La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 23 de septiembre de 2020

La tripulación del “Carmelo A” volvió al puerto marplatense

Los ocho marineros del buque que naufragó este martes a la noche en las costas de Bahía Blanca llegaron sanos y salvos a tierra a las 22. Los trasladó a la ciudad el barco "Pucará".

Los ocho tripulantes del buque marplatense “Carmelo A”, que naufragó mientras se encontraba pescando caballa en el sur de la provincia de Buenos Aires, regresaron al Puerto sanos y salvos a bordo del barco Pucará.

El capitán y los restantes siete marineros tocaron tierra pasadas las 22, tras haber sido rescatados casi 24 horas antes en el marco de un importante operativo. Tras el arribo, los pescadores se reencontraron con sus familiares y sus seres queridos.

El buque arrastrero “Camelo A” se hundió el martes a la noche cuando estaba a alrededor de 207 kilómetros de Bahía Blanca. En ese momento, personal especializado de la Prefectura Naval Argentina inició un operativo para rescatar a los ocho tripulantes.

La emergencia, informaron desde la fuerza federal, comenzó cuando el capitán del buque hizo el correspondiente pedido de socorro y, de inmediato, se adoptó el protocolo de actuación para este tipo de casos, entablando comunicaciones con los barcos que se encontraban en el área para que acudan a la zona de emergencia. Fue entonces cuando Prefectura supo que el buque “Pucará” había encontrado una balsa salvavidas en la que se encontraban los ocho tripulantes en peligro, tras lo cual los rescataron en buen estado de salud.

Mientras el guardacostas GC-27 Prefecto Fique navegaba hacia el lugar, el avión PA-73, de la Estación Aérea Mar del Plata, comprobó que el buque siniestrado se había hundido a una profundidad de 45 metros, cuando realizaba tareas de pesca de arrastre y tenía una carga de 1200 cajones de pescado. Además, desde la fuerza federal se emitió un aviso a los navegantes y se apostó una embarcación en la zona para evitar accidentes.