11 de enero de 2019
Comentarios

El director de ARBA destacó que “la lógica de control invasivo cambió”

Gastón Fossati visitó el “Punto Arba” que funciona en Playa Grande, donde se reciben consultas, se emiten boletas y se realizan trámites. Remarcó los cambios en la política de control del área a su cargo.

En su paso por Mar del Plata, el director ARBA, Gastón Fossati, visitó esta mañana el espacio de servicios que la Agencia de Recaudación instaló este verano en Playa Grande, donde los contribuyentes de la ciudad y los turistas pueden acceder a distintos servicios para saldar consultas, llevarse las boletas para pagar y realizar distintos trámites. En su visita, remarcó el “cambio de lógica” en la política de control del área a su cargo.

El espacio frente al mar está equipado con sillones y sombrillas, juegos para los más chicos y una mesa con varias computadoras en la que el personal de la agencia atiende a los contribuyentes que se acercan a realizar consultas.

Visiblemente ubicado en el acceso a Playa Grande, este “Punto ARBA” permanecerá allí durante todo el verano, al igual que el que desde hace semanas se encuentra en el centro de Plaza Mitre, con la misma funcionalidad.

PUNTO ARBA 10

“En este punto se reciben las consultas que tienen los contribuyentes, se hace la emisión de boletas y se puede cumplir con algunos trámites pendientes”, indicó Fossati en contacto con la prensa.

El director de ARBA insistió en la “alta informalidad” que la Agencia registra en la disposición de medios electrónicos de pago en los comercios de la Provincia de Buenos Aires –en Mar del Plata el 40% no acepta tarjetas, como informó LA CAPITAL- y recordó que desde el 2019, tras la adhesión a la ley nacional, “es una obligación en todo el territorio bonaerense”.

Pero además, en plena temporada y en función de la llegada del turismo a Mar del Plata, Fosati reparó en el “cambio de lógica” que aplicó la Agencia en relación a años atrás en lo que tiene que ver con la política de control implementada.

PUNTO ARBA 02

“Claramente se fiscaliza que estén inscriptos en ingresos brutos, que se pague el impuesto inmobiliario y el automotor, pero no rige más esa lógica de años anteriores de control invasivo”, aclaró el funcionario.

“Por supuesto se realizan controles en edificios, por los metros declarados. También sobre la hotelería, los hospedajes, estacionamientos y cocheras. El control está, eso es claro, pero cambió la lógica de ir a perseguir o invadir”, afirmó al respecto

DEL PAPEL A LA FACTURA DIGITAL, CON DESCUENTOS

Gastón Fossati explicó que ARBA tiene la “firme decisión” de seguir profundizando la migración del papel y los trámites personales a la boleta digital y los medios de pago electrónico.

En ese sentido, recordó los beneficios de esos medios de pago a través de “Elegí Digital”, la herramienta de la Agencia que apunta a consolidar ese camino: “Contamos con descuentos de hasta el 20% para aquellos que paguen con débito automático y boleta digital los impuestos automotor, inmobiliario y también las embarcaciones”.

PUNTO ARBA 01

Al respecto aclaró que con esa adhesión, de las cinco cuotas anuales, un 20% de descuento implica una cuota menos por año.

“Es necesario seguir en este cambio de familizarizarnos con las nuevas tecnología. Por eso, cuando en 2018 cuando comenzamos con la boleta digital, alcanzaba casi a un 35% y hoy ya contamos con un 65% que opta por la boleta digital y los medios de pago electrónico”, aseguró el director de ARBA.

Subir