La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Interés general 4 de diciembre de 2019

Para Arroyo llueve sobre mojado, una dependencia que será clave para el futuro y los números que sorprenden

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata.

Con denuncias, incluso penales en su contra, advertido sobre irregularidades por parte del Tribunal de Cuentas de la Provincia y consciente de que toda su gestión será auditada por el proximo intendente, Guillermo Montenegro, el jefe comunal saliente se dispone a culminar su mandato con nubarrones amenazantes en el campo judicial, y enfrentado, hasta ultimo momento, con distintos sectores de la sociedad. Hasta el titular de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), Rubén García, pidió que las autoridades municipales salientes “paguen con su patrimonio” los perjuicios que les provocaron a los docentes al quitarles las bonificaciones hace más de un año, las cuales serán restituidas por Montenegro. García adelantó a LA CAPITAL que la Federación propondrá al Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) la presentación de una denuncia penal contra el intendente Carlos Arroyo y todos los funcionarios que determinaron el quite de la bonificación. “Que lo paguen con sus propiedades, porque cada vez que se va un intendente, nosotros tenemos que hacerle juicio al municipio y ellos se lavan las manos, y a la larga el que paga los platos rotos es el contribuyente, el que paga las tasas”, indicó.

ESPERANZA12

A todo esto, en las últimas horas fue el mismo obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, quien lanzó un mensaje más que claro. “El plan de emergencia alimentaria –dijo- faltó ejecutarse aquí en nuestro municipio, mientras en otros lugares se dio, por trabas de tipo político”. Esperanzado con el cambio de gobierno local, el obispo dijo que esperaba que “de aquí en adelante podamos afrontar creativamente desde los distintos espacios políticos partidarios, sociales, la Iglesia, otras iglesias y las ONG que trabajan en esta línea, la forma de llevar adelante este tema de hambre y sobre todo de nutrición que es muy seria en nuestro país y particularmente en nuestra ciudad. Como se ve, Arroyo se va peleado con todos. Hasta con el obispo…

Mientras hablaba monseñor Mestre, en los Tribunales de Mar del Plata se presentaba una denuncia penal contra el intendente Arroyo por los supuestos delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. La noticia cayo como una “bomba” en la privada del jefe comunal. Es que se trata de una de las situaciones más vidriosas de su gestión. Como se informara oportunamente, el jefe comunal firmó un acta transaccional con la firma Playa Azul SA, concesionaria de las cocheras de Playa Grande, a través de la cual, desconociendo todos los dictámenes previos y las advertencias de los especialistas, procedió a autorizar el funcionamiento de un boliche bailable en ese espacio a cambio de distintas obras en la ciudad. La denuncia, acompañada por abultada documentación, promete poner en claro lo sucedido en torno a este tema que oportunamente le costó el cargo a la titular del Emtur, Gabriela Magnoler (se negó a avalarlo), al tiempo que el Concejo Deliberante venía pidiendo informes sobre dichas anomalías. Lo cierto es que en la denuncia presentada por otro concesionario de Playa Grande, Sergio Goransky, con el patrocinio legal del doctor César Sivo, se relatan todas las situaciones que desencadenaron en este extraño acuerdo que ni siquiera tiene los avales de los organismos de contralor de la comuna y menos del Concejo Deliberante.

………….

“Es uno de los temas que más irregularidades registra. Le va a costar mucho al intendente sostener este acuerdo ante la Justicia”, admitían en cercanías de la secretaría Legal y Técnica de la comuna. En tanto, trascendió que además de la presentación de la denuncia y la documentación, no se descarta la presentación de empleados “con muchas ganas de hablar”, concretamente algunos “arrepentidos” que están dispuestos a contar ante la Justicia las irregularidades que vieron sobre ésta y otras situaciones. “Nos sorprendió pero bienvenido sea”, señaló una fuente cercana a los letrados patrocinantes de Goransky, quienes tienen previsto sumar más elementos para la investigación.

Es que en realidad se trata de una denuncia contundente, debiéndose señalar que los demandantes piden que entre otros sean citados a declarar el secretario de Obras, Guillermo De Paz, y el de Gobierno, Alejandro Vicente. Además, incluso se señala en la denuncia, “existe la posibilidad de que ciertos funcionarios actuales o que ya no se encuentran dentro del plantel municipal, hayan tomado parte directamente o por interpósita persona en ambos lados del mostrador estatal, lo que configuraria el delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas” contemplado en el artículo 265 del Código Penal.

………..

Como se informara oportunamente, el acta acuerdo firmada por el intendente Arroyo con el presidente del directorio de Playa Azul SA, Osvaldo Martín Alonso, contempla, a partir de la modificación de las condiciones contractuales –léase la habilitación de un boliche en ese lugar de cocheras- el compromiso de la citada firma de construir un Centro Municipal de Veterinaria y Zoonosis (ya comenzaron los trabajos mereciendo las observaciones de la Defensoría del Pueblo), la puesta en valor del inmueble de calle 11 de Setiembre 2061 y la demolición del balneario 5 de La Perla (trabajos también ya iniciados en la zona visitada días atras por el intendente Arroyo y su secretario de Gobierno, Vicente). “En ninguno de estos casos se observa el procedimiento legal y reglamentario previsto para la ejecución de obras publicas comunales”, disparó Goransky en su alegato.

Pero hay más. La cláusula 22 del acuerdo parece ser “la más reveladora de la voluntad del Ejecutivo”, ya que se compromete a “instruir al Ente Municipal de Turismo a que actue en consonancia con lo aquí resuelto”, quedando admitidos los usos peticionados por Playa Azul SA “y que involucran las actividades de gastronomía (bar, restaurannte, etc.) salón multiespacio de fiestas y eventos sociales y culturales con shows en vivo, los cuales quedarán sujetos a las condiciones de habilitacion que cada rubro demande”. En definitiva, el intendente Arroyo permitía en los últimos meses de su gestión lo que se negaba desde hace años desde los distintos entes municipales. No obstante ello, Arroyo, cuando fue consultado al respecto por la prensa, negó sistemáticamente que pudiera habilitarse ese lugar como boliche bailable. De hecho, se adjunta documentación con los dichos del jefe comunal negando lo que días antes habia autorizado con su firma.

………..

De la denuncia penal presentada este miércoles también surgen elementos que eran desconocidos. “Demostrando su desinterés por respetar los procedimientos legales y su apuro por cerrar este espurio negociado antes de cesar en funciones –se señala en relación a la actitud del intendente, a quien alguna vez en campaña se lo calificó como el “Pepe Mujica marplatense” por su honestidad y austeridad-, Arroyo le comunica al secretario municipal de Educación, profesor Luis Eduardo Distefano, que en miras a que el expediente se encontraba requerido por el Concejo Deliberante arbitre los medios “a su alcance conducentes a impulsar la continuidad de la implementacion del Acuerdo Transaccional N° 685/19”. ¿Qué tenía que ver el secretario de Educación con esta licitación? Todo una incógnita.

“Con el acta transaccional, el Ejecutivo sorteó todo tipo de normas, otorgando una nueva concesión bajo la apariencia de una modificación”, se apunta y agregan que el intendente “con conocimiento de su incapacidad jurídica de derecho para modificar las actividades de la unidad turística fiscal Estacionamiento, se arrogó potestades que carecía y que carece aún hoy. Es evidente –subrayan los denunciantes- que debe investigarse su participación en dicha figura penal e incluso también la de otras personas mencionadas o no en la presente denuncia que puedan haber tomado participación o colaboración en los hechos que forman parte del objeto de la misma”.

En la amplia presentación judicial, y ante la presencia de otros actores, los denunciantes piden que se investigue “a fondo” las conductas descritas que podrían estar tipificadas por el Código Penal de la Nación, como los delitos de “cohecho en su faz activa y pasiva, tráfico de influencias, negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas y abuso de autoridad y violación de los deberes de otros funcionarios públicos”. Sin rodeos, también remarcan que “es propio desconfiar sobre cuáles son las intenciones del señor intendente para exponerse de semejante forma en protección de Playa Azul SA, en virtud de no poder encontrarse beneficios concretos para el municipio –sino todo lo contrario- y adquirir la firma evidentes y jugosas ganancias con su obrar”.

………….

A medida en que se iban conociendo los alcances y fundamentos de la denuncia se evidenciaba en la tarde del miércoles la preocupación en los rostros de varios funcionarios y allegados al intendente. Solo se distendió el clima al hacerse público un hecho insólito sucedido horas antes cuando Tránsito de la comuna secuestró un camión municipal que chocó después de haber realizado un operativo ordenado por el intendente. Por falta de VTV se le retuvo el carnet al chofer, y fue necesario que participaran varios actores de pesos para que se lo devolvieran. “No nos sale bien una”, se lamentaba, pero entre sonrisas, uno de los funcionarios de la secretaría de Gobierno que ya tiene embaladas todas sus pertenencias ante el inminente cambio de autoridades.

En otro orden de cosas, LA CAPITAL pudo establecer que José Luis Dranuta, quien fue gerente de la División Educativa de la firma PC Box y un defensor a ultranza de la formación profesional a través de la sinergia pública y privada, será el futuro subsecretario de Tecnología en el gobierno de Guillermo Montenegro. Se trata de una dependencia a la cual el intendente electo le asigna fundamental importancia. Tanto como a la necesidad de encarar las negociaciones tendientes a la creación del Parque Tecnológico que no pudo desarrollar el gobierno de Arroyo pese a contar para ello con un crédito a tasa cero del BID y que se perdió por no haberse presentado documentación en tiempo y forma.

…………………….

En tal sentido, se creará la Dirección de Economía del Conocimiento, que dependiendo de la Secretaría de Producción, tendrá como uno de los roles fundamentales la creación de ese parque, una demanda de todos los sectores relacionados con la tecnología. El cargo de director de Economía del Conocimiento sería ocupado por Walter Gregoracci, quien fue gerente del área de negocios internacionales de Delsat Group, dedicada a la fabricación y exportación de equipos de software para el control de equipos telefónicos. Gregoracci además forma parte de la Asociación de Tecnología de la Información y la Comunicación de Mar del Plata y zona, entidad que ha visto con buenos ojos los planes de impulso a las TICS por parte del nuevo equipo gobernante del distrito.

Resultados, en algunos casos sorprendentes, arrojó una investigación cuantitativa, post electoral, que llegó a manos del equipo del intendente electo. Al margen de destacarse la buena imagen que tienen Montenegro, Fernanda Raverta, Gustavo Pulti, Daniel Katz y el obispo Mestre, se resalta que el 53,1% de los encuestados considera que la ciudad estará mejor dentro de un año. La desocupación, la inseguridad, el mal estado de las calles y la falta de limpieza, son los principales ítems citados ante la consulta sobre cuáles son los principales problemas de la ciudad, al tiempo que el 61,6% reconoció que en las elecciones a intendente de octubre votó al mismo candidato que en las PASO. Se determinó además, cuando se les preguntó a los votantes de Montenegro por qué se inclinaron por él, dijeron que “para apostar por un cambio, algo nuevo”, “por sus proyectos e ideas” y porque era “la mejor opción”. En cuanto a la calificación de la gestión de Arroyo, el 66,2% expresó una imagen negativa, indicándose que “no hizo nada”, “abandonó la ciudad, estuvo ausente”, “falta de trabajo”, “mala gestión” y “calles rotas” entre los ítems más mencionados.

………………

“¿Si tuviera que comparar la gestión del ex intendente Gustavo Pulti con la de Carlos Arroyo cuál diría que fue mejor? fue otra de las consultas. El 61,2% se inclinó por Pulti y el 24% por Arroyo. En tanto, siendo éste uno de los resultados que más inquietud generaron en el búnker de Montenegro, cuando se preguntó si la gestión del próximo intendente será mejor o peor que la del que se va, el 67,8% escogió el rubro “mejor”. “Hay muchas expectativas y nos obliga a trabajar fuerte en busca de soluciones desde el minuto uno”, afirman en el equipo del ganador de los últimos comicios. En cuanto a lo que creen marplatenses y batanenses sobre cuál será la máxima prioridad de Guillermo Montenegro, la lista es encabezada por “combatir la inseguridad”, seguido por “reparar las calles”, “construir o acondicionar escuelas y hospitales” y “mejorar la recolección de residuos”. Asimismo, el 64,4% de los consultados se mostró optimista con respecto a la próxima temporada. “Va a ser mejor que la del año pasado”, puntualizaron.

El dato más sorprendente del trabajo tiene que ver con el nivel de desconocimiento que tiene la sociedad respecto al intendente electo, Guillermo Montenegro, y la diputada nacional Fernanda Raverta, ex candidata del Frente de Todos. El 35% de los consultados, aunque cueste comprenderlo, señalaron que no los conocían. Pese a que entre ambos acapararon más del 80 por ciento de los votos en la última elección, siguen teniendo un nivel muy alto de desconocimiento. “Ambos aparecieron como nuevos ante el electorado, nunca se habían presentado a elecciones para cargos locales, y la gente mayoritariamente comenzó a conocerlos durante la campaña”, coinciden en señalar tanto cerca de Montenegro como de Raverta cuando se intenta ensayar una explicación. “Es entendible. Cuando Vidal ganó la gobernación en 2015, Julio Garro fue elegido intendente de La Plata y tenía más del 40% de desconocimiento. Matías Lammens, en CABA, tiene también cifras parecidas en este rubro. Los números también marcan que hay muchas similitudes entre Raverta y Montenegro. Tienen buena imagen y están parejo en casi todo. Y ojo que no son malos los guarismos de Pulti”, reveló uno de los asesores del jefe comunal electo que estudió minuciosamente los resultados de ese trabajo que se complementó con varios focus group donde, entre otras cosas, se vio con buenos ojos la designación de Santiago Bonifatti como próximo secretario de Gobierno, tanto entre los votantes de Montenegro como entre los de Raverta.

Se dieron a conocer oficialmente los números finales que arrojaron las últimas elecciones en Mar del Plata, cuando Guillermo Montenegro se impuso con 168.385 votos, aventajando a Fernanda Raverta por sólo 9.712 sufragios, lo que se convirtió en la diferencia más estrecha que se haya registrado en todas las elecciones realizadas desde 1983 a la fecha. Algunos datos que arrojan los comicios locales: el intendente Carlos Arroyo, que pretendía la reelección, perdió 167.742 sufragios en cuatro años de gestión. Apenas cosechó 15.944 adhesiones contra 183.686 que había logrado en 2015. La cantidad de votos perdidos por Arroyo (167.742, casi cinco por cada día de gestión) es similar a la que obtuvo Montenegro (168.385) para ganar los comicios. Entre Raverta y Montenegro, en tanto, sumaron 327.058 sufragios, mientras que los cinco candidatos restantes, en total, recibieron 91.519 adhesiones.

La boleta de Juntos por el Cambio se impuso en todas las categorías en los comicios de este distrito. Fue María Eugenia Vidal, la actual gobernadora que iba por la reelección, quien más votos recibió: 196.792. En ese podio, el segundo lugar fue para la boleta de candidatos a diputados provinciales de esa fuerza, encabezada por el marplatense Maxi Abad, presidente del bloque de diputados de Juntos por el Cambio, que recibió 191.289 votos. Entre votos nulos y blancos hubo 17.384, 1.440 más que los recibidos por Arroyo, al tiempo que Mauricio Macri (187.202) se impuso a Alberto Fernández (181.154), a nivel local, por solo 6.048 sufragios. Si se suman los votos de Gustavo Pulti (tercero, con 46.176) y Fernanda Raverta (158.673) alcanzan los 204.489, exactamente 36.464 más que los obtenidos por el intendente electo. Vidal alcanzó 28.407 votos más que Montenegro y 17.892 más que el gobernador electo, Axel Kicillof, quien sumó 178.900. En tanto, Alberto Fernández (181.154) obtuvo 22.841 sufragios más que la candidata a intendenta, Fernanda Raverta. En las mesas de extranjeros Montenegro tuvo 1.572 votos contra 1.468 de Raverta. Una diferencia de apenas 104 sufragios, cuatro más que los obtenidos por el intendente Arroyo que se quedó con 100.

En cuanto a los intendentes, Fernando Espinoza, en La Matanza, fue quien más votos obtuvo (510.364) en todo el país, al tiempo que el cordobés Martín Llaryora, jefe comunal electo de Córdoba capital logró 281.366. En tanto, el tercer intendente con más sufragios en su haber fue el reelecto Martín Insaurralde, en Lomas de Zamora. El intendente de Juntos por el Cambio más votado fue el platense Julio Garro, solo por detrás de Espinoza e Insaurralde en cuanto a cantidad de votos. Garro, que derrotó en la capital bonaerense a la kirchnerista Florencia Saintout, fue votado por 216.754 platenses. A nivel nacional, Guillermo Montenegro fue el noveno intendente más votado del país, pero resultó segundo en el ranking de los vencedores de Juntos por el Cambio. El intendente electo de General Pueyrredon, con 168.385 votos, aventajó a Néstor Grindetti, de Lanús (145.263), Jorge Macri, de Vicente López (113.054), Diego Valenzuela, de 3 de Febrero (113.054) y Gustavo Posse de San Isidro (101.413) con lo cual se convierte en un actor más que importante en el contexto de esa coalición.