La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 16 de abril de 2019

En la ciudad una familia ya necesita más de 26 mil pesos para no ser pobre

Así surge de un relevamiento de la Fundación Cepes. La canasta básica aumentó más de 56% en los últimos doce meses.

En marzo una familia tipo necesitó en Mar del Plata 26.039 pesos para no ser considerada pobre, según se desprende de un relevamiento de la Fundación Cepes.
Ese monto es el que cuesta conseguir la denominada Canasta Básica Total (CBT), valor de referencia para no caer en la pobreza, que significa un 4,07% de incremento respecto a febrero y un acumulado del 13,91% durante el primer trimestre del año.
Entre marzo de 2018 y marzo de 2019 el aumento de esta canasta ascendió al 56,46%, “porcentaje muy lejano a los incrementos de salarios logrados por los distintos sectores de trabajadores y por jubilados y pensionados”, aseguró el estudio entre sus conclusiones.
Si se considera una familia integrada por dos jubilados con 100% de cobertura de sus medicamentos y con un ingreso familiar mensual de dos jubilaciones mínimas ($20.820,74), el monto requerido para sostener la canasta asciende a $21.556,48, casi $1.600 más de lo que perciben, situación que los ubicaría por debajo de la línea de pobreza.
“Más complicada aún es la situación de ambos jubilados si su cobertura de medicamentos es parcial. Concretamente, si fuera del 80% esta situación se agrava, ya que el ingreso mínimo necesario para no ser considerado pobre es de $22.486,98, mientras que en caso de contar solo con el 50% de cobertura el monto llega a $24.606,44 ($1.666,24 y $3.785,70 más, respectivamente, de la sumatoria de las dos jubilaciones mínimas)”, puntualiza el informe.
La Fundación Cepes (Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales), que preside el jefe del bloque de Unidad Ciudadana en el Concejo Deliberante, Daniel Rodríguez, realiza la medición de la Canasta Básica Alimentaria (CBA, referencia para estimar la indigencia) y la CBT en Mar del Plata desde marzo de 2016.
“Para la elaboración de dichos índices se utilizan los criterios correspondientes a la metodología adoptada por el Indec para la medición de la CBA, la cual tiene en cuenta los hábitos de consumo de la población”, indicó la entidad. Y apuntó que “para la estimación del costo se realiza el relevamiento de precios en diversas bocas de expendio, recayendo la información tomada en góndolas de supermercados”.
La estimación para la familia de dos jubilados se realiza desde agosto de 2018.
Durante el período marzo 2016 – marzo 2019, “muchos” productos registraron “aumentos que superan ampliamente a los del conjunto de la canasta”, entre ellos “el aceite (545,21%), la harina de trigo (223,81%), el café (186,54%), la sal fina (185,92%) y el azúcar (185,71%)”.
Para la Fundación, “claramente el comportamiento de precios, sumado al retraso de los ingresos de los hogares, es uno de los factores que estaría ocasionando la disminución del consumo de las familias marplatenses”.