CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 17 de enero de 2022

La multimillonaria estafa que comenzó en Mar del Plata

Es la historia detrás del robo de más de 1.000 millones de pesos que cometió la empresa de transporte de caudales, Codecop.

En un depósito de Fleming al 300 de esta ciudad, depósito que muestra una fachada no muy distinta a la de cualquier comercio de persianas metálicas bajas, se ocultaban millones de pesos que una empresa de seguridad le retuvo a firmas de renombre como Mc Donald’s o Banco Galicia. Allí se supone que permanecieron los billetes físicos que nunca aparecieron y que al esfumarse le dieron forma a una de las estafas de mayor magnitud que se recuerde.

Codecop es una empresa de seguridad fundada por el ex policía Carlos Zeballos, aquel hombre que decidió entrar en la clandestinidad en el año 2018 después de que la justicia de Lomas de Zamora pidiera su captura internacional por extorsionar a otras firmas del rubro. Zeballos estuvo escondido hasta que se cansó y el 26 de agosto de 2019 fue atrapado, con las defensas bajas, frente a la plaza Colón de Mar del Plata. Esperaba el colectivo 221 para dirigirse a su domicilio de Santa Clara del Mar.

Pero esa primera intervención judicial que investigaba las maniobras extorsivas de Zeballos  (en complicidad con el ex concejal de Ezeiza, Roberto Amarilla) para posicionarse en el negocio del transporte de caudales descubrió una mínima parte del accionar de Codecop. Porque durante el 2021, ya con el Lucas (hijo de Carlos) a cargo de la empresa, se consumó una estafa por más de 1.000 millones de pesos, con Mar del Plata como escenario principal.

Carlos Zeballos tras ser detenido en Mar del Plata.

Carlos Zeballos tras ser detenido en Mar del Plata.

De acuerdo a la labor del juez Mariano Iturralde en mayo del año pasado Codecop no cumplió con la entrega de 290 millones de pesos que el Banco Galicia le solicitó en favor del banco Provincia de Mar del Plata. Los directivos de Codecop adujeron que toda la sucursal de Mar del Plata estaba contagiada de covid y por eso no podían operar. Las postergaciones se repitieron hasta que el 9 de julio Banco Galicia presentó una denuncia por retención indebida de los 290 millones de pesos.

Según registros propios de la empresa y a los que accedió el diario Clarín, en Mar del Plata, en el depósito de calle Fleming (única sede declarada en esta ciudad), había por entonces más de 332 millones de pesos, miles de dólares y de euros.

Codecop es una firma con sede central en Florencio Varela y con algunas sucursales en el interior del país. En Misiones, por ejemplo, también el Banco Galicia denunció el faltante de 38 millones de pesos y más de 1 millón de dólares.

Lucas Zeballos fue detenido en octubre pasado y la profundización de la pesquisa determinó que a Mc Donald’s, a través de la razón social Arcos Dorados SA, también le habían desaparecido casi 650 millones de pesos. La dinámica de la desaparición del dinero variaba según los casos y comprendía un complejo entramado de depósitos, retiros y traslados.

Los Zeballos, mientras tanto, habían realizado fuertes inversiones en Radio del Plata, pero la fantasía económica que escondía Codecop finalmente estalló a fin de año, cuando se cerraron sus sedes de Mar del Plata (la de la calle Fleming) y Misiones y solo quedó en pie la de Florencio Varela. Además, fueron despedidos 300 empleados.

Tras conocerse este entramado, la empresa de juego de la provincia de Buenos Aires, Codere, denunció el faltante de 160 millones de peses que tenía por dinámicas de traslados la Codecop.

Hoy Carlos Zeballos está con arresto domiciliario, su hijo Lucas procesado con prisión preventiva y la firma de seguridad Codecop en el ocaso de su existencia.