La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 24 de febrero de 2020

Piedras enormes, destrozos y reclamos: a siete años de una granizada histórica

Una intensa tormenta de lluvia, acompañada de granizo, cayó el 24 de febrero de 2013 y provocó numerosos daños. Hubo roturas de vidrios de autos y de viviendas, cortes de luz y quejas por la falta de tecnología para prever estos fenómenos.

Un colchón blanco en el piso. La caída de granizo fue impresionante.

El domingo 24 de febrero de 2013 será recordado por siempre por los marplatenses o por quienes estaban en la ciudad. Es que ese día una feroz granizada azotó Mar del Plata y causó innumerables destrozos.

Según datos históricos, fue la peor caída de granizo de los últimos 42 años por la violencia del fenómeno (en algunos sectores cayeron piedras del tamaño de una pelota de golf) y el desastre que generó en pocos minutos: hubo roturas de vidrios de autos, comercios y viviendas, cortes de luz en distintos barrios y malestar e indignación por la falta de tecnología para prever estos fenómenos.

“Si bien la mañana se había mantenido soleada y con cielo despejado, después del mediodía comenzaron a aparecer por el sector sudoeste nubes grises que fueron ocupando el cielo hasta que minutos después de las 15 comenzó a llover. A los pocos segundos la precipitación estuvo acompañada de una intensa caída de granizo, con piedras de hasta 5 y 6 centímetros de diámetro, similares a las de una pelota de golf”, graficó una crónica publicada por LA CAPITAL el día posterior al desastre.

Aunque el fenómeno duró apenas minutos, la intensidad y el tamaño de las piedras causaron innumerables daños en balnearios, vidrios de casas, comercios, las tejas de los techos y los parabrisas que también fueron víctimas del granizo.

La situación se registró en balnearios de la zona Norte, del Centro y de Playa Grande. Hacia el sur de la ciudad, en Punta Mogotes y el Alfar no cayó granizo, tan sólo agua.

Las avenidas, como Luro, Independencia y Colón, se vieron cubiertas de piedras de gran tamaño. La sucursal de Córdoba y San Martín del Banco Provincia también se vio afectada. En plena vía pública, los caminantes que fueron sorprendidos por la lluvia intentaron refugiarse bajo los aleros. Tanto en el macro y microcentro, como en el sector costero -del puerto hasta Camet-, se localizó el fenómeno meteorológico. Los espacios verdes -como la plaza Mitre, Colón, España y el parque San Martín- se tiñeron de blanco.

A pesar de la cantidad de agua caída junto al granizo, ese día Defensa Civil no registró evacuados.

Desesperación

Los automovilistas que circularon en plena tormenta intentaron buscar refugio debajo de los árboles para evitar destrozos. Así y todo, fue una fotografía repetida observar vehículos con parabrisas y lunetas rotas, además de las abolladuras en los techos y parantes.

Granizada autos

Aquella jornada también será recordada por una increíble escena grabada en video que se hizo viral y recorrió el mundo. Al ver cómo las grandes piedras dañaban su auto, un hombre decidió acostarse boca abajo sobre el techo y quitarlas con sus brazos y piernas, imitando el nado de una rana. “La desesperación se apoderó de los rostros de muchos automovilistas que veían cómo caía la piedra sobre sus vehículos a la vez que en muchos casos los golpes activaban las alarmas”, relató la mencionada crónica.

Una vez pasada la fuerte lluvia, continuó cayendo agua aunque en menor cantidad, hasta que volvió a abrirse el cielo y hasta salió el sol. Pero las calles marplatenses ya habían quedado tapizadas de blanco y también verde, por el follaje caído de los árboles como consecuencia del viento.