La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 15 de mayo de 2019

Mar del Plata y las TIC: una industria “invisible” que podría crecer mucho más

Constituyen un importante aporte para la economía nacional y marplatense, con potencial por desarrollar aunque carece de apoyo estatal. Necesidad de aumentar el ecosistema emprendedor existente y contar con políticas de Estado para seguir creciendo y así vender "servicios exportables".

El presidente de la Asociación de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Mar del Plata y Zona (Aticma), Bernardo Martinez.

 

Por Natalia Prieto
[email protected]

En Mar del Plata, el sector de las TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación) emplea a unas 3.500 personas, nucleadas en 76 empresas y 500 microempresas (que incluyen emprendimientos y servicios profesionales independientes) que facturan más de 3 mil millones de pesos anuales, de los cuales se exporta el 40 por ciento, unos 1.300 millones de pesos.

Además, casi la mitad de las empresas (el 45 por ciento) exportó productos o servicios, de acuerdo a los datos aportados por la Asociación de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Mar del Plata y Zona (Aticma).

Al transitar el mundo la cuarta revolución industrial, algunos ya se refieren a la quinta, el potencial de ese sector “invisible” se multiplica, aun cuando carece de apoyo gubernamental. “La ventana de oportunidad está, pero se va cerrando”, graficó el presidente de Aticma, Bernardo Martinez, y explicó “después de las exportaciones de oleaginosas y gramos venimos nosotros y nadie lo sabe. Por eso es importante el Polo Tecnológico, para tener visibilidad”.

Hoy Argentina participa con un 0,5 por ciento del mercado mundial exportador, con 6.900 millones de dólares. El objetivo a nivel nacional es alcanzar el 1 por ciento del mercado mundial, lo que provocaría un gran cambio generando 150 mil empleos de buena calidad.

A nivel nacional, Mar del Plata es una plaza importante en el sector TIC. De acuerdo a los datos aportados por Aticma, la ciudad cuenta con “76 empresas, 500 microempresas, emprendimientos y servicios profesionales independientes, con 3.150 millones de pesos de facturación anual y 1.300 millones de pesos de exportaciones anuales, el 40 por ciento”.

Visibilidad

Así las cosas, la ciudad cuenta con todos los elementos para desarrollar más el ecosistema emprendedor existente.
“Mar del Plata es una plaza importante, cuenta con todos los elementos: tenemos gente capacitada, creativa, buena calidad de vida en una ciudad con escala humana”, describió el presidente de Aticma, Bernardo Martínez.

“Ya no hay más Leonardo Da Vinci -añadió-, tenemos que nuclear a toda la gente calificada, un ecosistema con muchas cabezas pensando soluciones. Cuanta más gente pensando haya, mejor saldrá”.

La intención en convertir a la Argentina en un país que se especialice “en servicios exportables” y para eso se necesita, entre otras cosas, “visibilidad para motivar. Por eso es importante el Polo Tecnológico. Es una oportunidad para el desarrollo de la región”.

Para el 2050, se estima que “más del 80 por ciento del empleo mundial serán servicios, pero más de la mitad serán servicios exportables. Si el mundo va para ahí, tenemos que hacer todo para ser exportadores de servicio y no importadores”, recomendó Martínez.

En esta época de chatura económica, la industria TIC es una de las pocas que crece en el país aunque “en otros países crece mucho más rápido. La tecnología cambia constantemente y debe ser disruptivo, hay que salir del sentirse cómodo”.

“Nosotros desarrollaron soluciones para los demás -añadió-, para la vida cotidiana, para industrias como las de conserveras o la textil. Ellos son nuestro mercado. Y además tenemos capacidad de exportar”. El ecosistema emprendedor existe y funciona, pero podría crecer mucho más rápido y con mejor funcionamiento.

Vocación

En Argentina, el 73 por ciento de las empresas TIC son micro (tienen hasta 9 trabajadores), el 21 por ciento son pequeñas (de 10 a 40 trabajadores); el 4 por ciento son medianas (de 50 a 200 trabajadores) y el 2 porciento son grandes (más de 200 trabajadores). Además, el país cuenta con cuatro unicornios (compañías privadas de tecnología valoradas en más de 1 billón de dólares) y una de ellas, Globant, tiene sede en Mar del Plata.

A entender de Martínez, el ecosistema emprendedor nucleado en un mismo lugar resulta fundamental para el desarrollo porque “son equipos pensando, trabajando en diferentes áreas, que pueden encontrar soluciones para tal o cual cosa”. Además, al tratarse en general de industrias chicas, el “derrame es rápido” y favorece a toda la comunidad.

El despertar de la vocación es otro ítem importante y la ciudad, al contar con escuelas municipales, puede ganar tiempo y “desarrollar acciones para aumentar la matricula de las carreras. Con diversas acciones se les muestra a los chicos lo que hacemos”.

En tren de lograr el desarrollo pleno, el sector necesita “políticas de Estado que desarrollen un ecosistema favorable; un marco regulatorio estable; ventajas impositivas para la creación; el crecimiento y la radicación de empresas; acciones para despertar vocaciones TIC; impulsar nuevos emprendimientos y fuentes de financiamiento”, enumeró Martínez.

Al accionar del sector privado, deberían sumarse acciones municipales, provinciales y nacionales.