CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 18 de mayo de 2021

El Ejecutivo llegó a un acuerdo con el sindicato de municipales

Lo confirmaron altas fuentes municipales. El incremento salarial de este año será del 36%, prorrateado entre mayo y noviembre.

Después de un mes en que los agentes acumularon seis días de paro, el Ejecutivo local y el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) llegaron este martes a un acuerdo: los empleados percibirán este año un aumento de 36% dividido en cuatro veces, entre mayo y noviembre.

Las negociaciones culminaron con un acta firmada por el intendente Guillermo Montenegro; el secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti; el secretario general del STM, Antonio Gilardi, y el adjunto, Daniel Zacarías.

Con los salarios de este mes los trabajadores comenzarán a cobrar la primera parte del incremento, del 10%. Sumarán un 8% en junio, otro 8% en septiembre y un 10% en noviembre, siempre calculados sobre los valores vigentes a marzo. El acuerdo incluye la reapertura de la paritaria a partir del 1 de noviembre y el compromiso por parte de la comuna de efectivizar 700 reencasillamientos.

El gobierno comunal comenzó las negociaciones con una propuesta de 29%, en línea con la inflación proyectada por el Gobierno nacional, y luego hizo otras dos ofertas de 30 y 31% en varios tramos, pero ninguna convenció al gremio, que solicitaba 36% entre abril y septiembre para reanudar en octubre las conversaciones.

Ante el desacuerdo, realizó tres medidas de fuerza sin concurrencia a los puestos de trabajo: la primera el 20 de abril; la segunda el 27 y el 28 de ese mes y la última entre el lunes y el miércoles de la semana pasada.

Después de ese paro por 72 horas, el STM hizo saber que si el Ejecutivo no hacía un esfuerzo mayor se encaminaba a una medida de fuerza por tiempo indeterminado. De todas maneras, hacia el fin de semana las partes se llamaron a silencio, lo que hacía presumir la posibilidad de un acercamiento.

Finalmente, el gobierno aceptó abonar el 36%, pero con una distribución distinta a la peticionada por el sindicato.