La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Opinión 3 de diciembre de 2019

Ficha tras ficha, Montenegro tiene el ajedrez armado y busca la desconfiable caja de Arroyo

por Gerardo Gómez Muñoz

Superados los escozores que amenazaron crear molestias por la designación de Santiago Bonifatti como secretario de Gobierno, el intendente electo aprendió como caminar. Prudencia en cada paso sin escatimar consultas adentro y afuera, tanto de a uno por vez como en grupos de amigos políticos o de confiables opinadores.

La gente del entorno subraya que esos movimientos de Guillermo Montenegro y su elenco no descuidó y por el contrario asegura que “en el meollo del método se pretendía el alejamiento de los viejos cuadros, ya casi olvidados por los vecinos a que cada vez más depositan su esperanza en lo que se viene”. No dejaban de percibir que “la ominosa gestión de Arroyo dejó muy baja la vara y es un momento propicio para marcar las diferencias”.

Los analistas cercanos a la conducción no dejan de deslizar que “el PRO sigue siendo central”, ese mensaje quedó implícito no sólo en la necesidad de destacar la prelación de la seguridad y defensa de la vida de los vecinos sino en la categoría y ubicación dentro del PRO de Darío Oroquieta que fue jefe de Gabinete de la ministra Patricia Bullrich, próxima presidente del PRO. Y para ratificar que se acentuará la pertenencia al PRO se mencionaba a otros más a Balmaceda en Cultura, Muro en Producción, a Claudia Píccolo que quedó a las puertas del Concejo Deliberante, pero hay función importante esperándola. Discretamente no mencionaron como a media docena que, desde CABA y Provincia enfilan hacia la costa.

A medida que avanza la charla cafetera se acentúa el afán por destacar que “está a las claras que subrayamos que la estructura del PRO es fundamental en la construcción de poder que quiere el intendente electo”… Atenti radicales ¿no?

Y hay más, parece un esbozo en marcha de un proyecto político, “si algo dejaron en claro las elecciones es que en la ciudad nació una nueva fuerza política: el montenegrismo, donde lo que parecía ser la mayor debilidad del candidato, se convirtió en su mayor virtud”.

Se nota que el discurso que se viene ya está estructurado o en construcción: “Su carácter foráneo se convirtió en su mayor virtud. Representar lo nuevo, lo distinto, alejado de todo lo que los marplatenses ya conocían y los había desilusionado y defraudado”.

El análisis incluye en el fenómeno a su principal adversaria “porque con Fernanda Raverta, ambos sacaron la mayor cantidad de votos, pese a un desconocimiento del 35 por ciento. La conclusión no es para eminentes sabios, es muy simple… Los marplatenses estarían cansados de los firuletes repetidos.

Maxi no se duerme

El incansable batallador -rosquero dice algún contrario que no se informa-, por los resultados no se ubica lejos del “montenegrismo”, a la hora de conseguir plazas para el radicalismo. Se dice que en La Plata, una vez más, tiene asegurada la presidencia -alrededor de 50 legisladores- del bloque de diputados provinciales, ahora los opositores.

Tampoco le va nada mal en Mar del Plata, donde se dice que tendría asegurada la titularidad del bloque oficialista municipal en la banca de Ariel Matínez Bordaisco. Por ahí se habla que hay alguno -suelto- que querría negociar otra cosa. Pero el peronista -de siempre- Daniel Rodríguez ya tendría asegurada la vicepresidencia del CD, con lo que cualquier otra cosa sería rosca insípida.

Abad, su figura preponderante en la UCR local como virtual jefe y su proyección provincial en lo partidario y político general, sigue firme en sus movimientos que no se advierten sino cuando llega a la meta. Más adelante habrá datos que certifican cómo ha defendido los trapos de sus correligionarios. En simple recurrencia a la memoria y sin archivo a mano, se cuentan los radicales que en cargos del gobierno municipal tendrán casi tantas ubicaciones como el PRO. “Guasa” González, Hourquebié, Tato Serebrinsy, Blanco de Economía, Carlos Katz, Brahim, Puglisi, estos últimos en cargos que bastardearon predilectos y paniaguados de Arroyo.

Y ojalá se concrete la versión que mencione la posibilidades que un recordado y excelente funcionario de los gobiernos radicales, el ingeniero Luis María Conte podría ser titular de del Emvial.

El trabajo de Abad en la Legislatura merecerá, por segunda vez, ahora el premio Parlamentario en este mes. El galardón es votado por los propios legisladores, periodistas, asesores y conocedores de la actividad legislativa. En los considerandos se dice también que se trata “de un legislador que supo conducir una bancada oficialista que albergaba muchos matices en un tránsito por demás complejo y terminó llegando a buen puerto”.

¿Será la hora de los concejales?

No caben dudas de que los concejos deliberantes de Mar del Plata con el correr de los años ha ido perdiendo su identidad, ni qué decir protagonismo político en la ciudad y sobre todo como intermediario entre el gobierno y la gente. No pueden caber dudas que una media perticipación en los problemas de la gente y en control de la vergonzosa gestión del intendente Arroyo, hubiera puesto límites y hasta sancionar al intendente que, loado sea Dios, en 8 días ya no estará más para alivio de la inmensa mayoría de los marplatenses.

El 80 por ciento del electorado optó por aplastarlo y votar a Montenegro y a Raverta que registraban un 35 por ciento de desconocimiento de los votantes. Nadie puede dudar con esos números que la gente quería el cambio drástico y parecería que esos vientos nuevos muevan al nuevo Concejo Deliberante renovado en su mitad.
No se puede alegar inocentemente que se haya permitido desde el Poder Legislativo ciudadano y se haya ignorado que el vencido jefe comunal haya podido llenar, en un país aplastado por la crisis, de cargos políticos la plantilla municipal. Nombró festivamente parientes propios y de su pareja y de entenados políticos, el Concejo ¿qué hizo?… Quién averiguó sobre la seriedad o no de sus afirmaciones a los cuatro vientos sobre una supuesta gestión económica de excelencia…, y se puede seguir por páginas y páginas con los desatinos.

Ahora quedó en la nebulosa qué pasará con la apoteosis del nepotismo que no ha avanzado el proyecto de la edil Angélica González. Aparentemente hay excesos porque se cerrarían caminos legales para que familiares de funcionarios logren ingresar a los planteles municipales. Ojalá se corrijan los defectos, se legisle acertadamente, se barra con las dudas y el HCD, actué como no hizo en este grave tema, durante el reinado del “cara pintada”.

El lunes se conoció una denuncia de Vilma Baragiola que revela a qué extremos se estaba llegando. La dirigente radical pide informes sobre una actuación de las autoridades correspondientes acerca del operativo en un depósito céntrico -San Martín 3200- donde se encontró un enorme depósito de diversas mercaderías valuadas en 38 millones de pesos, que pertenecerían a una ONG”.