CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Interés general 18 de agosto de 2020

Mar del Plata tendrá una temporada con más peatonales, estrictos protocolos y probablemente balnearios sin vestuarios

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata.

Balnearios con menos carpas y sombrillas y más espacios libres, posiblemente sin utilización de vestuarios ni de espacios infantiles, controles de temperatura en puestos en la ruta, en las terminales de micros y en las estaciones aéreas; peatonalización de nuevos sectores, habilitación de corredores gastronómicos, autorizaciones para instalar mesas de bares y restaurantes en las veredas, prohibición de recitales y espectáculos masivos, micros de larga distancia con menor cantidad de pasajeros, refuerzos de puestos sanitarios en la vía pública, eliminación de espacios comunes en hoteles, uso de aplicaciones para realizar reservas y medir espacios disponibles en las playas y el estricto cumplimiento de protocolos para las diferentes actividades son algunos de los puntos principales que se analizan en la comuna, la Provincia y la Nación con vistas a la próxima temporada estival en la costa Atlántica, de acuerdo a una serie de consultas realizadas por LA CAPITAL en dichos ámbitos.

Yanina Martínez, secretaria de Promoción Turística del Ministerio de Turismo de la Nación, este martes confirmó que habrá temporada turística, en coincidencia con lo señalado días atrás por el ministro Matías Lammens, haciendo hincapié en que se deberán aplicar diversos protocolos elaborados para la gastronomía, hotelería y agencias de viajes. “Va a ser una temporada totalmente distinta, diferente, debiéndose tomar todas las precauciones para evitar rebrotes que podrían hacer colapsar el sistema de salud de los centros turísticos”, se advirtió en off the record. “Al menos servirá para no perder. Ganar será difícil, con suerte empatar, pero viendo lo que ha sucedido con el turismo en Europa, hoy en una crisis inédita, al menos poder abrir será un triunfo”, admiten funcionarios turísticos de los distintos partidos de la costa.

…………

“Si llegáramos sin pandemia o con vacuna no dudo que sería la mejor temporada en décadas, pero lamentablemente eso no ocurrirá salvo un milagro”, se señala desde la comuna, donde reconocen que aún Mar del Plata no llegó al pico de casos de coronavirus. Asimismo, si bien para la temporada aún faltan cuatro meses, la experiencia que marca lo sucedido en otros países establece que siempre se producen rebrotes, que coincidirían en la Argentina con la proximidad del verano. “Temporada va a haber. Distinta, con restricciones, atípica, inédita, como quieras llamarla, pero va a haber”, coinciden en sostener desde la Provincia y la Nación, cuyos ministros, Augusto Costa y Matías Lammens, vienen manteniendo numerosos encuentros para unificar discursos y acciones.

El turismo, sin dudas, es el sector más afectado por la pandemia, con una facturación nula desde marzo. “No sabemos qué va a pasar en diciembre, pero tampoco nos podemos quedar con los brazos cruzados. Por eso lo mejor es trabajar y pensar en una temporada con un panorama similar al que se registra hoy”, dicen en los municipios costeros. En tal sentido, crece la idea de trabajar en forma mancomunada, y en este marco no se descarta la posibilidad de establecer una especie de pasaporte sanitario para quienes pretendan arribar a la costa. “Quizás se establezca la necesidad de llegar con un hisopado y una PCR negativa. El costo de dicho testeo se puede llegar a descontar con peajes, beneficios comerciales y otras acciones. O bien puede darse que esos testeos estén a cargo de Salud de la Nación, Turismo o los mismos municipios. Todo se está analizando en estas horas, sabiéndose también que un pico o un rebrote fuerte en pleno verano haría colapsar la de por sí frágil estructura sanitaria de Mar del Plata y toda la costa”, graficó una altísima fuente del Gobierno nacional.
…………….

Así como Turismo de la Nación ya elevó los protocolos para hotelería y gastronomía, en Mar del Plata los balnearios elaboraron el suyo para el análisis de las autoridades. En el mismo, establecen que las carpas tendrán una ocupación máxima de seis personas, al tiempo que se establecen estrictas medidas sanitarias para el uso de las instalaciones. Nada se dice sobre la posibilidad de reducir la cantidad de espacios de sombra. El intendente de General Alvarado fue muy claro al respecto. “Inicialmente –dijo Sebastián Ianantuony –pensamos en un escenario de hacer carpa por medio, pero nos dijeron que de ser así ni abrirían”. Lo cierto es que, en lo que tiene que ver con Mar del Plata, será difícil que se apruebe un protocolo como el que fue presentado.

“No imagino la posibilidad, hoy, claro está, de que en los balnearios se habiliten los vestuarios. Si hoy no podés siquiera probarte una remera en un local, si los vestuarios no funcionan en los gimnasios, no veo hoy, insisto, que sea posible que los balnearios abran sus vestuarios. Tampoco creo que se puedan habilitar los sectores de esparcimiento para los chicos ni que haya tantas carpas. De todos modos –expresó un funcionario de la comuna- la autorización de los protocolos respectivos correrá por cuenta de las autoridades de la Provincia y de la Nación. Todavía falta,. Nada es seguro aún”. Incluso, pudo saberse, en varios balnearios, donde se están cerrando alquileres para este verano, se les advierte a los clientes que “hoy no está confirmado que haya vestuarios ni que se habiliten las piletas”.


En Villa Gesell ya trabajan en un protocolo con herramientas de señalética, como el uso de una bandera verde para informar la disponibilidad de la playa y una bandera roja para informar cuando la playa alcanzó su cupo máximo de ocupación. Según publicó el espacio latecla.com “se prevé que a 100 metros del ingreso a la playa haya personal auxiliar que informe sobre la disponibilidad de esa playa y qué playas tienen lugar, y una aplicación para celulares y la web de Turismo Villa Gesell brindará información sobre el estado de las playas”. Asimismo, en cuanto al operativo de Seguridad en Playas, se contará con drones para el control de la densidad ocupacional e informarán mediante intercomunicación sobre su estado.

Distanciamiento y protocolo parecen ser las claves del verano. Se estima además que muchos propietarios de departamentos y otras viviendas en la costa querrán venir este verano. “Muchos de los propietarios ya nos indicaron que esta temporada no van a alquilar sus viviendas y por el contrario, vendrán ellos”, reconoce Silva Melgarejo, titular de la Constructora del Bosque en Cariló. Lo mismo sucederá en Mar del Plata y en otros distritos. “Estamos trabajando para que con algún control y chequeo previo puedan ingresar a Pinamar y entrar a su casa y pasar la temporada acá”, señala por su parte el titular de Turismo de Pinamar, Juan Ibarguren. “Indudablemente la costa va a ser el lugar. Si no está la vacuna, creo que el comercio se podrá dar por satisfecho si salva costos”, reflexionó por su parte Alejandro Dichiara, intendente de Monte Hermoso.

 

En tanto, el protocolo para la hotelería establece que todo personal que tenga contacto con huéspedes deberá utilizar tapabocas cuando esté estipulado en su jurisdicción. Salvo tareas específicas, se desaconseja el uso de guantes, dada la mayor persistencia de partículas virales viables sobre el látex/nitrilo. En relación a las reservas, la intención es digitalizar el check-in y el check-out y se evitará el servicio de bell boy y valet parking. Habrá un buzón para el depósito de llaves, que serán desinfectadas antes de su reutilización. Asimismo, habrá que indicar la capacidad máxima de personas en las áreas de uso común, según los metros cuadrados del espacio, y se ofrecerá alcohol en gel. Se deberá sugerir el uso individual en ascensores y se aconseja no permitir el ingreso a la piscina y el gimnasio, salvo que la autoridad sanitaria de su jurisdicción indique lo contrario. 

En referencia a alimentos y bebidas se recomienda evitar su manipulación por parte de los huéspedes y sugerir el servicio de desayuno en la habitación o modalidad take away y/o disponer cafeteras en las habitaciones, así como ampliar el horario de desayuno y ofrecer reserva previa para planificar la cantidad de personas desde el día anterior. Las cartas de los restaurantes serán digitales o plastificadas, para facilitar su desinfección, y las bebidas se ofrecerán cerradas en botella o lata. Se recomienda que no haya productos en el frigobar. Las habitaciones se sugiere dejarlas libres el tiempo suficiente para asegurar la correcta ventilación, limpieza profunda y desinfección. En tanto, el protocolo de establecimientos gastronómicos recomienda ofrecer servicio de reserva anticipada para planificar la cantidad de comensales desde el día anterior, exhibir el menú en carteles dispuestos en el exterior y/o interior del local y evitar el autoservicio de alimentos y ofrecer platos a la carta, en porciones individuales. Además se aconseja el cierre de las áreas de juego destinadas a los chicos, la organización del personal de la cocina en turnos y desinfectar la vajilla, cubetería y cristalería en el lavavajillas, incluida la que no se haya utilizado en un turno.

En referencia a los protocolos, el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, afirmó que “son herramientas concretas, recomendaciones sanitarias y pautas de atención que apuntan a fortalecer la cadena de valor y contribuir a preservar los empleos del sector, en línea con las nuevas demandas globales. “Tenemos que atenernos a la conducta social, con nuevos hábitos con distanciamiento, tapabocas y evitar las aglomeraciones”, insistió el ministro de Turismo, Matías Lammens, en sus contactos con los intendentes de la costa, al tiempo que sostuvo que la nueva normalidad, en términos de transporte, va a tener que ver también con más distancia entre los pasajeros y control de temperatura cuando se suban a los micros. “Estamos pensando en una temporada distinta, con actividades al aire libre”, señala por su parte el intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro. El y sus colaboradores consideran que la ventaja que hoy ofrece Mar del Plata es que ya ha transitado actividades con protocolos en la nueva normalidad, especialmente en la gastronomía y en lo que tiene que ver con el uso de los espacios públicos. En tal sentido, se calificó como positivo lo vivido este fin de semana en la costa, con la peatonalización de un amplio sector, lo que fue aprovechado por familias enteras.

Nuevos tiempos, nuevas relaciones políticas. Así como en la gestión municipal anterior se llegó a la inédita situación de judicializar un conflicto entre el Ejecutivo y el Concejo Deliberante, en la actual los cambios son notorios. El proyecto de peatonalizar un sector de la costa fue de un concejal opositor, Marcos Gutiérrez, presidente del bloque del Frente de Todos. “Trajo una buena idea y se le dio el total apoyo. ¿Oponerse por oponerse? No son tiempos para esa cuestiones menores”, resaltan cerca del intendente, donde tomaron como propio el proyecto de la peatonalización de un sector de la costa. “Me parece que vamos a una peatonalización general de varios sectores en los próximos meses. Esto salió muy bien y tan solo resta agradecer a los trabajadores de las cinco áreas municipales que trabajaron en conjunto”, expresó un estrecho colaborador de Montenegro.

De hecho, este viernes el Concejo Deliberante aprobará los primeros corredores gastronómicos, otro proyecto del concejal Gutiérrez. Se peatonalizarán dos calles durante los fines de semana y los feriados hasta el final de la temporada. Se trata de Olavarría, entre Rodríguez Peña y Rawson y Diagonal Pueyrredon entre San Martín y Bolívar, aunque el Ejecutivo quedará facultado a definir disposiciones sobre las calles transversales, así como a la creación de otros corredores en diferentes sectores del distrito. Alem, entre Almafuerte y Rodríguez Peña, un sector de Playa Grande y otro de la calle Córdoba y de la avenida Constitución, son posibles espacios a peatonalizar en la temporada, según pudo saberse. “Va a haber que caminar más que el verano pasado. No queda otra que habilitar más espacios al aire libre. De hecho, imaginamos un verano con muchas mesas de restaurantes y bares en las calles. ¿Noches frescas? Nada que no se arregle con una manta como sucede en muchos lugares del mundo”, reveló la fuente.

El proyecto a aprobarse este viernes también consigna que el Departamento Ejecutivo “promoverá el trabajo conjunto con los comerciantes frentistas que posean habilitación municipal sobre los `Corredores gastronómicos` para definir de manera particular y específica el uso del espacio público, considerando sus características espaciales y la dinámica comercial preexistentes. Se deberá además reforzar la iluminación de la vía pública mediante la instalación de focos bajo consumo, acondicionamiento de calles y veredas, instalación de mesas para gastronomía sobre el espacio público y presentación de espectáculos culturales con diversos lenguajes artísticos. Según trascendió, el Ejecutivo habilitaría el horario de 18 a 24 para esos corredores. Lo más destacable es que en el Concejo Deliberante se han alcanzado consensos claves.

La sesión del Concejo del viernes será especial, puesto que cuatro proyectos importantes serán aprobados por unanimidad. La necesidad de pensar y trabajar en la pospandemia logró que se alcanzaran estos consensos políticos que constituyen un claro mensaje a la ciudadanía desde las distintas fuerzas con representatividad en el Deliberativo. El Programa de Asistencia Tributaria, el Régimen Especial de Habilitaciones, la creación de corredores gastronómicos y la ordenanza del Compre Marplatense, encontrará a 24 concejales aprobando normas fundamentales para la pospandemia en Mar del Plata. “Llegar a consensos a través del diálogo y el entendimiento nos llena de orgullo en tiempos por cierto difíciles”, señalaba el coordinador del gabinete municipal, Alejandro Rabinovich, “arquitecto” de los acuerdos con los bloques opositores.



Lo más visto hoy