La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 15 de febrero de 2020

La llegada de un crucero reavivó la polémica por las obras de dragado

El MS Hamburg recaló ayer en la Terminal de Contenedores N° 2. Su titular, Emilio Bustamante, cuestionó la falta de obras de dragado y la carencia de infraestructura adecuada. Desde el Consorcio Portuario desestimaron las críticas y aseguraron que "Mar del Plata tiene todas las condiciones".

El MS Hamburg amarró en la TC 2 del Puerto de Mar del Plata durante cinco horas. Foto: @dronmardelplata

La recepción de cruceros en el Puerto de Mar del Plata dejó de estar hace años en la agenda de la ciudad como un tema prioritario. Ayer, el arribo del MS Hamburg, un crucero de apenas 144 metros de eslora con más de 500 personas a bordo, reavivó la polémica por las condiciones de la terminal portuaria local y las obras de dragado.

La ciudad recibe “entre uno y dos” cruceros al año. No siempre son noticia. ¿Por qué? Fuentes del puerto aseguraron a LA CAPITAL que a las autoridades portuarias “les da vergüenza” anunciar sus arribos por las condiciones en las que se encuentra gran parte del puerto.

Ayer, minutos después de las 8, un crucero con bandera de Bahamas que viene recorriendo diferentes puntos de la costa latinoamericana recaló en el puerto de Mar del Plata con más de 500 personas a bordo: 338 pasajeros y 171 tripulantes, en su mayoría alemanes que realizaron tours de compras en al ciudad.

El MS Hamburg, una embarcación perteneciente a la empresa alemana Plantours de 144 metros de eslora y un peso de 15.000 toneladas, propiedad del Grupo Conti y ahora operado por Plantours Kreuzfahrten, se caracteriza por recorrer destinos no tan masivos como otros cruceros.

En esta oportunidad viene de haber recalado en las islas Malvinas y también en Puerto Madryn. Permaneció cinco horas en Mar del Plata y cerca de las 13 continuó su derrotero.

Ni infraestructura, ni calado

“El puerto de Mar del Plata no tiene la infraestructura ni el calado para recibir cruceros o barcos de mayor porte”, aseguró Emilio Bustamante, titular de la Terminal de Contenedores N°2, donde el crucero MS Hamburg estuvo amarrado durante la mañana y hasta el mediodía de ayer.

Bustamante marcó la baja periodicidad de los arribos de cruceros. “Acá entran uno o dos al año con suerte; sería muy beneficioso que vengan más, pero el puerto no está en condiciones”, indicó.

Donde alguna vez se ideó la Terminal de Cruceros de Mar del Plata, sobre la escollera Norte, funciona -por decisión del anterior gobierno nacional- la sede de la Policía Federal. Pero igualmente “no está debidamente hecha la obra de dragado en ese sector para que entren los cruceros de gran porte que bajan -por ejemplo- en Puerto Madryn con 3.000 pasajeros”, dijo el empresario portuario.

Los grandes cruceros de lujo que recorren la costa de Brasil, Uruguay y el sur argentino alcanzan a tener 250 metros de eslora o más. “No podrían entrar a Mar del Plata porque no está hecho el dragado”, enfatizó Bustamante, aunque luego desde el Consorcio Regional Portuario afirmarían exactamente lo contrario.

El crucero MS Hamburg tiene apenas 21 pies de calado. “Es un barco chico, como también los Diamond, que recorren el sur de Argentina y llegan a Montevideo, esos han venido acá; nosotros propusimos hacer una obra de infraestructura en el puerto pero no nos escucharon”, advirtió Bustamante.

El titular de la TC2 cuestionó además la “falta total de infraestructura” para recibir cruceros de cualquier tipo en el Puerto de Mar del Plata y señaló que los pasajeros fueron recibidos por la Agencia Marítima, en un sector en “pésimo estado”, sin adecuados traslados ni un protocolo de recepción acorde a lo que demanda el turismo de cruceros.

“Cuando se hizo la obra del dragado, no se trabajó en esa zona. Pueden entrar los barcos más chiquitos. Pero el puerto tiene 53 barcos abandonados y el tema de los cruceros está muy relacionado con el de los contenedores, porque necesitan las mismas condiciones, principalmente que haya calado e infraestructura”, alertó Emilio Bustamante.

Si bien el empresario destacó el “importante beneficio” que generaría para Mar del Plata la posibilidad de recibir cruceros de gran porte, cuestionó la falta de obras de dragado en sectores estratégicos del puerto y la falta de infraestructura para recibirlos en condiciones.

“Tenemos las condiciones para
recibir estas embarcaciones”

A diferencia de lo que planteó el titular de la Terminal de Contenedores N°2, donde amarró el crucero que hizo escala ayer en la ciudad, desde el Consorcio Portuario aseguraron que el Puerto local “está en condiciones” de recibir embarcaciones de este tipo.

“El crucero hizo escala por primera vez en esta ciudad. Tiene 144 metros de eslora y 21 de calado. Amarró en la sección octava, sector que habitualmente se utiliza para la escala de los buques portacontenedores que operan el transporte de cargas en este puerto”, comunicó en primer lugar el organismo que preside Martín Merlini.

El funcionario indicó que fue “la primera de tres escalas previstas”, ya que los operadores del crucero “confirmaron otras dos visitas ya programadas para diciembre de 2021 y enero de 2022”.

La primera de esas escalas es dentro de una ruta con punto de partida en Montevideo y destino final en islas Malvinas. La siguiente será con recorrido en sentido inverso.

Seguido, Merlini destacó que el puerto de Mar del Plata “tiene las condiciones para recibir este tipo de embarcaciones turísticas” y resaltó que “se pidió a los operadores que se dispusieran micros para el trasbordo de los pasajeros que decidieron pisar suelo marplatense para hacer paseos e incluso contratar alguna excursión”.

Asimismo, indicó que los turistas extranjeros “aprovecharon estas horas de estadía en Mar del Plata para conocer la ciudad y hacer salidas de compras”, sin hacer alusión a las obras de dragado.