La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
El País 16 de septiembre de 2020

El Senado se apresta a debatir sobre los jueces Bruglia y Bertozzi

Los magistrados, cuyos traslados fueron ordenados por decreto de Mauricio Macri, deberán volver a sus tribunales de origen

En la sesión especial del Senado de la Nación convocada para hoy a las 15, no se dará acuerdo al traslado de Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi (quienes habían sido trasladados de juzgados durante la gestión de Cambiemos) de un tribunal oral a la Cámara Federal en 2018, por lo que deberán abandonar Comodoro Py y volver a su juzgado de origen.

Así lo afirmó ayer el senador Oscar Parrilli (Frente de Todos) quien indicó que “estos jueces fueron puestos a dedo y están demostrando que sólo fueron designados para hacer persecuciones y se quieren quedar para darle impunidad a (Mauricio) Macri”.

El senador neuquino indicó que “el Consejo de la Magistratura encontró 10 casos de jueces que fueron trasladados sin acuerdo del Senado” y “Bruglia y Bertuzzi se revelaron, no concurrieron al Senado y están demostrando que son jueces especiales”, por lo cual según adelantó, hoy “no se les va a prestar el acuerdo a Bertuzzi y Bruglia y tendrán que volver a sus juzgados”.

Cabe destacar que los magistrados, que hoy integran la Cámara Federal de Comodoro Py, presentaron un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que el máximo tribunal intervenga y así evitar que el Senado deje sin efecto sus traslados.

Pero el máximo tribunal en una escueta resolución de apenas cinco líneas,  indicó que no opinará por ahora sobre su situación. Esto deja el futuro de los letrados en manos de los senadores, que tienen previsto rechazar sus designaciones por la irregularidad  que en el mecanismo se utilizó para trasladarlos desde el Tribunal Oral Federal 4, a la Cámara Federal de Comodoro Py, sin que cumplieran los requisitos que prevé la Carta Magna de pasar por un concurso ni por el Congreso para obtener el “acuerdo” que allí se marca.