CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 14 de mayo de 2022

Juicio a la secta yogui: el viernes darán a conocer la sentencia

La principal acusada, Silvia Capossiello, tendrá la oportunidad de dar sus últimas palabras antes de que el Tribunal Federal N° 1 dé a conocer la sentencia. La fiscalía había solicitado la histórica pena de 40 años para la mujer y de 27 y 17 años para Coronado Acurero y Fanesi.

El juicio se desarrolla en el Tribunal Federal.

El histórico juicio realizado a la secta yogui que funcionó en el Hotel City, una organización liderada por el fallecido Eduardo Nicosia acusada de haber cometido delitos que van desde la trata de personas hasta el abuso sexual, llegará a su fin el viernes, cuando los jueces del Tribunal Federal N° 1 den a conocer la sentencia.

Antes de que los magistrados Fernando Machado Pelloni, Nicolás Toselli y Roberto Falcone pronuncien el veredicto, la principal imputada Silvia Capossiello, tendrá la oportunidad de dar sus últimas palabras, como ya lo hicieron los otros acusados Luis Antonio Fanesi y Sinecio de Jesús Coronado Acurero.

En su alegato, la fiscalía representada por Fabián Celiz y Carlos Fioriti pidió 40 años de prisión Para Cappossiello, 27 años para Coronado Acurero y 17 para Fanesi.

Por su parte, el defensor de los tres imputados, Martín Duarte, había solicitado la absolución de todos, a quienes consideró que también fueron víctimas del accionar de Nicosia, por lo que, según el abogado, estarían eximidos de las acusaciones por los delitos que pudieron haber cometido.

“No existió una averiguación de la verdad de los hechos, se desoyeron a las víctimas. El único que tomaba las decisiones era Nicosia“, expresó Duarte y también argumentó que el otro gran responsables de los delitos cometidos en la secta era el también fallecido Fernando Velázquez.

Claves de un juicio complejo

-La secta de filosofía hindú liderada por Eduardo Nicosia funcionó desde la década del 70 y operó en Argentina y Venezuela. Su último lugar de funcionamiento fue el Hotel City del centro marplatense, en 2018.

-Los delitos denunciados van desde trata de persona, abuso sexual, torturas, tenencia de armas y resistencia a la autoridad.

Eduardo Nicosia, también conocido como Swami Vivekayuktananda, falleció en enero de 2021, a los 74 años mientras estaba detenido en el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza. 

-Nicosia tuvo catorce hijos: doce, con seis mujeres diferentes y dos, con sus hijas. Siete de estos hijos tuvieron la identidad adulterada, fueron anotados en el Registro Civil como si sus padres fueran otras personas, pertenecientes a la secta.

– La mano derecha de Nicosia y el otro principal imputado en el juicio, Fernando Ezequiel Velázquez (76), falleció a fines de febrero en el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza.

-La fiscalía solicitó que cada víctima de trata de personas reciba un resarcimiento económico de 6.600.000 pesos. La querella, por su parte, pidió montos de entre 35 y 61 millones de pesos.

-Los hijos de Nicosia dieron testimonios contundentes sobre las torturas y abusos que sufrieron toda su vida. Uno habló desde la embajada argentina en Venezuela, donde la secta había funcionado durante años.

-Los horrores, abusos y tormentos cometidos son de los hechos más atroces ocurridos en un culto en la ciudad. Para los investigadores, el horror supera a lo ocurrido en el culto de Isaías Hurtado, el pastor evangelista condenado a 24 años y 6 meses de prisión en 2019.

-Si bien hay una “recomendación” en base a un fallo de la Suprema Corte de Justicia de que los fiscales federales no soliciten una pena numérica mayor a los 25 años, en esta oportunidad el Ministerio Público Fiscal desoyó esa consideración y pidió 40 años.