La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 12 de julio de 2019

El taxista salvajemente golpeado tiene muerte cerebral

El taxista salvajemente golpeado por un automovilista particular en la ciudad de La Plata ha padecido muerte cerebral, comunicaron este viernes autoridades del Hospital Cuenca Alta, de Cañuelas.

Los médicos que atienden a Jorge Alberto Gómez, de 52 años, comunicaron a su familia que el paciente presenta “un trauma cerrado de encéfalo” y recibe “asistencia respiratoria y soporte hemodinámico”.

“Tiene muerte cerebral”, explicaron los especialistas a los familiares que pasaron la noche en el nosocomio y precisaron que el lamentable cuadro de salud es irreversible.

Por esta situación deberá ahora responder ante la Justicia el agresor identificado como Esteban Oscar González Zablocki, un joven de 27 años.

Gómez debió ser internado en grave estado en un sanatorio del partido bonaerense de Cañuelas luego de ser salvajemente golpeado por un hombre tras una discusión de tránsito en Ensenada.

Tras ser buscado durante tres días, el hombre acusado de la brutal agresión se entregó el jueves en la fiscalía que actúa en el caso.

El violento hecho se produjo el pasado lunes a las 6 en el cruce de las calles 136 y 50, en la zona del dique del Canal Santiago, en el sur del Conurbano bonaerense.

La víctima mantuvo una discusión de tránsito con el conductor de una camioneta, quien frenó su vehículo y fue directo a golpear al taxista.

El agresor derribó a Gómez y continuó golpeándolo furiosamente en el piso.

“Se subió al auto, hizo tres metros y se desvaneció. Después llegó al hospital en coma y no se despertó. Está en estado crítico, en terapia. Tiene una hemorragia muy importante en la cabeza”, contó Guadalupe, una sobrina de la víctima.

El taxista, padre de tres hijos, fue atendido en un primer momento en el Hospital Zonal General Agudos Horacio Cestino, de Ensenada, y luego trasladado al Hospital Cuenca Alta de Cañuelas.