6 de diciembre de 2018
Comentarios

Fuerte repudio a los escraches contra los jueces tras el fallo en el caso Lucía Pérez

El Colegio de Magistrados y Funcionarios de Mar del Plata denunció públicamente su rechazo a los hechos de violencia y las amenazas contra los miembros del Poder Judicial. Llaman a expresas los disensos de manera pacífica.

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial Mar del Plata denunció públicamente “su profundo repudio a los hechos de violencia y amenazas sufridos” por los miembros del Poder Judicial y sus familias como consecuencia del dictado de la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Mar del Plata en el caso Lucía Pérez.

Asimismo, a través de un comunicado, el colegio hizo un llamado a “expresar los disensos de manera pacífica y a encauzar los reclamos por las vías institucionales que están a disposición de todos los ciudadanos”.

“Las críticas que puedan formularse contra el fallo deben ser canalizadas a través de los mecanismos previstos legalmente que garantizan la posibilidad de plantear las discrepancias para lograr una justa solución a los conflictos sometidos al Poder Judicial”, manifestaron los jueces.

Por último, desde el Colegio de Magistrados y Funcionarios aclararon que “se trabaja permanentemente en la difusión y capacitación en perspectiva de género, del mismo modo en que lo hace con todos los temas vinculados a derechos humanos”.

La explicación vertida tiene relación con las críticas de “misoginia” y “reproducción del sistema patriarcal” realizadas en manifestaciones que se llevaron a cabo los últimos días contra los miembros del Tribunal Oral Nº 1, Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale. Y, sobre todo, el comunicado cuestiona duramente los escraches que sufrieron los magistrados.

El lunes 26 de noviembre el tribunal dictó la sentencia de uno de los casos más polémicos de Mar del Plata. En la misma resolvieron absolver a Matías Farías y Juan Pablo Offidani por el abuso sexual seguido de muerte de Lucía Pérez y condenarlos solo por el delito de venta de estupefacientes, a 8 años de prisión. Con esa lógica, también absolvieron a Alejandro Maciel, que estaba acusado de haber encubierto ese delito.

La decisión causó rechazo en familiares y allegados a la víctima y también entre las organizaciones feministas, que el miércoles realizaron marchas en distintos lugares del país.

Subir