La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
El País 9 de febrero de 2017

Micheli: “Discutir un aumento del 18% cuando la inflación va a ser del 25% va a llevar conflictividad”

El secretario general de la CTA Autónoma pidió que los trabajadores "al menos no sigan perdiendo poder adquisitivo". Además, aseguró que con el gobierno "el diálogo está absolutamente cerrado"

Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma, advirtió que “discutir una pauta salarial del 18 por ciento, cuando la inflación va a ser del 25 por ciento, va a llevar a conflictividad”, a la vez que cuestionó que el Gobierno no convoque a esta central al diálogo, al considerar que “niega la pluralidad sindical”.

Micheli afirmó que desde el Gobierno “intentan imponer una pauta salarial inferior a lo que cualquiera calcula de la inflación, de acuerdo a los aumentos de precios que estamos viendo a principios de año”.

“Una pauta del 18 por ciento, cuando la inflación va a ser del 25 por ciento, nos va a llevar a una conflictividad”, alertó en declaraciones a radio Continental, donde pidió que los trabajadores “al menos no sigamos perdiendo poder adquisitivo”.

El dirigente de la CTA también aseguró que la paritaria docente “está prácticamente anulada por decisión del Gobierno”, mientras que cuestionó que “se intente anular la paritaria nacional docente porque va a volver a ser como era antes, que las provincias pobres no podían pagar aumentos”.

“Sospechamos que este Gobierno tiene intención de modificar, de querer cambiar los convenios colectivos de trabajo, con esa concepción de querer bajar los costos laborales y mostrar que en la Argentina se puede tener un régimen laboral menos costoso”, juzgó.

En cuanto a la unidad con la CTA que conduce Hugo Yasky, sostuvo que “va a haber un acuerdo programático” hasta 2018, que es cuando vencen los mandatos dentro de las centrales, por lo que puntualizó que por ahora se encuentran “en un proceso de unidad de acción”.

Micheli destacó la importancia de juntarse con su par de la CTA “para unir fuerzas y de ahí poder discutir con el Gobierno un espacio institucional” ya que, cuestionó, “antes teníamos alguna forma de llegada al ministro de Trabajo, ahora el diálogo está absolutamente cerrado”.

“Comienzan a negar la pluralidad sindical. En términos de la democracia, retrocedemos en la Argentina porque antes había reconocimiento de las dos CTA y ahora nos dicen ‘estas dos no existen'”, expresó el gremialista sobre la decisión del Gobierno dejar a las dos CTA afuera de la Mesa del Diálogo para la Producción y el Trabajo.