La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 3 de julio de 2017

Piden que se acelere la ordenanza que habilita las fiestas electrónicas

Tras la polémica respecto la autorización de las mismas este verano, los productores señalaron la necesidad de contar con la normativa para cerrar las presentaciones de cara a la temporada 2018. Según los plazos propuestos, la iniciativa podría tratarse este mes en el Concejo Deliberante.

Este verano las fiestas electrónicas estuvieron en el centro de la polémica. Luego de que el intendente Carlos Arroyo estableciera, a través del decreto 112, la “no autorización” de las mismas en el partido de General Pueyrredon, la elaboración de un proyecto menos extremo que regularice los eventos pasó de ser una necesidad, a una “urgencia”.

El mismo se encuentra a la espera del visto bueno de la comisión legislativa de Hacienda, Presupuesto y Cuenta para luego poder ser tratado en el recinto del Concejo Deliberante.

Según indicaron desde el sector empresarial abocado a la organización de las raves, las contrataciones de los artistas de cara a las presentaciones de la temporada de verano ya deberían estar cerradas, por lo que se encuentran a la espera de contar con la normativa que los avale.

“Básicamente la parte que está en discusión es el decreto que firmó el intendente en el cual prohíbe los eventos de música electrónica, después con los otros no hay problemas”, señaló Matías Iriarte, empresario responsable de Mute, uno de los balnearios pioneros en espectáculos de esas características en la ciudad.

Iriarte señaló la necesidad de contar con una ordenanza que regule la actividad, entendiendo sobre todo que la misma es fundamental para establecer la agenda de espectáculos de este verano.

“Estamos intentando que salga lo antes posible porque nosotros ya tenemos compromisos con artistas que tienen giras internacionales y tenemos que definirlos urgente”, señaló, asegurando que muchos de ellos ya tienen cerradas sus presentaciones desde febrero.

“Por lo que venimos charlando, la ordenanza va a salir pero sí hay una urgencia para que salga lo más rápido posible, porque si no, podríamos llegar a perder artistas”, afirmó.

Si bien aseguró que aún no puede adelantar los músicos y Dj’s que podrían llegar a venir a la ciudad, Iriarte señaló que, de aprobarse la normativa, Mar del Plata podría contar con la presencia de importantes referentes internacionales.

“Lo que sí decimos es que este año hay posibilidades de que brindemos menos festivales, pero con una calidad alta de buenos artistas”, señaló, asegurando también que existe la posibilidad de permitir el ingreso a menos personas.

“La idea es hacer festivales con menos asistentes para minimizar los riesgos. Esto no tiene que ver con la ordenanza, sino con nosotros”, indicó.

Por su parte, Nicolás Dembicky, presidente de la firma Comercializadora Drims SA (Parador Destino Arena), compartió la necesidad de contar con una reglamentación, aunque aseguró que “Mar del Plata es mega profesional en relación a cómo se controlan este tipo de eventos”.

“Lo que faltaba era reglamentar los procedimientos de control bajo una ordenanza, pero los mismos ya se hacían cumplir antes de realizar los eventos por los departamentos de seguridad del municipio y los bomberos”, agregó.

Si bien aseguró que “mientras antes se apruebe, mejor”, en referencia a negociaciones que deben cerrarse con los artistas convocados, señaló que contar con la normativa trae otros beneficios para Mar del Plata.

“Hoy el segmento electrónico llama a que se viaje desde otros lugares, algo que incrementa el turismo y es bueno para la ciudad, lo pudimos ver en el último tiempo”, señaló.

Expediente trabado

La concejal radical, Cristina Coria, quien también es integrante de las comisiones de Obras y Legislación, aseguró que el proyecto ya fue aprobado por ambas instancias legislativas y se encuentra a la espera del visto bueno de Hacienda.

“En este momento está en la última comisión, que es la de Hacienda, y el único punto que tiene en análisis es que junto con la actividad hay que crear el derecho para los permisos”, algo que, señaló, “puede implicar montos (de dinero) importantes” que hay que analizar.

“Nosotros nos habíamos comprometido a que no podíamos estar más allá del mes de julio porque después el Ejecutivo tiene que reglamentarlo y, también, tiene que ser una regla clara y conocida para que todos los que quieran venir a hacer un evento masivo sepan cuáles son las condiciones”, señaló.

Según lo dicho, el proyecto podría ser tratado este mes en el Concejo Deliberante, aunque deberá convocarse a una asamblea de concejales y mayores contribuyentes para darlo por aprobado.

“Como se trata también de la creación de un derecho, tiene que hacerse la asamblea de concejales y mayores contribuyentes como cada vez que se aumenta un impuesto”, indicó, asegurando que el proceso “tiene sus pasos, pero los estamos dando”.

Respecto la vigencia del decreto que amenazó la suspensión de la fiestas electrónicas de este verano, Coria señaló “que el decreto que tiene que ver con la no autorización no terminó aplicándose porque a partir de allí terminaron autorizándose varias fiestas electrónicas. Lo único que se hizo fue aplicar un montón de requisitos y de condiciones que son las que ahora van a estar en el marco de la ordenanza”.

Entre los puntos más destacados del proyecto se encuentra la creación de un registro para los productores de eventos, quienes deberán anotarse, dando lugar a la confección de un historial de comportamiento de sus respectivos eventos.