La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 22 de agosto de 2019

Jurado halló culpable a padre e hijo por crimen en Otamendi

"Droopy" Martínez recibirá una condena por el delito de homicidio simple. Su padre, en cambio, por partícipe necesario.

Un jurado compuesto por doce ciudadanos encontró culpable a Jorge “Droopy” Martínez (27) del asesinato de Carlos Ibarra (24) a la salida de un bar de la localidad de Comandante Nicanor Otamendi.

En la misma resolución, aunque no de forma unánime, responsabilizó a Jorge Martínez, padre de “Droopy”, por considerarlo partícipe necesario del crimen ocurrido el 23 de abril de 2017 frente a Tequila.

El juez Roberto Falcone, del Tribunal Oral N°2, escuchó en la tarde de ayer al presidente del jurado que con el fallo avaló la hipótesis acusatoria del fiscal Guillermo Nicora.

Los defensores Martín Bernat y Raúl Ruiz se mostraron sorprendidos por la decisión del jurado, no tanto por el homicidio simple atribuido a “Droopy” (la idea del accidente que admitió el imputado fue difícil de instalar) sino por entender que el padre había tenido participación en el hecho.

Vale recordar que aquella madrugada de abril, “Droopy” y un hermano mantuvieron una pelea dentro del boliche Tequila con un grupo en el que se destacaba Ibarra. Tras retirarse del lugar, “Droopy” Martínez se dirigió a su casa, avisó de lo que ocurría a su padre y éste lo llevó con el camión de nuevo hasta la puerta del bar.

Allí avistaron a Ibarra y lo atacaron. El padre a rebencazos y “Droopy” con un cuchillo. Dos puntazos causaron serias lesiones a Ibarra, quien murió días después en el HIGA.

El hecho de que el padre haya llevado a su hijo hasta el lugar de la agresión configura la posibilidad de una participación necesaria, como también puede ser la inmovilización a rebencazos.  Esto entendieron los jurados para condenar al padre.

En tanto, descartaron el accidente (“solo quise cortarlo, no matarlo”, declaró el imputado) y la defensa legítima para el caso de “Droopy”.

La próxima semana se conocerá el monto de la pena para ambos.