La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 29 de septiembre de 2020

Mar del Plata en el peor momento de su historia

Análisis político semanal.

Por Gerardo Gómez Muñoz

“Mar del Plata está pasando la peor crisis de su historia”. La frase no fue una simple explosión retórica del intendente Guillermo Montenegro. La ciudad atraviesa una delicada situación sanitaria y en simultáneo una desocupación del 26%, cifra que ni siquiera se había registrado en la crisis del 2001.

Sin ahondar en más, hay que destacar que los males cayeron cuando la deuda externa llegó a extremos nunca vistos y con el agravante de que las divisas ingresaron a un pozo negro aún no dimensionado en toda su gravedad. Sólo está a la vista que los dólares no aparecen ni que hayan sido utilizados en beneficio de los argentinos.

El estado del país no nos deja a las  actuales generaciones ningún otro camino que el de la grandeza que nos conduzca a la restauración. El viejo vicio de los argentinos cedió lugar al dolor y a las lágrimas ciertas en casi todos los niveles de la comunidad.

El domingo eran sepultados los primeros médicos marplatenses  víctimas de su apostolado al servicio de los afectados por la peste y en estos meses fueron varios enfermeros y enfermeras quienes entregaron su vida en aras de su profesión.

Centenares tal vez ya miles de comerciantes, quiosqueros, vendedores ambulantes, comerciantes e industriales cayeron en otra lucha. No pudieron mantener su actividad, se quedaron sin un peso, cerraron las puertas y quedaron miles de trabajadores, sin su labor diaria ni salarios. El gobierno ha privilegiado acudir a las maltratadas arcas estatales para suplir en lo posible las necesidades, inclusive con subsidios y comida a más de 11 millones de compatriotas.

Los que aún no creen que haya llegado su tiempo de estar en la vanguardia de la lucha que debe ser pareja y de todos son, cabe la generalización, la mayoría de los integrantes de la clase política.

Abundosos de palabrería para disfrazar de intereses comunitarios sus luchas por diferencias político-ideológicas. Eso cuando no se trata de empujones y zancadillas en la búsqueda irrespetuosa de posiciones con vista a la próxima elección. En la que, como suele suceder, un gran porcentaje que goza de un buen pasar, con reforzados y vergonzantes sueldos estatales. Esos rara vez se reducen  con la contribución que exige la miseria de los pobres, va a ser reelectos en sus funciones.

Los que aún no creen que haya llegado su tiempo de estar en la vanguardia de la lucha que debe ser pareja y de todos son, cabe la generalización, la mayoría de los integrantes de la clase política.

Mar del plata acaba de ofrecer un imperdonable episodio en su Concejo Deliberante con varios matices politiqueros a la vista. Protagonistas dos personajes de nivel en la actividad que, vienen azuzados, por la malquerencia nacida en la última elección municipal entre el kirchnerismo y Acción Marplatense. Los resquemores venían advirtiéndose en los últimos tiempos donde un auténtico fighter, Marcos Gutiérrez, ungido jefe del bloque del Frente de Todos por la jefa Fernanda Raverta; cruzaba al gobierno municipal y de paso y cuando podía a la gente de Gustavo Pulti. Hay que tener presente que éste, al no ser satisfecho en negociaciones para integrar con posibilidades de ser candidato a intendente, lanzó su propia boleta. Hubo peronistas notables que lo siguieron y las consecuencias fueron fatales para Raverta y Montenegro cantó victoria.

Horacio Taccone.

Horacio Taccone.

Los choques en aumento culminaron en un verdadero papelón, escena digna del Far West, en plena sesión del Concejo Deliberante. Doblemente lamentable porque quien perdió los estribos con una escena y amenazas patibularias, fue el jefe del bloque  pultista. Una persona honorable y de bien ganado prestigio social y comunitario como Taccone y el brioso “Descamisado” Gutiérrez, que  mira con indisimulada apetencia  una banca futura en la lista de Fernanda, protagonizaron la disputa. Ojalá Taccone siga siendo presidente de Once Unidos, modesta entidad deportiva marplatense, a la que su gestión  proyectó al primer nivel social por las instalaciones y prestaciones deportivas para sus asociados y  toda la comunidad. Cabe destacar que también en su labor profesional luce por su hombría de bien, circunstancias que, seguramente, quedan a salvo de este episodio increíble. Y que no pierda su banca, al margen de un error no es irredento un valor de sus quilates para el ruedo político,

Montenegro quiere jugarse

Equipos aficionados cercanos al intendente han estado en los últimos tiempos chequeando, muy reservadamente y por centenares, a distintos sectores de la ciudad acerca de temas directos como la apertura de actividades y los contagios.

El resultado fue de extraña paridad de opiniones sobre una mayor flexibilidad de actividades bajo el régimen de protocolos y la otra respuesta privilegiaba un estricto cuidado de la salud.

Funcionarios del “Guille” se juegan, consecuentemente, que podría surgir en cualquier momento una decisión que facilitaría una rehabilitación de la actividad gastronómica, de los gimnasios y algunas cuestiones vinculadas con el turismo. La inquietud quedó abierta y se estima que hay posibilidades a la brevedad.

Escarceos políticos

Si bien se postergó la interna radical, la modernidad tecnológica posibilita la comunicación política y, consecuentemente, el activismo. Los entendidos dicen que se advierte una acción más interesada del  apoyo a Gustavo Posse. Comentan que no sólo él aparece sino que ahora algunos se agrandan porque se hace ver más el senador Lousteau, de influencia en  CABA y sectores partidarios de distritos vecinos con intendentes radicales. Su prédica se basa en la recuperación protagónica en “Cambiemos”. Desde ese ángulo la visión es que el opositor interno está comprometido con el PRO, mencionan a Vidal, Jorge Macri, Cristian Ritondo y hasta para molestar incluyen a Patricia Bullrich. Algunos como  para diferenciarse en serio hablan de la participación de Cornejo y de Negri, fundamentalmente con las convocatorias de la presidenta del PRO.

Desde los campos vecinos de Maxi Abad no se preocupan y, levemente, como  para que no se agrande el adversario, señalan algunos que ha reaparecido gente que pone en evidencia que estaban en receso como Storani, Casella y hasta La ” Pata peronista”.

En el conurbano y con ramificaciones en Mar del Plata hay movimientos para reflotar y -con expansión hacia otros nombres y zonas- se conocieron algunas actividades que vinculan y buscan ampliación a lo que en tiempos de “Mariú” Vidal se referenciaba en el ex ministro Joaquín De la Torre. Esta vez el tema se amplía porque habría contactos también con Emilio Monzó, a lo mejor Rogelio Frigerio y hasta Miguel Angel Pichetto; el ex diputado nacional Gilberto Alegre, Claudia Rucci y el concejal  actual de 3 de Febrero, Martín Yofre. Algunos, tal vez delirando, aseguran que hay conversaciones con Graciela Camaño y algunos nombres ex de Sergio Massa. De Mar del Plata un amigo y delegado del “Joaca” De la Torre, el senador Lucas Fiorini y el concejal Alejandro Carrancio. No parece  revestir seriedad que también hablarían  con Chiche y Eduardo Duhalde.