La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 3 de julio de 2020

Para los martilleros, la nueva ley podría bajar la oferta de alquileres

Advierten que hay propietarios que podrían optar antes por la venta de sus inmuebles. "Vemos un futuro incierto, cuando nuestro mercado tenía mucha certidumbre", señaló Diego del Valle.

La puesta en vigencia de la nueva Ley de Alquileres, sancionada el pasado 11 de junio por el Congreso de la Nación y promulgada ayer por el Gobierno nacional, podría tener un impacto en la oferta de alquileres de la ciudad, según sostienen desde el sector inmobiliario local.

El martillero y corredor público Diego del Valle es uno de los profesionales que observa con preocupación la implementación de la nueva normativa y advierte que la misma podría tener un efecto contraproducente en Mar del Plata.

“Hay mucha incertidumbre sobre los efectos que tendrá la aplicación de la ley, por lo que considero que vamos a tener por delante un año con muy poca oferta de alquileres con destino a vivienda”, indicó a LA CAPITAL el profesional, quien se manifestó muy crítico con la normativa y aseguró que la misma afecta a la persona que alquila “principalmente”.

La nueva ley 27.551 establece nuevas reglas para los contratos de locación en el país. Entre las novedades, la normativa dispone el aumento a 3 años del plazo de duración de los contratos y un ajuste anual de los alquileres en base a una fórmula compuesta 50% por el Indice de Precios Al Consumidor (IPC) y otro 50% por la evolución de los salarios, fijados por el índice de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), que deberá publicar periódicamente el Banco Central.

Este es uno de los puntos sobre el que se paran los referentes inmobiliarios para advertir un perjuicio para el inquilino y una falta de previsión para el propietario.

Según señalan, la dinámica de mercado anterior no sólo no hizo que los alquileres aumenten más que la inflación, sino que además les permitió tanto al locador como al locatario conocer, desde la firma del acuerdo, el monto exacto que el inquilino debía desembolsar cada mes de los veinticuatro del contrato. “Ahora, en cambio, hay incertidumbre sobre lo que se va a pagar. Vemos un futuro incierto, cuando nuestro mercado tenía mucha certidumbre”, indicó Del Valle.

En un ejercicio hipotético, el martillero planteó: “Ese índice hoy sería del 48% o 50%. Ya hoy el inquilino tendría que hacer contratos casi por el 50% de actualización, cuando en Mar del Plata hasta estos días de junio se hicieron contratos con ajustes anuales de un 30% o un 35%”, señaló. Es decir, un porcentaje bastante por debajo a la inflación. Y agregó: “¿Qué va a pasar si el año que viene es 60% y la gente no lo pueda pagar?”.

El impacto real, de todas maneras, se conocerá todos los meses con el valor de referencia que será publicado por el Banco Central. Más allá de eso, Del Valle insiste en que la “incertidumbre” generada tanto por la ley como por la situación económica actual del país podría retirar propiedades para alquiler del radar.

“Por ejemplo, el propietario que está en Buenos Aires y tiene un inmueble en Mar del Plata, con todo lo que está pasando, quiere venderlo sí o sí. Tuvimos muchos llamados. Nosotros le decimos que la situación está dura y que sólo se venderá aquello que está en precio y entonces piden bajar los valores con tal de venderlo”, señaló el profesional, quien además indicó que otros, teniendo en cuenta el caracter turístico de la ciudad, podrían optar por alquiler “por temporada o de fin de semana”.

“Esto hará que el alquiler por tres años sea algo que, al menos en el primer año, se mueva más por lo que llamo un ‘mercado de referencia’. Es decir, alquileres entre amigos, familias, conocidos”, concluyó.