La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 31 de enero de 2020

Estafas en alquileres: perfiles falsos, departamentos que no existen o que están ocupados

Este año, una de las particularidades es que los delincuentes utilizan datos reales de personas que quedan "escrachadas" en las redes sociales. En enero se registraron al menos 12 casos.

Enero es un mes que aprovechan los comerciantes, los turistas y, también, los delincuentes que ven en la temporada posibilidades para hacerse de dinero, como sucede con los casos de estafas en alquileres de verano.

Uno de los delitos “estacionales” que se registran en Mar del Plata es el de las estafas a turistas que quieren alquilar departamento y que, en vez de buscar por inmobiliarias, confían en las redes sociales para tratar directamente con los propietarios de los inmuebles.

Sin embargo, esto no es siempre así. En lo que va del mes, en la Fiscalía de Delitos Económicos se registraron 12 casos por estafas inmobiliarias en alquileres de verano contactados por Facebook, con la particularidad que las víctimas aseguraron  haber tomado mayor recaudo para no caer en ninguna trampa.

Ese “mayor recaudo” consistió en siempre pedir una foto del DNI de la persona que ofrecía el departamento en cuestión, para asegurarse de la identidad y recién ahí realizar el depósito del dinero correspondiente a la reserva del alquiler.

Según explicó el fiscal Javier Pizzo a LA CAPITAL, en cada caso las víctimas recibieron fotos de documentos de identidad de personas que nada tenían que ver con las estafas. Además, las fotos de los departamentos que ofrecían en Facebook.

En uno de los casos, los turistas llegaron a una casa que supuestamente habían alquilado, dispuestos a comenzar sus vacaciones y encontraron que ese inmueble no estaba en alquiler, que los ocupantes no sabían nada, a pesar de que la foto del DNI que habían recibido las víctimas correspondía con la de la persona que vivía en el lugar. Habían sido estafados y recién se enteraban.

En otro caso, los estafadores replicaron posteos en Facebook de departamentos que se encontraban en alquiler y volvieron a alquilarlos, por lo que cuando las víctimas llegaron a la ciudad encontraron que no tenían lugar a pesar de haber pagado por adelantado.

“Me contactaron diciéndome que me hicieron una transferencia bancaria por un alquiler y yo no tengo nada para alquilar”, explicó una mujer en la Fiscalía de Delitos Económicos al momento de radicar la denuncia en la que se veía involucrada porque alguien le había robado la identidad, ya que la víctima de la estafa le había mostrado la foto de su documento.

La mujer, en su denuncia, explicó que la persona que estafaba a las víctimas es otra mujer que realizaba publicaciones en el grupo de “Facebook Alquileres Temporarios en Mar del Plata Argentina”. “Buenas tardes grupo, en esta página hay personas damnificadas por estafadores que publicaron foto de mi DNI y mi dirección, les informo que hice denuncia por robo de identidad”, explicó la mujer en ese grupo, para evitar que su nombre quedara “escrachado” con los casos de estafa.

La Defensoría del Turista, que funciona dentro de la Defensoría del Pueblo, busca dar respuesta a esta problemática frecuente: los engaños que se suceden a través de los alquileres de casas o departamentos que se contratan por internet, ya sea a través de redes sociales como en páginas web. Para ello existe el mail [email protected], donde se reciben consultas y denuncias en este sentido.

Estafas concretadas

En los casos en los que un visitante resultara estafado luego de reservar un inmueble, desde el Colegio de Martilleros y la Defensoría del Pueblo aconsen que al momento de realizar la denuncia correspondiente la misma aporte la dirección del sitio web del anuncio del inmueble en alquiler, acompañado por impresiones de pantalla.

También pidieron incluir los datos de contacto proporcionados, los intercambios de mails que se hayan realizado, el comprobante de depósito o envío de dinero y los datos de contacto propios.

Asimismo, entienden conveniente realizar un relato del hecho, indicando con la mayor precisión las fechas en que se entabló contacto, en que se realizó el depósito o transferencia, la fecha de arribo a la ciudad y de qué modo se advirtió que el inmueble no estaba en alquiler o no existía.

Si la maniobra tuviera como responsable a un martillero o corredor público, la denuncia debe formularse en la sede del Colegio de Martilleros, ubicada en Bolivar 2953.

Si en cambio consistiera en una publicidad engañosa o en el falseamiento de datos, características o fotografías del bien o servicio contratado, la persona afectada deberá dirigirse a la Dirección de Defensa del Consumidor, situada en Belgrano 3467.

Si no existiera el bien o servicio, o quien lo hubiese ofrecido tuviera identidad falseada, se deberá radicar directamente una denuncia penal en comisaría o ante una fiscalía.