30 de septiembre de 2018
Comentarios

En esta nota

Espacios verdes públicos en Mar del Plata y su periurbano

Contribuyen a mejorar el bienestar de los habitantes de múltiples formas. Ofrecen numerosas oportunidades para el enriquecimiento espiritual, el desarrollo cognitivo y el ocio.

Análisis sobre superficie, distribución y proximidad.

Debido a las altas tasas de urbanización, los espacios verdes públicos presentes en las ciudades tienen un papel cada vez más importante en la interacción entre las personas y la naturaleza. Estos contribuyen a mejorar el bienestar de los habitantes urbanos de múltiples formas. Entre ellas, ofrecen numerosas oportunidades para el enriquecimiento espiritual, el desarrollo cognitivo y el ocio. Estos beneficios no materiales obtenidos de la relación entre las personas y la naturaleza son denominados servicios ecosistémicos culturales.

A pesar de su importancia, en la mayor parte de las grandes ciudades latinoamericanas los espacios verdes son escasos como consecuencia de los acelerados procesos de crecimiento urbano sin una adecuada planificación. Las ciudades intermedias, como Mar del Plata, no escapan a esta tendencia, siendo en Argentina, el estrato de ciudades que más creció en las últimas décadas.

Dado que las ciudades son sistemas altamente artificiales, sus espacios verdes deben ser estratégicamente diseñados y mantenidos, para lo que resulta necesario tener información precisa sobre sus características. En este sentido, Mar del Plata cuenta con un diagnóstico realizado en el año 2013 como parte de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sustentables (ICES) del Banco Interamericano de desarrollo (BID), de acuerdo al cual la ciudad posee 61,45 Ha de espacio verde permanente por cada 100.000 habitantes, valor que podría considerar aceptable de acuerdo con los estándares internacionales.

Este indicador es ampliamente utilizado para evaluar la dotación de espacios verdes en una ciudad. Sin embargo, no ofrece información acerca de la superficie de cada espacio considerado, su accesibilidad, ni su distribución al interior de la ciudad, siendo éstos aspectos los que condicionan la posibilidad de proveer beneficios a la población.

Con el propósito de generar información sobre dichas características, se identificaron y cartografiaron los espacios verdes públicos del área urbana y periurbana de la ciudad de Mar del Plata y se aplicaron indicadores ambientales .

Los resultados indican una falta de espacios verdes públicos en la mayor parte del área de estudio, siendo particularmente escasas las plazas y parques de más de 3,5 ha. Este es un dato relevante debido a que los espacios verdes de mayor tamaño generan más beneficios, ya que facilitan la presencia simultánea de distintos grupos como niños, adultos y jóvenes así como la realización de diversas actividades de recreación y ocio, a la vez que permiten el desarrollo de una mayor riqueza de especies vegetales.

Para evaluar la proximidad a los usuarios, se aplicaron indicadores que muestran el porcentaje de población que vive a una distancia deseable de los distintos tipos de espacios verdes públicos presentes en la ciudad, entendiendo que los de mayor tamaño pueden ser menos y estar más alejados entre sí, mientras los más pequeños deben encontrarse a una distancia tal que se pueda acceder a ellos cotidianamente a pie.

Se consideraron tres tipos de espacios verdes: plazas de entre 0,1 y 3,5 ha, plazas y parques de entre 3,5 y 10 ha., y parques y áreas de reserva natural mayores a 10 ha. Los resultados demuestran que es bajo el porcentaje de la población que vive en cercanía a plazas y parques. Sólo el 22,25% vive a menos de 750m de un espacio verde público de entre 3,5 y 10Ha y el 53,16% a menos de 300m de una plaza de entre 1000m2 y 3,5 ha.

En cambio, un 88,77% de la población del área urbana y periurbana de Mar del Plata reside a menos de 4 km de un parques y/o áreas de reserva natural mayor a 10 ha. Estos son Parque Camet, Parque de los Deportes, Reserva Natural del Puerto y Parques de Punta Mogotes, Reserva Integral Laguna de Los Padres y los espacios verdes presentes en el Paseo Costanero Sur.
Finalmente, se concluye en que los espacios verdes públicos de la ciudad de Mar del Plata se caracterizan por una desigual distribución. Se observa que los parques y plazas de mayor tamaño se concentran en el centro de la ciudad, sobre la costa marítima y en Sierra de los Padres, mientras que al alejarse de estas zonas, los espacios verdes públicos son menos y de menor tamaño.

(*): Este trabajo se realizó en el marco de la beca doctoral de la arquitecta Clara María Karis (1), bajo la dirección de la MSc. Rosana Ferraro (2) y fue presentado en el congreso Arquisur 2017 obteniendo el segundo premio en la categoría Investigadores en Formación.

(1): Conicet; Instituto del Hábitat y el Ambiente (IHAM), Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño.

(2): Instituto del Hábitat y el Ambiente (IHAM), Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño.

Subir