La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 7 de mayo de 2019

Dos mujeres se encadenaron en el despacho del intendente Arroyo

Piden que el jefe comunal ordene el arreglo de las calles y luminarias del barrio Nuevo Golf. Están acompañadas por vecinos y el presidente de la sociedad de fomento, Mario Peralta.

Reclamo por las calles. Norma y Susana, las vecinas del barrio Nuevo Golf, encadenadas frente al despacho de Arroyo.

Dos mujeres que viven en el barrio Nuevo Golf se encadenaron esta mañana a la puerta del despacho del intendente Carlos Arroyo, en reclamo de soluciones por el estado de las calles y la falta de luminaria.

“Queremos hablar con el intendente porque queremos que nos dé una solución para nuestro barrio. Están todas las calles rotas, llenas de baches, y hace varios meses que estamos esperando: estuvimos por Batán, por el Emvial, por todos lados”, señalaron Norma y Susana a los medios de comunicación que se encontraron con la imagen de ambas vecinas en el lugar.

Según señalaron, la de hoy es la “tercera vez” que las mujeres se dirigen al edificio de Yrigoyen y Luro, y que para el último “fin de semana largo” personal municipal les había asegurado que las máquinas iban a estar trabajando en el barrio.

“Pero nos están mintiendo, por eso queremos que nos reciba el señor intendente, porque estamos cansados de esperar, no queremos esperar más. De acá no nos vamos hasta que venga el intendente. Nos quedaremos el tiempo que sea: hoy, mañana, pasado. No nos importa nada. Queremos no mientan más: queremos saber cuándo van a mandar las máquinas, cuándo van a poner las luces, porque vivimos en la oscuridad.”, dijeron las mujeres, quienes se encuentran acompañadas por vecinos y el presidente de la sociedad de fomento de Nuevo Golf, Mario Peralta.