La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 1 de agosto de 2019

Medida cautelar ordena restituir en su cargo a contador trasladado

Lo decidió el Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 1 de Necochea. Arroyo había trasladado al Emder al director de Liquidación y Control de Haberes.

 

El Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 1 de Necochea ordenó al intendente Carlos Arroyo restituir en su cargo al director de Liquidación y Control de Haberes del municipio, Germán Stirnemann, que había sido trasladado al Ente Municipal de Deportes (Emder).

La Justicia hizo lugar a una medida cautelar solicitada por el funcionario de ley y resolvió que se suspenda la vigencia del decreto N° 1692/19, del 10 de julio. El juez ordenó que se retrotraiga la situación laboral del accionante al cargo y lugar que retenía en condiciones de estabilidad dentro de la planta permanente de la administración central de la Municipalidad.

Stirnamann había sido desplazado de su cargo luego de firmar un informe en el que hizo una reseña del pago de la bonificación docente a pedido de sus superiores tras una solicitud de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires, donde tramita la causa por presunto conflicto de poderes entre el Ejecutivo y el Concejo Deliberante.

El intendente había argumentado que “es potestad del Departamento Ejecutivo disponer la reubicación del personal con la intención de mejorar las funciones de las distintas estructuras, a los efectos de optimizar los procesos administrativos”.

El traslado generó un amplio repudio de los funcionarios de ley del municipio y de los compañeros de Stirnemann, que entrevieron una medida aleccionadora ante una opinión técnica distinta a la postura política del jefe comunal.

Para los funcionarios de ley, el desplazamiento constituyó “una sanción encubierta y una forma de castigo”. “No existían motivos reales que justificaran tal remoción. En los años que ha ejercido el cargo, el contador Stirnemann desempeñó su labor con suma idoneidad, honestidad y responsabilidad y se constituyó en un referente indiscutible para todos nosotros en lo relativo a la liquidación de haberes”, explicaron en una carta que enviaron al intendente.

También recordaron que la Ley Orgánica de las Municipalidades otorga a los funcionarios de ley “el más amplio amparo y resguardo para que puedan ejercer con absoluta independencia sus obligaciones y deberes de control interno, como así también su rol coadyudante de control constitucional”.

La decisión también fue repudiada en el Concejo Deliberante. Los concejales Mario Rodríguez, Santiago Bonifatti y Daniel Rodríguez lanzaron fuertes cuestionamientos al intendente en la última sesión.