La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 15 de septiembre de 2020

La Comisión de Reactivación y una agenda sin el Frente de Todos

Los integrantes del cuerpo decidieron reunirse igual pese a la retirada de la principal fuerza opositora. Y delinearon un cronograma para escuchar a los sectores más golpeados por las restricciones.

Municipalidad de General Pueyrredon.

La Comisión de Reactivación Económica sigue funcionando. A pesar de la retirada del principal bloque opositor, el gobierno municipal y el resto de las bancadas del Concejo Deliberante decidieron mantener el espacio que recomienda al intendente la firma de permisos precarios para permitir la reapertura de actividades.

La definición se tomó el fin de semana y es un gesto fuerte hacia los sectores que reclaman salir de las restricciones impuestas por la fase 3, como la obra privada de construcción, el comercio, la gastronomía y los gimnasios.

“Esta semana vamos a tener encuentros virtuales todos los días”, anunció uno de los representantes del oficialismo en la comisión. No solo eso: ya hay un cronograma para que, en cada uno de los encuentros, referentes de las distintas actividades puedan dejar en claro sus posturas y plantear alternativas para volver a ponerlas en marcha. 

La primera reunión “post quiebre” con el Frente de Todos fue este lunes. Participaron todos los integrantes de la comisión salvo Marcos Gutiérrez, el jefe del bloque opositor, y Ariel Ciano, del Frente Renovador. La cita volvió a ser virtual, como la del lunes de la semana pasada, y fue propicia para que la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, hiciera un repaso de la situación sanitaria del municipio. El dato relevante es que no habló de un colapso inminente.

“Hay una gran cantidad de actividades que necesitan imperiosamente volver a funcionar. Creemos que hay que escucharlos y ver cómo pueden lograr su objetivo”, contó a LA CAPITAL un integrante del cuerpo, que además de Bernabei componen el secretario de Producción, Fernando Muro; el coordinador de Gabinete, Alejandro Rabinovich; el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Martínez Bordaisco; el jefe del bloque oficialista, Alejandro Carrancio; la de la Coalición Cívica, Angélica González; el de Acción Marplatense, Horacio Taccone, y las concejalas Cristina Coria (UCR) y Mercedes Morro (Tercera Posición).

La segunda reunión fue este martes y se dividió en dos sesiones de Zoom. En la primera participaron referentes del ámbito de la construcción; en la segunda lo hicieron representantes del sector gastronómico.

El organismo tuvo un rol clave mientras Mar del Plata estuvo en la fase 4 del aislamiento. Con el respaldo implícito de la Provincia –la presencia del Frente de Todos lo garantizaba–, avaló el regreso de gran parte de las actividades, como la gastronomía, los deportes, los gimnasios y natatorios y los shoppings en modalidad galería. En ese entonces, la obra privada y los comercios no necesitaron ningún permiso extra: ya estaban autorizados por la fase.

El problema se presentó a fines de agosto, cuando el intendente, ante el crecimiento de los contagios de coronavirus, decidió el retroceso a fase 3, lo que implicó una mayor restricción de las actividades. Así, la gastronomía debió cerrar sus salones y dedicarse exclusivamente al delivery y el take away, los comercios de indumentaria tuvieron que poner un mostrador en la puerta para no permitir el ingreso de clientes y la obra privada debió dejar de funcionar.

La semana pasada, la comisión no llegó a un acuerdo para la recomendación de aperturas. El presidente del bloque del Frente de Todos dijo que la secretaria de Salud no había dado precisiones sobre la situación sanitaria y entendió que no estaban dadas las condiciones para seguir formando parte del cuerpo, por lo que anunció su paso al costado.

Luego, el municipio elevó a la Provincia un pedido de excepción para que la obra privada quedara igualada con la pública y funcionara en fase 3, el comercio de ropa pudiera aceptar el ingreso de un cliente por vez y la gastronomía abriese con mesas y sillas afuera. Pero la Jefatura de Gabinete negó esa posibilidad al sostener que esos rubros y modalidades no estaban permitidas en el estadio del aislamiento en que se encuentra el distrito.

Con todo, este martes la expectativa resurgió con fuerza: el Gobierno bonaerense reveló que planea comenzar a recorrer un camino hacia la “nueva normalidad” en los próximos 15 o 20 días, con mayores flexibilizaciones y aperturas de actividades. La Comisión de Reactivación, ahora sin el Frente de Todos, insistirá para que eso suceda cuanto antes.