La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Arte y Espectáculos 24 de marzo de 2020

Letra Svdaca comparte libros de dos escritores marplatenses

Material de lectura gratuito para pasar la cuarentena. Se trata de la obra de Esteban Prado Ana, la niña austral y de "Tan lejos que es mentira" de Sebastián Chilano. Pueden descargarse en PDF.

Letra Svdaca puso a disposición libros de dos escritores marplatenses que pueden descargarse, gratuitamente, en PDF.

Se trata de la obra de Esteban Prado, Ana, la niña austral y de “Tan lejos que es mentira” de Sebastián Chilano. Puede accederse a los archivos en http://letrasudaca.com.ar/cuarentena/

El doctor en letras y escritor marplatense Esteban Prado, incluyó, además, en su propia página de internet https://www.estebanprado.com/pages/galeria4.html un fragmento de Ema, la partysana.

Ana, la niña austral forma parte de una trilogía que se completa con Ema, la partysana y con Sara, sin H.

Cada una de las novelas tiene por protagonistas a las mujeres de una familia: abuela Ana, madre Ema y nieta Sara.

En Ana, la niña austral el relato se concentra en el derrotero de Matías que, al conocer a Ana y enamorarse de ella, no puede dejar de seguirla hasta consecuencias impensadas. Al mismo tiempo que Matías pierde el mundo tal como lo conocía, va captando las coordenadas de lo que Ana pretende, del valor de su sacrificio para cortar un vínculo que viene de un pasado remoto y determina todo el futuro.

En Ema, la partysana la historia continúa cincuenta años después, con una Ema que desconoce los lazos que la unen con las niñas australes y que forma parte de un grupo de guerrilla: los “partysanos”. Sin que nadie lo espere, se topan con la catástrofe: una inexplicable enfermedad obliga a que las costas del Atlántico se abandonen y ella y su grupo terminan en un campo de refugiados, atados a la contingencia.

Sara, sin h es la última entrega de la trilogía y el lugar donde finalmente la serie de acontecimientos desencadenada por Ana impacta en su descendencia: Ema tendrá que terminar lo que su madre comenzó y Sara podrá disfrutar desde una cárcel del futuro la herencia que sus ancestros construyeron para ella.

Sebastián Chilano es médico y escritor.

En la reseña de Tan Lejos que es mentira, Ricardo Romero señala: “¿En qué momento un hombre puede dar un salto al vacío y convertirse en otro? ¿Un hombre puede hacer eso? El protagonista de esta novela, una voz llena de furia y lucidez, carece de nombre y tiene una enfermedad. Conocemos el nombre de su enfermedad pero no el de él. Porque tener una enfermedad no quiere decir, necesariamente, estar enfermo, ser un hombre enfermo y moribundo.

Meticuloso y doliente, el protagonista de esta novela se desprende de todo lo que fue parte de su identidad hasta ese momento (familia, trabajo, amigos, amor), para quedar solo con esa enfermedad que ha tomado todas las decisiones por él. Porque el hombre enfermo es el que vive en la mirada de los otros, y él no se permitirá convertirse en eso. Otro será entonces el que muera. De otro será la desazón y la rabia. Él, sin poder dejar de narrar, degradado y degradante en esa extraña libertad, sólo tendrá la enfermedad.

Con potencia y ética arltiana, Sebastián Chilano, nos lleva hacia la intimidad final, ahí donde el cuerpo cruje y se vuelve protagonista, mientras nosotros nos debatimos tratando de descubrir qué hacer con lo que el mundo era y con el lugar que ocupábamos en ese mundo. Ya no hay nada, salvo esa soledad insalvable. El narrador narra y Chilano lo deja hacer sabiendo que cualquier frase puede ser la última. En esa agonía tal vez esté, paradójico, el sentido esquivo de una vida”.