La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 16 de enero de 2020

El SOIP advirtió que la situación en la pesca es cada vez más complicada

"Hay amenazas de todas las empresas y la situación es cada vez más complicada", advirtió el SOIP. Ochenta trabajadores se quedaron sin empleo, el martes, por el cierre de Arte Pesca.

El cierre de una planta pesquera en el puerto dejó a alrededor de 80 personas sin trabajo y encendió la alarma en los gremios del sector. Desde el SOIP, aseguraron que la situación es “cada vez más complicada” y que varios empresarios ya anunciaron la posibilidad de despedir empleados.

La firma Arte Pesca confirmó el martes el cierre de sus tres plantas. El primer aviso fue para los trabajadores del frigorífico ubicado en Bermejo 776 que al llegar al lugar se encontraron con las persianas bajas y la novedad del cierre.

Durante el mismo día se registró una situación similar en otras dos plantas de la firma y en total hay 80 personas que perdieron su empleo.

PESQUERA2

A través de una abogada, los responsables de la planta de fileteado, envasado y congelado, manifestaron su intención de indemnizar a los trabajadores que por estas horas negocian el mejor acuerdo posible. La mayoría de los empleados no estaban registrados y la suma ofrecida por la firma equivale a un 50% de la indemnización correspondiente.

Panorama complicado

El secretario adjunto del SOIP, Adolfo Echeverría, confirmó que el sindicato está asesorando a los trabajadores en la negociación.

Más allá de la situación de Arte Pesca, el sindicato advirtió que “la mayoría de las empresas están amenazando que no pueden afrontar el porcentaje de retención por exportación y que si siguen así, van a cerrar”.

Echeverría remarcó que la situación de los trabajadores en tierra viene en retroceso y que el panorama es “muy complicado”.

“Tenemos amenazas de todas las empresas que dicen que no van a poder seguir. Las que no tienen barcos están mucho más complicadas”, sostuvo Echeverría.

Además de la situación de las empresas, los trabajadores que hacen el proceso en tierra aseguran que la exportación en bloque de langostino y merluza afectó al sector en el último tiempo. “La gente está muy preocupada. Hay cada vez menos materia prima y las empresas se vienen achicando”, afirmó el dirigente del SOIP.

Días atrás, las cámaras del sector habían manifestado preocupación.“El sector pesquero no aguanta una escama más de presión tributaria”, declaró el presidente de la Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura (Caaba), Diego García Luchetti. Y agregó que la suba de los derechos de exportación al 9% “golpea fuerte al sector, y especialmente al sector fresquero que procesa su materia prima en tierra para exportación”.

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de la Industria Pesquera Argentina, Antonio Solimeno, advirtió que “no hay un buen panorama”.