CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Arte y Espectáculos 8 de septiembre de 2016

Marán: “Me quedo hasta que venga mi reemplazo”

Esperará que el ministerio de Cultura bonaerense designe nuevas autoridades. Hasta entonces, dijo, sigue trabajando en la programación de la próxima temporada de verano.

esmintió una mala relación con el personal y negó la puesta en marcha de un ajuste.

El dramaturgo y teatrista Marcelo Marán renunció en horas de la mañana de ayer a su cargo como director del Teatro Auditorium, complejo oficial que se encuentra bajo la órbita de la provincia de Buenos Aires. “Esto no es una huida desesperada, me quedo hasta que venga mi reemplazo, no voy a abandonar el barco, sigo trabajando por la temporada para sostener el teatro”, dijo ayer a LA CAPITAL.
Tras un martes cargado de rumores sobre su dimisión, finalmente Marán reunió ayer al personal del teatro en la sala Astor Piazzolla y le dio a conocer la noticia. “Después de mantener reuniones con el ministro de Cultura (Alejandro Gómez) decidí renunciar por una cuestión absolutamente personal”, indicó durante la tarde de ayer, en una nota telefónica con este matutino.
Marán, quien asumió como director del Auditorium por segunda vez a fines de diciembre pasado, indicó que el motivo de su renuncia no está relacionado con una mala relación con el personal, ni con la puesta en marcha de un nuevo recorte de trabajadores por parte de las autoridades bonaerenses. “Es excelente la relación con el personal”, agregó.
El dramaturgo y funcionario, quien también pasó por el área de Cultura municipal hace varios años, confirmó, a su vez, el trabajo en equipo con la Asociación de Amigos del Teatro Auditorium, entidad que lleva adelante el sostenimiento de las salas que integran este complejo.
Cabe señalar que, entre los rumores que habían circulado durante la tarde del martes último, se indicaba que el motivo de la renuncia era un desacuerdo con esta entidad, a partir del precio popular de las entradas al teatro.
La Asociación de Amigos del Teatro le habría planteado que, con localidades inferiores a los 250 pesos, la entidad sufría un desfinanciamiento para emprender tareas escenciales para el funcionamiento de las salas.
Marán echó por tierra esas versiones al defender el trabajo de la entidad y enfatizar su espíritu de equipo. “Yo sostuve la política de precios que bajó desde el ministerio, lo que es razonable y, por otro lado, la tienen todos los teatros oficiales”, indicó.
Cabe señalar que en otras salas bonaerenses no se aplica la misma política: en el Teatro Argentino de La Plata se supo que se programaron shows cuyas localidades llegan a los 800 pesos. “Si esa política es errática, no es responsabilidad mía”, agregó.
“La Asociación de Amigos del Auditorium es colaboradora del teatro, la asociación acelera los procesos de mantenimiento del teatro”, se explayó. Y recordó que en estos ocho meses de gestión llevó adelante acciones que buscaron “elevar la recaudación y la cantidad de público”, a partir de reuniones que mantuvo con varios sindicatos.
Por otro lado, también negó suspicacias que se echaron a correr estos días en torno a que su trabajo en el teatro Auditorium podría favorecer a escenarios comerciales, como el Radio City Roxy, de donde fue director hasta antes de asumir en el Auditorium. “Mi defensa de los bajos precios de las entradas deja sin efecto esta suspicacia”, finalizó. Y negó que, tras su renuncia, regrese al Roxy. “No lo tengo pensado”, agregó.



Lo más visto hoy