CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 5 de abril de 2020

La pelota naranja y los goles del “Beto” Alonso en La Bombonera

Un 6 de abril de 1986, River le ganó a Boca como visitante con dos goles de su ídolo y dio la vuelta olímpica. A 34 años de aquel clásico histórico.

El “Beto” Norberto Alonso, número 10 de River Plate, ya era un ídolo “millonario” pero el 6 de abril de 1986 agigantó aún más su imagen al hacerle dos goles a Boca en La Bombonera con la célebre pelota naranja y encabezar luego una vuelta olímpica para la historia.

A 34 años de aquel inolvidable partido, la pelota original se encuentra en el Museo River y es uno de los tesoros más elegidos por los visitantes que van a repasar la historia, a la altura de los recuerdos que dejaron dos próceres como Ángel Labruna y Amadeo Carrizo.

La pelota naranja en la frente del Beto Alonso con el “Loco” Gatti saliendo y quedando a mitad de camino tras un centro de Roque Alfaro es una de las imágenes que aún hoy está en la memoria de todos los hinchas de River.

La historia cuenta que la pelota “Tango”, marca Adidas, de ese particular color con la que se jugó el primer tiempo fue un pedido del Loco Gatti, que insistió con la idea de que la blanca se iba a confundir por la gran cantidad de papelitos que habría en el campo de juego.

Gatti defendió su idea recordando un partido que jugó con la Selección Argentina ante URSS en la ciudad de Kiev, donde por la nieve se utilizó un balón anaranjado.

El árbitro del partido, Francisco Lamolina, aceptó el pedido y con esa pelota especial, que durante años quedó en poder de “Pancho”, se disputaron los primeros 45 minutos.

El clásico además tuvo el condimento de una vuelta olímpica que generó un clima muy caliente y del que el propio Alonso dijo: “Muerto me iban a sacar, pero la vuelta la íbamos a dar porque éramos campeones y nunca me voy a arrepentir”.

Hacía dos fechas que el equipo de Héctor Veira había salido campeón del torneo y lo había festejado ante Gimnasia y Esgrima La Plata en el Monumental, pero aún quedaba el partido en La Bombonera.

El “Beto” Alonso, dio la orden y los jugadores encararon a dar la vuelta hacia el sector de la tribuna visitante, saldando una cuenta pendiente del año 1955 cuando tras empatar 1-1 River salió campeón pero el equipo no hizo lo festejos dentro del campo de juego para evitar incidentes.

beto-3

“Cuando llegamos tiraron una barra de hielo al micro, a mí me tiraron un candado, entramos a la cancha y los alcanzapelotas eran de las barrabrava, me peleé con varios de ellos, nos insultábamos, pero a ese equipo no lo asustaba nada”, comentó Alonso en diversas notas periodísticas.

Ese equipo del “Bambino” Veira, que luego ganaría la Libertadores en octubre y la final de la Copa Intercontinental en diciembre, no tuvo entre los titulares a los uruguayos Nelson Gutiérrez y Enzo Francescoli que ya estaban con su selección uruguaya para el Mundial de México 1986.

El partido terminó 2-0 por otro gol de Alonso, ya con pelota blanca, tras la ejecución de un tiro libre que se desvió en Roberto Passucci.

Boca Juniors, dirigido por Mario Zanabria, alistó ese día a Hugo Gatti; Claudio Di Natale, Jorge Higuaín, Roberto Passucci y Enrique Hrabina; Milton Melgar, Jorge Olarticoechea y Ángel Guillermo Hoyos (Claudio Dykstra); Alfredo Graciani, Jorge Rinaldi y Carlos Daniel Tapia.

Y el River de Veira lo hizo con Nery Pumpido; Eduardo Saporiti, Oscar Ruggeri, Carlos Karabin (Jorge Borelli) y Alejandro Montenegro; Héctor Enrique, Américo Gallego y Roque Alfaro; Norberto Alonso; Luis Amuchástegui (Néstor Gorosito) y Claudio Morresi.

Alonso marcó sus goles a los 30′ del primer tiempo y a los 38′ del segundo. Y River terminó el partido con diez hombres porque a los 21′ del complemento se fue expulsado Alejandro Montenegro.



Lo más visto hoy