La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Interés general 12 de mayo de 2020

En los últimos días se encendieron todas las alarmas, un mar de dudas y la foto que “enfureció” a todos

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata.

Foto Güemes gentileza Jenifer Romay

Para Mar del Plata, al menos en materia sanitaria, las  últimas jornadas se convirtieron en los peores días del año. Entre el viernes y el martes a la noche se registraron ocho nuevos casos de coronavirus. Casi el 30 por ciento prácticamente del total de los 25 casos computados desde el pasado 12 de marzo cuando se registró el primer contagio. Los ocho corresponden a personal sanitario, y siete de ellos trabajan en dos clínicas de Mar del Plata. Cinco en la Clínica del Niño (dos mucamas, dos instrumentistas y una médica) y dos en la Clínica Pueyrredon (un médico y una médica, ambos obstetras). Si se tiene en cuenta que el 27 de marzo se había contagiado una enfermera de la Pueyrredon y a su vez el 2 de abril daban positivos los test de los dos hijos de la mujer de 14 y 20 años (los tres están recuperados) y que en este martes a la noche se registraban dos nuevos casos de médicos infectados (una  mujer de 45 años y un hombre de 48) que se suman a seis de los últimos días , puede establecerse que el personal sanitario en forma directa e indirecta (11 personas) llega a casi el 50 por ciento del total de los casos registrados en el distrito. Un promedio en este rubro, mucho más alto que el que se da en el país sobre casos de infectados de personal de salud. Asimismo, con dos víctimas fatales también, sobre el total de los casos, la mortalidad en la materia, en Mar del Plata, sigue siendo un porcentaje por demás elevado. Los dos nuevos casos registrados este martes a la noche lleva a 25 el número de casos desde el inicio de la pandemia, con ocho personas infectadas en estas horas. De esta manera, hay 8 personas en tratamiento por Covid 19 y son 11 las que están siendo estudiadas aguardando los resultados del testeo. Resumen Desde el 10 de marzo al 12 de mayo, 632 personas fueron estudiadas de las cuales 596 fueron desestimadas, 11 continúan en estudio y 25 fueron confirmadas.


Todo cambió en cuestión de horas. “Estamos en el precalentamiento, en el vestuario. El partido todavía ni siquiera comenzó”, decía la semana anterior un reconocido epidemiólogo local quien se desesperaba ante cierto clima de euforia que veía en vastos sectores de la sociedad local ante la falta de casos, cuando Mar del Plata era una isla en el plano nacional, con la certeza de que no había circulación comunitaria del virus. ¿Se puede hoy seguir señalando con absoluta firmeza que el “maldito virus:” ya no es exclusividad de quienes llegan del exterior, de países con abultados números de contagiados? “Hay una alta probabilidad de que el virus ya esté entre nosotros, pero sería una irresponsabilidad darlo por sentado. La conclusión sólo surgirá una vez que se analicen exhaustivamente cada uno de los nuevos casos, relaciones, contactos y probables formas de contagio”, sostiene el especialista sanitario, preocupado también por el castigo que están recibiendo los profesionales de la salud a nivel local en el contexto de la pandemia.

Los 25 casos de Mar del Plata (12 hombres y 13 mujeres) desde que se inició la pandemia (con un promedio de edad de 44 años),  ya generan un grado mucho más alto de preocupación de las autoridades, especialmente por la dinámica de los últimos contagios. El que pasó fue para Mar del Plata un fin de semana vertiginoso y desconcertante. No faltaron ingredientes para ese cóctel en el que confluyeron los más variados acontecimientos. Los ojos del país -fue cobertura de todos los canales- se depositaron en Mar del Plata, donde sábado y domingo tuvo lugar la prueba piloto de comercios minoristas. Una situación que fue monitoreada por el gobierno provincial y nacional. De hecho, el intendente Guillermo Montenegro cruzó mensajes y llamados tanto con Axel Kicillof como con Alberto Fernández. “Gran noticia. Seguí así. Llamame para lo que necesites. Abrazo a vos y a toda Mar del Plata”, le escribió el Presidente en uno de esos mensajes. Pero no fue un fin de semana más…


En la tarde del viernes, después de casi 35 días, en la Clínica 25 de Mayo recibía el alta médica la mujer de 64 años que, infectada por el coronavirus en CABA, era el único caso activo en Mar del Plata, que a esa altura, desde el inicio de la pandemia, aparecía como “libre de coronavirus” tras haber registrado 17 casos desde que todo arrancó en este distrito el jueves 12 de marzo. La ciudad se preparaba para la prueba piloto y el Presidente de la Nación, al anunciar la extensión de la cuarentena por cadena nacional, también resaltaba el trabajo desarrollado en Mar del Plata. Pero la alegría duró poco. Apenas 15 minutos. “Hay un caso positivo en la Clínica del Niño y la Familia”, pudo establecerse. Se trataba de una mujer de 30 años, mucama del área de cirugía que había sido testeada el día anterior -jueves- ya que presentaba un cuadro de tos. Rápidamente, tanto desde la Clínica como desde la Municipalidad, se buscó establecer la cadena de contactos. Así, 140 personas fueron puestas en cuarentena, y la mujer, aislada y angustiada en un hotel, asintomática, juraba no haber tenido contacto con ninguna persona que haya viajado al exterior. “No tengo idea cómo me contagié”, insistía. Una familiar suya, policía, también fue puesta en cuarentena como otros numerosos agentes policiales.

…………..

En la Clínica se detectaron 61 trabajadores con contacto estrecho y ocasionales y 79 sin contacto. De los 61 con contacto, a 57 ese mismo día se les realizó el hisopado para su procesamiento por parte del Instituto Nacional de Epidemiología. El sábado, por su parte, la institución, a través de un laboratorio privado testeó a 83 trabajadores de la salud, al tiempo que se realizaron 12 tests de contactos estrechos en familiares de la mujer que dio positivo en primer término. Estos 12 más los 83 privados arrojaron todos resultados negativos. En la noche del sábado el parte oficial seguía indicando que había una sola persona en tratamiento por Covid-19, estableciéndose que “se hallaron 69 personas por contacto personal, de las cuales 27 dieron negativo, determinándose que los restantes 42 casos se encontraban en “seguimiento clínico. Se ingresan al SISA (Sistema Integrado de Información en Salud) pero no son hisopados por lo tanto no entran entre los que aguardan resultado de laboratorio”, se especificaba. Sin embargo, el domingo a la tarde se registraban cuatro casos nuevos de coronavirus en la clínica.

Sin embargo, en la tarde del domingo todo se desmadró. Una vez más se registraron situaciones al menos “inéditas” desde el inicio de la pandemia en Mar del Plata. A las 19 de ese domingo en el cual miles de marplatenses realizaron compras -algunos abusaron y salieron a pasear o a tomar helados en Güemes como si el coronavirus fuese historia en el distrito-, trascendía periodísticamente que en la Clínica del Niño y la Familia había cuatro casos positivos. Todo se registraba cuatro horas antes de difundirse el parte oficial. El malestar entre los funcionarios municipales crecía. “Es una desprolijidad que nos tengamos que enterar por los medios. Es la primera vez que pasa”, se quejaban. De hecho, la información ya era manejada por periodistas y por empresarios en un grupo de Whatsapp. La confirmación “oficial” de los cuatro casos, en la noche del domingo, cayó como un baldazo de agua fría. Una anestesista, dos instrumentadoras y una mucama, todas ellas asintomáticas, tenían coronavirus.

…………..

El domingo fue la jornada con récords de casos en Mar del Plata. Nunca se habían registrado cuatro contagios en un solo día. De 18 (incluyendo a la mucama del viernes) se pasaba a 22 casos, con 5 de ellos activos, 15 recuperados y dos fallecidos. Paralelamente, en el país también se registraba el récord diario, con 258 nuevos casos, llevando la cifra total a 6.034 infectados. Ese domingo a la noche, a la luz de los hechos, había dos certezas en la comuna. La primera, que la mucama (primer caso conocido de la Clínica) estaba “recuperada”. La segunda, que en forma simultánea se registraban cuatro casos más, todas del área de cirugía. Ya en los primeros minutos del lunes, las autoridades de la Clínica emitían un comunicado, consignando, entre otras cosas, que las cinco trabajadoras de la entidad contagiadas “se encontraban en buenas condiciones de salud, siendo asintomáticos, por los que se les recomendó un tratamiento de seguimiento ambulatorio”.

La retahíla continuó con el parte del lunes. Un médico -obstetra de la Clínica Pueyrredon, actualmente cumpliendo la cuarentena en un country de Mar Chiquita- también daba positivo. Los casos pasaron a ser seis, todos de personal sanitario. Se busca determinar en estas horas los nexos epidemiológicos de los contagiados. Y, claro está, establecer quién fue el “caso cero” en la Clínica del Niño. “La situación cambia todo el escenario”, señalaba en las primeras horas del lunes una de las máximas autoridades de la Clínica tras conocerse los cuatro nuevos casos. Mientras tanto, se seguían sumándose decenas y decenas de personas a la cuarentena -incluso personal de OSSE- y vecinos del barrio Centenario, donde vive una de las mujeres contagiadas- al tiempo que se multiplican los testeos. De hecho, trascendió en las últimas horas que también debían someterse a análisis las pacientas del obstetra. En este sentido, se establecía que una ,médica infectada en las últimas horas es compañera de tareas del médico de la Pueyrredon.


Paralelamente, en la Municipalidad se evaluaba el resultado de la prueba piloto del fin de semana con la apertura de comercios minoristas y peluquerías. “Muchos creían que esto era Disneyworld. Que el coronavirus existía en todos lados menos acá. Que los seis nuevos casos de coronavirus sirvan para refrescar la memoria y tomar conciencia de que esto no es joda y que la cuarentena, aunque con flexibilizaciones, continúa. Si no es necesario por cuestiones importantes, quedate en casa. Si nos relajamos perdemos, y está claro que esto puede cambiar o dar un vuelco abrupto de un día para el otro”, referían en la Secretaría de Salud.

El lunes, en tanto, con un estricto protocolo sanitario, se reanudaron las obras privadas en el distrito, un reclamo que venían realizando con firmeza tanto desde la Uocra como desde los constructores. Tras casi dos meses de inactividad, volvieron los trabajadores de una de las actividades que dinamizan la economía local, en 258 construcciones autorizadas. “El protocolo hay que cumplirlo a rajatabla para que ningún trabajador se infecte”, indicó el secretario general del gremio de los obreros de la construcción, César Trujillo, quien resaltó el rol clave que tendrán los delegados gremiales en cada obra, quienes son los encargados directos. Desde el sector empresarial también hicieron hincapié en dotar a los trabajadores de todos los elementos necesarios para protegerse. “Hay un control de ingreso fuerte, con lavado de manos, toma de temperatura, prueba del vinagre con hisopo, cuestionario, alcohol en manos y desinfección de calzado”, se indicó.

El intendente Montenegro, al evaluar la prueba piloto, dijo que “hubo responsabilidad social y de muy buena manera” y alegó que se podría llegar a hacer alguna prueba más pero aclaró que para ello dependemos de la doble autorización que se necesita de la provincia y de la jefatura de Gabinete. “El balance es muy bueno y felicito a los comerciantes marplatenses por cómo cumplieron con los protocolos. Y también felicito a quienes se quedaron en su casa”, dijo el lunes en conferencia de prensa. No obstante se lamentó por lo vivido el domingo a la tarde en Güemes con paseos de centenares de personas. “El que fue a comer helados, el que fue a pasear, es un irresponsable. Es no entender el nivel del problema que estamos enfrentando. No podemos tener la avivada permanente de que el perro lo tiene caminando a 50 cuadras de su casa. El que tiene que vender necesita que estemos ordenados”, sentenció. “La prueba piloto se hizo para ayudar económicamente a los comerciantes, no era para boludear”, expresó a propósito de las imágenes que circularon en redes sociales de Güemes, cabe reiterarlo, en la soleada tarde del domingo, cuando pareció convertirse en la peatonal San Martín en pleno enero.

Foto gentileza Jenifer Romay

“Vamos a avanzar y a retroceder como en todo el mundo”, dijo Montenegro y reiteró que se está a la espera de la autorización para las aperturas comerciales por parte de Provincia y Nación. En cuanto a la conferencia de prensa del lunes pasado al mediodía, según trascendió, el intendente tuvo que cambiar todo el contenido sobre la marcha. Estaba previsto que el jefe comunal anunciara la concreción de una segunda prueba piloto a realizarse entre este miércoles y el sábado próximo. Sin embargo, casi al mismo tiempo en La Plata ofrecía una conferencia de prensa el gobernador Axel Kicillof enviando señales claras de no permitir una abierta flexibilización de la cuarentena con lo cual el intendente se vio obligado a “barajar y dar de nuevo”. De hecho, el gobernador puntualizaba que en la provincia de Buenos Aires “sólo vamos a autorizar comercios barriales, de cercanía. Las compras son en el barrio o a domicilio. No nos podemos dar el lujo de la normalidad -avisó- y vamos a autorizar a pedido de cada uno de los intendentes, con las normas de horario, región y rubro. Se autorizará sólo el comercio barrial, vecinal, de cercanía, porque si abrimos los centros comerciales la gente se va a empezar a desplazar”, aseguró.


De hecho, Kicillof desde la capital bonaerense marcó la cancha. “Escuché al intendente decir que había salido bien la prueba, pero también vi algunas fotos que me preocuparon”, disparó. Y añadió: “No estamos en una fase de prueba piloto, estamos en una fase nueva donde los comercios barriales a pedido de los intendentes, por zonas y por rubros y por horarios, se van a habilitar”. La relación Montenegro-Kicillof suele atravesar algunos nubarrones (recordar la discusión registrada cuando Mar del Plata se adelantó a la Provincia en la decisión de suspender las clases), aunque desde ambos lados se encargan de señalar, como los chicos, que “está todo bien”. En este contexto, el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Bianco, resaltó que trabajan codo a codo con Montenegro. “Estamos trabajando de manera muy próxima con el intendente, que nos ha hecho muchos pedidos y hemos habilitado múltiples sectores y empresas en particular, así que seguimos trabajando por ese canal, que es el canal que estaba previsto” , dijo y añadió que “una de las claves que nos ha dado este éxito, hasta ahora, ha sido la coordinación y la articulación con todos, independientemente de su signo político, en las medidas y decisiones que se van tomando”.

También sobre la prueba piloto habló el ministro de Salud de la provincia, Daniel Gollán. “Cuando nos referimos a las pruebas pilotos y su impacto, lo que uno puede hacer inmediatamente es decir si se desbordó mucho o si la gente se comportó bien o mal, pero recién dentro de 14 días vamos a saber el resultado de lo que sucede con el virus en estas experiencias”, explicó. Por eso, dijo “tenemos que ser cautelosos cuando vamos abriendo y con mucho criterio, porque no tenemos en tiempo real lo que va pasando” y volvió a pedirle a la gente “que no se relaje y que cumpla con todos los protocolos”. Un dato de Mar del Plata en relación al uso de transporte público durante el fin de semana de la prueba piloto. Según pudo establecerse, mientras el 2 y 3 de mayo se “cortaron” 46.210 boletos en 155 micros utilizados, en el que pasó la cifra ascendió a 76.495, en 217 unidades. En definitiva, 30.285 viajes más.

Primera visita con su nuevo cargo. El fin de semana estuvo en Mar del Plata la titular de la Anses, la marplatense Fernanda Raverta, acompañando al ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis. Recorrieron el hospital modular que se está construyendo en predio lindero al Interzonal junto al intendente Montenegro y al coordinador del Ministerio de Seguridad bonaerense en la ciudad, Rodolfo Manino Iriart. Se estima que el Hospital estará totalmente equipado para fines del corriente mes, y no se descarta que para su inauguración lleguen a la ciudad el gobernador y el presidente. En cuanto a Katopodis, también estuvo en Mar Chiquita donde se reunió con el intendente Jorge Paredi, definiéndose la realización de una serie de obras. “Fue un encuentro más que positivo”, alegó el jefe comunal de la vecina localidad.

En cuanto a Raverta, en la Casa Rosada, junto a la titular del PAMI, Luana Volnovich, comentó el pasado lunes que el mandato presidencial al momento de ser designada recientemente fue que “vuelva a poner al organismo en el lugar que supo tener, un lugar de mucha empatía y cercanía con cada argentino” para poder prestar “la atención y los dispositivos necesarios para acompañar a las familias”. En esa reunión se anunció el pago de una suma fija y extraordinaria de unos 1.600 pesos, por única vez, a 540 mil afiliados de PAMI, por los meses de marzo, abril y mayo, en reemplazo de los bolsones de alimentos que habitualmente se distribuyen a través de centros de jubilados y pensionados que deben permanecer cerrados por el coronavirus.

Cortitas y al pie. Preparan un plan nacional con fondos para el turismo. Lo anunció el ministro del área, Matías Lammens. La noticia generó expectativas en distintos sectores locales relacionados con la actividad, una de las más castigadas económicamente en el marco de la pandemia. // “Mar del Plata puede llegar a tener una excelente temporada”, coinciden en señalar en el Emtur, a la luz de que miles de argentinos “optarán por destinos nacionales en lugar de viajar al exterior cuando todo esto finalice”. Además al alto valor del dólar habrá que sumarle otro elemento: la obligación de dejar asientos vacíos llevaría la ocupación máxima por debajo de los niveles de rentabilidad, por lo que los pasajes en avión podrían llegar a aumentar hasta un 50 por ciento. // Siguen sin cobrar. A cinco meses del incendio de Torres y Liva, los damnificados aún esperan el cobro del seguro. Según se estableció, ninguno de los afectados por el incendio de las 40 propiedades aún tuvo retribución económica por lo perdido. “Hay una negociación interminable. Los seguros tiran y aflojan y después llegó esto del coronavirus con lo cual todo se demora”, reveló una de las damnificadas. // El que avisa no traiciona. “¿Corre peligro en el corto plazo la recepción y disposición final de los residuos?”. Trascendió que autoridades del Ceamse le reclaman al municipio los fondos para continuar con la construcción de la ampliación del predio, los cuales deberían ser depositados en los próximos días. “Es una obra imprescindible para poder continuar operando”, se coincidió en señalar entre las fuentes consultadas.