La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Interés general 15 de septiembre de 2020

Es marplatense, vive en España y es uno de los mayores coleccionistas de videos de Maradona

Daniel Salem tiene 47 años y vive en Torremolinos, Málaga, desde hace 20. Trabaja en un hostal y pasa sus horas libres abocado a la tarea de buscar y atesorar registros audiovisuales inéditos del ex futbolista. Asesoró en distintas producciones internacionales.

Daniel Salem, de remera verde, fue con su socio Vicente Castillo y otros hombres al estreno del documental de Diego Mardona dirigido por Asif Kapadia.

Por Bruno Verdenelli
[email protected]

No era fanático del fútbol ni le iba mal con su local de venta de productos informáticos en Mar del Plata. Sin embargo, en 2000 todo cambió para Daniel Salem cuando un viejo amigo le dijo que en España podía conseguir trabajo fácilmente y disfrutar así de una buena temporada europea.

A pesar de que en su ciudad natal tenía a sus padres, los principales afectos y el negocio en la Galería Santa Fe, el entonces joven de 27 años decidió cambiar de aire y emigrar. Pensó, claro, que iba a tratarse de unos meses, pero en Argentina la economía explotó poco después y los regresos siguientes de Salem ya sólo fueron de visita.

La ciudad donde se estableció el marplatense fue Torremolinos, sitio turístico emblemático de Málaga por los casinos y las salas de juego que allí se levantan y atraen los famosos petrodólares de Oriente Medio. Dos décadas más tarde, Salem continúa en la Costa del Sol, donde trabaja como conserje nocturno en un hostal. Actualmente, producto de la pandemia del coronavirus, la situación en España también se ha complicado, aunque él, por el momento, sobrevive en su puesto.

El marplatense tiene 47 años y vive en Torremolinos.

El marplatense tiene 47 años y vive en Torremolinos.

El dato de la ocupación de Salem no resulta irrelevante: a causa de las muchas madrugadas que pasó y aún pasa despierto y sin mayores actividades producto del turno laboral que ocupa, con el paso del tiempo se abocó a mirar, buscar y atesorar videos -muchos inéditos- de Diego Armando Maradona. Así, en los últimos seis años se transformó en uno de los coleccionistas que más registros audiovisuales tiene de entrenamientos y partidos disputados por el ex futbolista argentino.

“Diego me gustó siempre, pero yo no era fanático. Esto empezó con un chico de un pueblo de la provincia de Málaga que yo conocía y que subió a Youtube unos videos de un entrenamiento. Habrá sido en 2007 o 2008”, dice por teléfono Salem a LA CAPITAL. Y agrega: “Yo le comenté que en 2006, cuando Zidane se retiró, sacó un DVD que tenía una sección de imágenes titulada ‘Como Maradona’ en la que él contaba que había visto un video de Diego entrenando y pegándole a la pelota contra el travesaño, como si jugara al frontón. Y quise ver ese video, lo busqué en Youtube y no lo encontré. No está en ningún lado. Ahí empecé”.

En el afán de cumplir su deseo, el marplatense llegó a contactarse hasta con un japonés que había publicado por primera vez las imágenes del calentamiento de Maradona bailando “Live is life” y con otro español, llamado Vicente Castillo, que comentaba ese video.

https://www.facebook.com/maradonainedito/posts/3283350221773809

Junto a Castillo acabó por crear una página de Facebook de colección de documentos audiovisuales del astro nacido en Villa Fiorito a la que llamaron “Maradona Inédito”, que hoy cuenta con más de 100 mil seguidores. “Es la que más usuarios adheridos tiene después de la oficial”, se jacta con orgullo.

Material, contactos y objetivos

Luego de iniciada la sociedad con el joven español, Salem se propuso investigar y contactar gente que contara con el material requerido. “Tengo tiempo. Entonces puedo llamar y hablar con cualquiera. Llegué a vincularme con los dos camarógrafos personales que siguieron a Diego en Barcelona y Nápoles por idea de Jorge Cyterszpiler, su representante de entonces”, relata.

El mayor objetivo de Daniel Salem es encontrar las imágenes audiovisuales de los dos primeros goles de Diego Maradona en Primera, convertidos nada menos que en Mar del Plata, su ciudad natal.

Y continúa: “Después me abrí una web y conseguí cosas muy raras como el partido que Argentinos Juniors jugó en 1980 contra Pereira en Colombia, donde Diego hizo el que dice que es el mejor gol de su carrera. Ese video, que todos piensan que no existe, yo lo tengo. Estaba en un canal de televisión de Centroamérica. En países de esa zona encontramos mucho material”.

A raíz del crecimiento de sus redes sociales, Salem y su socio comenzaron a recibir muchas consultas de productores de documentales y series internacionales. “Hicimos colaboraciones con Asif Kapadia (autor del último gran trabajo sobre el Diez) y Movistar España. También me escribieron de Amazon, los que están haciendo la ficción sobre su vida”, revela el marplatense.

EPÍGRAFE: El coleccionista y su grupo de amigos junto a Reinaldo "Mostaza" Merlo.

El coleccionista y su grupo de amigos junto a Reinaldo “Mostaza” Merlo.

Con respecto a sus objetivos, Salem admite que la tarea que desarrolla junto a Castillo “sigue siendo un hobby” pero aclara que, “si alguien, alguna productora o empresa de entretenimientos quiere los videos”, estos se hallan a la venta. “Tenemos jugadas que nunca se vieron. Pero el máximo anhelo es conseguir los primeros dos goles de Diego en Primera en el estadio San Martín de Mar del Plata, mi ciudad. Sería una primicia mundial: dicen que no se filmó, pero eso nunca me lo creí con nada hasta no tener la certeza total. Estoy terminando de corroborar si existen o no las imágenes”, señala.

Actualmente, Salem y Castillo tienen material fílmico de más de 300 partidos, 130 reportajes y más de 20 horas de imágenes inéditas, las que consideran su mayor tesoro porque saben que se trata de jugadas del Diez que gran parte de los amantes del fútbol amarían poder ver aunque sea una vez en sus vidas. Algún día quizás salgan a la luz.