La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 26 de agosto de 2020

Por despidos e incumplimientos, los panaderos se declararon en “estado de alerta”

El sindicato de panaderos visibilizó algunas infracciones registradas "especialmente" en cuatro locales de la ciudad.

Falta de pago, adelanto de vacaciones y ausencia de registración laboral son algunas de las irregularidades denunciadas por el Sindicato de Obreros y Empleados de Panadería de Mar del Plata y Zona Atlántica (Soepmpza) y, aunque aclararon que “son problemáticas comunes” en varias panaderías de la ciudad, se “reiteran sistemáticamente especialmente en cuatro”, explicó el secretario adjunto gremial, Matías Coronel.

Así, Coronel anunció que los trabajadores se declararon en “estado de alerta” ya que “la movilización en el marco de la cuarentena esta prohibida”, añadió el gremialista.

Por tal motivo, los panaderos denuncian “falta de registración y precarización laboral; no pago de salarios; no pago de feriados, aguinaldos y vacaciones; trabajo de personal con enfermedades de riesgo; reducción de jornadas laborales; otorgamiento de vacaciones y despidos, muchos prohibidos por el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU)” que determinó el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) anunciado el 19 de marzo.

Asimismo, el secretario explicó que “estas problemáticas se repiten en varias panaderías, pero especialmente y reiteradamente en cuatro, ya que no responden en las audiencias conciliatorias y hacen oídos sordos“. También recordó que las panaderías fueron declaradas como “actividad esencial” al declararse el confinamiento obligatorio a fines de marzo.

“Así como la pandemia por Covid-19 mostró la solidaridad de muchos, también afloró miserias“, describó Coronel y reiteró que “en mayo, junio y julio tuvimos audiencias conciliatorias con trabajadores en el ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires y las empresas no escucharon nuestros reclamos“.

Ante esta situación, la entidad se declaró en “estado de alerta y movilización” y adelantaron que “continuaremos con las acciones gremiales y legales que correspondan”.