La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Opinión 7 de julio de 2019

¿Por qué la política?

por Lynette Hooft

Hace varios días que pienso en las palabras de la filósofa española, Adela Cortina, cuando dice: “estoy convencida de que hay valores que preferimos y que nos unen a todos”.

La conocí a Adela cuando yo estudiaba en la Universidad Nacional de Mar del Plata. En una de sus visitas a nuestro país la entrevisté para un medio argentino. Es una referente moral y académica que nos inspira para comprender que el único de modo de construir una sociedad civil, democrática y pluralista es participando de los asuntos públicos y comprometiéndonos con el bien común.

Esta reflexión me acompaña desde que se hizo público que acompañó a Guillermo Montenegro como candidata a concejal y que muchas personas me preguntaron: “¿Por qué te metiste en política?”.

La única manera de responder esa pregunta es con mi historia de vida. O al menos con los últimos 13 años durante los cuales mi familia y yo padecimos una injusta y dolorosa persecución judicial armada por el kirchnerismo contra mi padre, el Juez Provincial Pedro Hooft. Un verdadero paso por el infierno. Sufrimos calumnias atroces, violentos escraches y amenazas. Sentí que el mundo se detenía por la angustia, el miedo y el dolor. La injusticia te atraviesa.

Comprendimos que teníamos dos opciones: dejarnos vencer por la impotencia y la desesperanza, o luchar para defender la verdad de los hechos, nuestras convicciones y valores. Luchar fue lo que hicimos. Nunca estuvimos solos. En todo momento nos acompañaron, con enorme valentía, infinidad de personas. Puedo representarlas en la figura del Ex Fiscal Julio C. Strassera, quien estuvo siempre junto a nosotros con un coraje conmovedor. Soy hija de un inmigrante y me crié en una familia que tiene la certeza de que la realidad se puede transformar si uno se compromete de manera activa, enérgica y colectiva con los cambios que se desean producir.

Y la política es una herramienta poderosa para generar el cambio. No debemos volver a un pasado definido por el autoritarismo, la manipulación de la verdad y la justicia, la intolerancia y la corrupción porque sabemos que producen daños irreparables.

Creo en la política que busca transformar la realidad a través del diálogo plural y no en una política que actúa para imponer su ideología. No quiero que mi hija, mi familia ni nadie sufra porque le quieren marcar la vida y su destino.

Hace dos años trabajo como Directora Académica de los equipos técnicos de la Fundación Pensar Mar del Plata junto a Guillermo Montenegro. Acepté el desafío y el compromiso de sumarme a la política porque reconozco que los principios y valores republicanos que representan la Gobernadora María Eugenia Vidal y el Presidente Macri reflejan el futuro del país en el que quiero vivir.

Una Argentina integrada al mundo y a la Unión Europea, respetuosa del funcionamiento de todas sus instituciones republicanas, que lucha contra las mafias y el narcotráfico y que no admite la impunidad. Un país y una sociedad movilizada por la esperanza, la libertad y la dignidad humana.

(*) Precandidata a concejal de Juntos por el Cambio.