12 de junio de 2018
Comentarios

En esta nota

El ministro de Transporte aclaró para que termine la sanata

Por Gerardo Gómez Muñoz

El martes pasado este espacio aclaró que, el intendente, había caído una vez más, en su vicio del autobombo, adjudicándose el mérito de una obra de real valía que favorece a diversas barriadas de Beruti entre Allió y 228. Se señalaba que la realización, pavimento sobre 24 cuadras de intenso tránsito de colectivos del servicio urbano sería, en realidad, parte de un programa del Ministerio de Transporte de la Nación que contempla ese trabajo y otros en la ciudad, por 100 millones de pesos.

El mismo ministro Guillermo Dietrich, acompañado de la secretaria de Obras de la cartera, Manuela López Méndez y el diputado nacional Guillermo Montenegro, visitó las obras el jueves, donde como quien no quiere la cosa explicó todo lo que está en marcha y que explicita, una vez más, LA CAPITAL del viernes. Algún informante lisonjero ligaba esta visita del ministro con las consideraciones que sobre la puesta en escena por Arroyo con él mismo de protagonista, había expuesto este espacio del diario.

Lo que queda claro es que el devaluado intendente no se la va a llevar de arriba y no podrá usar espúreamente y con avidez electoralista lo que no le corresponde a su deficiente gestión. El favor de la importante inversión provincial y nacional, en todo caso, se tratará de direccionar hacia la figura de Montenegro, precandidato del PRO, que obviamente no estuvo de casualidad acompañando a Dietrich en la escasa comitiva.

Sería también ingenuo considerar que la ausencia de Arroyo pueda ser suplida con variados funcionarios como Hernán Mourelle, Claudio Cambareri y Mariano Bowden, etc. El “lord mayor” y su presumido desplante al elegido titular de la confianza preelectoral oficialista, no hace sino reafirmar su distanciamiento de “Cambiemos” y relegar cada vez más sus expresadas ambiciones reeleccionistas, pese a la continua caída -según todas las encuestas- de su imagen y de su gobierno .

El panorama no se aclara, por el contrario

La división latente en el seno de “Cambiemos”, en los últimos tiempos, deja ver aristas disimuladas en casos y evidentes en otros. Los radicales en charlas reservadas o internas no dejan de quejarse de la manera cerrada de gobernar del jefe comunal y su entorno. Tampoco coinciden con los enfrentamientos que genera y la ampliación mediática que los expande conforme los consejos del entorno.

La posición del titular del Concejo Deliberante, Guillermo Sáenz Saralegui, fue lapidaria al calificar de inútiles a varios de los integrantes del nutrido, costoso y en otros casos “poco presentable”, grupo de consejeros. Pero en los últimos días, poco después de que su amigo político se proclamara peronista “del Perón del 45”, él saltó al ruedo confesando su afinidad -casi integración- a las filas del gobernador salteño Juan Manuel Urtubey. Uno se confiesa profesando el peronismo más alejado del macrismo y el otro como seguidor casi confeso de la línea del actual oficialismo. Y se dice en el Palacio que estarían en esta posición varios peronistas, encabezados por Sergio Correa, que lo secundan en el Concejo Deliberante.

En el radicalismo los dirigentes más activos y militantes como se verá más adelante, Maxi Abad y Vilma Baragiola, trabajan casi a destajo para fortalecer la participación partidaria en esferas de “Cambiemos”, más allá de que el díscolo presidente del comité se autopublicite como líder de un radicalismo distinto.

Otra patrulla perdida, la concejal González, aparece en el Concejo, de vez en cuando, con la bandera de Lilita, votando distinto. En fin, diversas posturas que se contraponen y dificultan la visión del escenario político que se viene en Mar del Plata y eso que falta ver qué hay en el variopinto peronismo, en el socialismo que se está moviendo con alguien que reaparece con Gustavo Pulti y su recompuesta Acción Marplatense, el Frente Renovador con el entusiasta Ariel Ciano y la luchadora sindical Mercedes Morro…, y los nuevos que buscan debutar con camisetas cambiadas.

¿Vuelve el socialismo?

Nadie que tenga algún conocimiento de la historia marplatense puede desconocer la participación protagónica en el desarrollo de la democracia y de las instituciones de la ciudad del socialismo, genéricamente hablando y de las distintas versiones en que se manifestó en el curso de los años.

En este espacio se aludió varias veces a movimientos que se advertían de parte de un ex concejal que volvía a ser residente permanente de la ciudad. Se hablaba concretamente del ex concejal, abogado y empresario agrícola ganadero y de la construcción, Juan Anastasía.

Hoy, concretamente, se puede afirmar que está en marcha el intento concreto de trabajar por el rebrote del viejo tronco. Además de Anastasía están en la patriada una figura de intensa trayectoria como el ex legislador y actual rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata Alfredo Lazzeretti, el titular del Partido Socialista Marplatense Oscar Celaya, el ex titular del mismo partido Andrés Cordeu, el veterano militante Amador Grande, otras figuras de la misma significación y empresarios cuya nominación por ahora reservan los informantes, a fin de facilitarles su tarea tendiente a comprometer a otros simpatizantes de similar significación a la de los ya incorporados.

El trabajo inicial, además, de las reuniones que han ido sumando, con discreción, a los entusiastas, se basará en los lineamientos que partan de las encuestas que se programan en estos encuentros liminares.

Abad y Vilma no cejan

Ambos pueden ser próximos precandidatos a intendente, sea por “Cambiemos” o por la UCR. Maxi habla de que “le gustaría” y Vilma sabedora como todos los que, aunque más no sea, husmean la política no vacila en proclamar que quiere serlo y que trabaja para ello. Ninguno de los dos posterga sus obligaciones de hoy, que son el trabajo legislativo en el Concejo Deliberante y en la Cámara de Diputados de la provincia, respectivamente. Y son los dos incansables. Abad estuvo en la reunión radical de la 5ª, en San Miguel del Monte, presidida por el vicegobernador Daniel Salvador. Luego presidió una reunión de centenares de mujeres radicales en Lincoln, buscando la cohesión necesaria de la UCR para reclamar mayor participación en la alianza multipartidaria.

Más significativa aún fue su actuación como legislador donde fue fundamental su tarea de sumar voluntades -votos-, para lograr la aprobación masiva del proyecto de ley que refuerza la decisión del Ejecutivo de eliminar de las facturas de luz y agua los impuestos provinciales. Tarea nada fácil porque antes hubo que ajustar con los municipios acuerdos que reinvindicaran las pérdidas de las coparticipaciones correspondientes.

Por su parte Baragiola que no deja de afirmar su participación sin vacilaciones en “Cambiemos”, dejó plantada su participación también sin atajos en la UCR, estuvo en el encuentro seccional del partido. Y en la ciudad no cejó, pese a un delicado estado de salud de su señora madre, de las visitas y reuniones con vecinalistas. No es poca cosa para los dirigentes oficialistas de hoy trasladarse a los barrios, donde proliferan las quejas, para hacerse cargo de las gestiones ante los organismos competentes para lograr aportes y soluciones. El convenio con el Ceamse dio pie al compromiso de Vilma ante los vecinos para pelear también contra la proliferación de basurales, para la reparación de las calles, la instalación de luminarias y la seguridad.

Otros dos que laburan doble

El senador de “Cambiemos” Lucas Fiorini, tiene una función relevante en la Cámara alta provincial donde es relevante su participación en importantes comisiones incluida la presidencia en la que trabaja con los temas de pesca y puertos. En Tandil estuvo en reuniones que presidió el vicegobernador -presidente del Senado y titular de la UCR bonaerense y el secretario Alex Campbell en el marco del Foro de Mujeres del PRO, al que concurrió acompañado de las dirigentes del sector Jorge Macri: Stella Leguizamón de Crear y Florencia Ranelucci del PRO. Un tema principal del encuentro fue: “Ciudades Digitales”. Está lo de la capacitación de los que ejercen la política, doblemente auspicios si eso no implica desmedro del tiempo debido a su actuación institucional. Todavía mejor si se deja margen para la militancia interna y ante sectores del peronismo de la precandidatura de Montenegro: tampoco hay declinación de su actividad en barrios y entidades deportivas.

Otro caso es el del diputado provincial peronista Juan Manuel Cheppi del bloque “PJ-Unidad y Renovación” que preside el ex intendente de Florencio Varela Julio Pereyra. Este, con participación activa del radical Maxi Abad organizó uno de los encuentros del “Ciclo Seminarios sobre el Gobierno Municipal Argentino”. Pereyra que preside la “Fundación Findel”, contó con el apoyo de la Cámara de Diputados de la Provincia y de la Universidad de Mar del Plata. Temas centrales fueron la autonomía municipal y la coparticipación. Obviamente Abad y Cheppi tuvieron activa y estudiada exposición de ese temario.

El estudio está bueno para los políticos, pero si en días tan poco benignos como el del fin de semana se lo ve a un legislador como Cheppi con su equipo de trabajo dialogando con los vecinos y padres de los chicos de la escuela de fútbol “Carlos Mugica” del barrio “Don Emilio” y más tarde en el “Malvinas Argentinas” en las canchas de fútbol del Club Unión, cumpliendo igual tarea. Dar la cara ante las quejas de la gente y prometer gestiones en busca de soluciones es bueno. Y si se logran resultados mejor, pero desde ya es positivo ver estas nuevas imágenes en la política. Sobre todo porque se está hablando de dirigentes que no están pidiendo ni comprando votos sino dando la cara. Y mejor que mejor que se trata de una nueva generación “la de los pre 40”.

Subir