La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 27 de marzo de 2019

En una sesión caliente, aprobaron sobre tablas la emergencia en infraestructura escolar

Directores de escuela, concejales, consejeros escolares y dirigentes gremiales describieron inconvenientes de infraestructura en los establecimientos educativos. La oposición, con apoyo radical, terminó ganando una votación para la que a priori no tenía los votos.

Consejeros opositores y dirigentes gremiales, con carteles sobre el estado de las escuelas en el recinto del Concejo, el día que se aprobó la emergencia.

El Concejo Deliberante se convirtió este miércoles en una caja de resonancia de los reclamos de infraestructura de directores de escuela, consejeros escolares y dirigentes de los gremios educativos.

En una sesión especial destinada a poner “para poner la educación en el centro del debate político”, según presentó el radical Mario Rodríguez, impulsor de la jornada, el bloque de Unidad Ciudadana logró la aprobación de un proyecto que declara la emergencia en infraestructura escolar.  

La propuesta la hizo Marina Santoro, quien además solicitó la renuncia del secretario de Educación municipal, Luis Distéfano, y la respaldó Acción Marplatense. Vilma Baragiola, de la UCR, en un principio se opuso férreamente a la incorporación del expediente, pero terminó votando a favor al igual que todo su bloque. 

Antes de la polémica por la declaración de emergencia, Ariel Ciano (Frente Renovador) afirmó que el estado de las escuelas “se agravó” desde que asumieron “Macri y Arroyo” y no coincidió con el reclamo de renuncia a Distéfano. “El secretario de Educación ya cambió y la política educativa no”, recordó sobre el reemplazo de Distéfano a Ana María Crovetto en marzo del año pasado. “La responsabilidad es de Arroyo y Macri”, insistió.

Santiago Bonifatti (Sumar) y Marcelo Fernández (Acción Marplatense) sumaron cuestionamientos, mientras que Angélica González, de la Coalición Cívica, salió en defensa de la Provincia al enumerar una serie de obras que puso en marcha el gobierno bonaerense y Patricia Serventich (Agrupación Atlántica) hizo lo propio con Arroyo y Distéfano.

Antes de los posicionamientos políticos, el Concejo puso el cuerpo en comisión para darle la palabra a directores y dirigentes gremiales. Narda Cabrera, una alumna del CEF, recordó que la pileta cubierta está cerrada “desde hace un año por una pérdida de gas”. “Las personas adultas estamos perdiendo la calidad de vida. Está tan deteriorado el CEF como la pileta cubierta”, comentó.

Claudia Luengo, directora de la secundaria 33 de El Boquerón, dijo que la escuela “se está cayendo”. “Desde 2016 entramos en un proyecto de reemplazo de edificio que nunca se hizo efectivo. En 2015 empezamos a hacer reclamos más fuertes, pero dependemos del estado del clima para poder dar clases. No hay ventanas, se fueron cayendo. Tenemos solamente dos aulas con ventanas”, describió.

También mencionó que “es una escuela sin patio porque los árboles con sus raíces han roto el piso y los pluviales están todos tapados”. “Nos inundamos cuando llueve. No tenemos sillas”, agregó, y apuntó: “Ya no sabemos qué puertas golpear porque hemos golpeado todas. Espero que esta vez nos escuchen. Deseo que mínimamente nos visiten y vean lo que estoy hablando”.

La secretaria docente del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), Alejandra Ayek, indicó que hay establecimientos municipales “que no cuentan con el servicio de gas” y “hace un año esperan” para que se lo conecten. “Tenemos desagües que desde 2015 no han sido atendidos y producen serias inundaciones”, señaló. Contó el caso de la 204, que tiene los baños clausurados. Y acotó: “Tenemos varias escuelas en las que el personal no tiene baños y otras con aulas clausuradas ante el peligro de que se lastime algún alumno”.

Según Ayek, “los tanques de agua que deben estar limpios este año tampoco fueron atendidos” y “la solución ha sido  tirar cloro”, lo que supone “retrasar dos horas el ingreso de los alumnos”.

La dirigente gremial arremetió contra el gobierno municipal al decir que “las docentes han sacado fotos de la caca de lauchas y ratas porque no se hizo la desratización”, al tiempo que cuando llueve “los docentes no pueden ingresar (a algunas escuelas) por el estado de los accesos”.

La consejera escolar Eva Fernández le metió un fuerte condimento político a la sesión al mencionar que sus pares de Cambiemos habían decidido no participar y preguntarles a los concejales del oficialismo “qué han hecho en tres años por la educación pública”.

Gustavo Santos Ibáñez, secretario general de Suteba, sostuvo que “nada es igual en la escuela pública luego de la muerte de una docente y un auxiliar en agosto del año pasado en Moreno”, y pronosticó que “lo mismo va a suceder en la escuela 205 (de Mar del Plata) con la próxima lluvia”.

El dirigente lamentó que “el gobierno nacional recortó el presupuesto educativo un 39%” este año y “el de la provincia “4,1% desde 2015”, por lo que fue el primero en solicitar la declaración de una emergencia edilicia en las escuelas municipales y provinciales del distrito.

Como representante de la Pastoral Social de la Iglesia, Oscar Maipa transmitió “el dolor y la preocupación del obispo por la situación de los más vulnerables”. “Busquen una pronta solución”, exigió. Y llamó a distribuir apropiadamente los recursos.

El director del cerrado Centro de Formación Profesional 416 subrayó que “la baja” de ese establecimiento “dejó a 20 docentes sin empleo, pero también le cierra las puertas a cientos de jóvenes y adultos para salir al mundo del trabajo”.