentido de la vida. No creo que haya algún tipo de plan ni destino. Me parece que uno debería buscar aquello que lo hace feliz, pero no de manera aislada. Soy hedonista en el sentido completo del término: los mayores placeres se dan cuando uno puede compartir.

Podés ver el trailer de “El ateo” acá: