La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Más allá de las noticias 5 de enero de 2020

Momentos de pánico para 200 argentinos al incendiarse la turbina del avión a punto de despegar

Regresaban de Miami y hubo un incendio en el momento del despegue. Quejas por el trato de la empresa aérea.

Foto ikustrativa.

Mas de 200 argentinos, que estaban por retornar al país en un vuelo desde Miami de la empresa LATAM, vivieron anoche momentos de pánico, al incendiarse una de las dos turbinas del avión, un Boeing 767-300, al momento del despegue y denunciaron que sufrieron malos tratos de parte de la compañía que, ante los reclamos, respondió que “en 48 horas” se contactarán “por correo electrónico”.

El hecho ocurrió a las 19.30 hora argentina del sábado cuando un avión de la empresa LATAM inició el carreteo previo al despegue del vuelo 7821, con destino a la Argentina y se produjo “un fogonazo” en una de las turbinas, por lo que los pasajeros ubicados en la parte trasera del avión comenzaron a desesperarse.

“En ese momento se iniciaron las corridas y el pánico, mientras desde afuera intentaban apagar las llamas: Luego apagan el fuego y nos mandan a sentar sin ningún tipo de explicación, pero cuando el piloto quiso mover otra vez el avión, hay otro fogonazo y llamaradas”, contó a Télam una pasajera del vuelo, Ariadna, quien aseguró : “Me quedé helada no podía reaccionar”.

“Tras más de 40 minutos dentro de la aeronave y con la tripulación de LATAM queriendo minimizar la situación, abren las puertas para que podamos salir, en el medio las corridas y el pánico de la gente, algunos niños que le preguntaban a sus padres si iban a morir y muchos con crisis nerviosas”, destacó en tanto Brenda Rodríguez.

Los pasajeros denunciaron que la tripulación “no les explicaba lo que sucedía” y que “sólo veían llamaradas desde las turbinas”,mientras que muchos al bajar se encerraron en los baños con ataques de angustia”.

Rodríguez remarcó que “la empresa reprogramó el vuelo para mañana”, muchos no querían volver a viajar por esta aerolínea. Algunas familias fueron separadas y una mujer tuvo que viajar sola a Lima y otra familia a San Pablo, cuando el vuelo era directo a buenos Aires.

“Estuvimos muchas horas en el aeropuerto, luego nos pagaron el alojamiento y con dieron tickets que no nos alcanzaban ni para pagar el desayuno, situaciones ridículas de ofrecernos un vuelo de 29 horas con escalas, gente con conexiones que perdieron sus pasajes y les dijeron que paguen y después reclamen, mientras que había dos personas para reprogramar los vuelos para 228 pasajeros”, explicó Ariadna.

Los pasajeros “resolvimos que cuando lleguemos a Buenos Aires iniciaremos acciones legales por el maltrato y los daños ocasionados tanto psicológicos, económicos y laborales”.

Rodríguez contó que una pasajera venezolana que vive en la Argentina y tenía que volver a Buenos Aires a operarse de un tumor, para lo cual tenía fecha programada y no llegará, ahora está con taquicardia ya que, además, tiene problemas cardiológicos”.

Los pasajeros crearon el hashtag #vuelo del infierno en la red social twitter para contar lo que les sucedió, mientras que la empresa, a través de esta red social, los instaba a responder los reclamos por mensajes privados.

El vuelo del avión Boeing 767-300 de LATAM, matrícula CCCXD, debía salir 19:15 de ayer hora argentina, tenía 228 pasajeros a bordo, el 99% argentinos que habían ido a vacacionar o por negocios a Miami.

La empresa no había respondido en forma oficial a este incidente y “ante los reclamos nos respondían que se resolvía todo desde Chile y que en un plazo de 48 horas se contactarán con nosotros por correo electrónico”, detallaron los pasajeros.

LA POSTURA DE LA EMPRESA

La empresa LATAM Airlines Argentina difundió el siguiente comunicado luego del incidente con el avión en el aeropuerto de Miami:

“LATAM Airlines Argentina  informó que el vuelo LA7821 del día 4 de enero, que operaba la ruta Miami (Estados Unidos) – Buenos Aires (Argentina), registró una falla poco habitual pero prevista en los manuales operacionales. Durante la puesta en marcha del motor número 2, se registró  presencia de humo y fuego en el motor izquierdo.
La compañía realizó todos los procedimientos establecidos ante estas situaciones, resguardando en todo momento la seguridad de sus pasajeros.

 El avión regreso a la posición de embarque donde los pasajeros descendieron de la aeronave sin inconvenientes. El vuelo fue cancelado para su revisión y los pasajeros  están siendo protegidos en otros vuelos de itinerario.

LATAM reafirma su compromiso con mantener los más altos estándares en materia de seguridad y lamenta los inconvenientes que esta situación ha causado a los pasajeros”.