La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 4 de junio de 2019

Preocupación por la aparición de perros envenenados en Sierra de Los Padres

Desde Zoonisis señalaron que fueron quince los animales que llegaron a la dependencia en los últimos días, trece de los cuales murieron. Veterinarios de la zona señalan que serían cerca de cuarenta las mascotas afectadas. Hay una investigación en curso.

Foto archivo.

En Sierra de los Padres y alrededores, los vecinos dueños de mascotas atraviesan por estas horas momentos de profunda preocupación y tristeza luego de confirmarse la muerte de al menos trece perros por envenenamiento y cerca de cuarenta afectados.

Los casos tuvieron lugar en los últimos días y en un radio cerrado, lo que llevó a que se abra una investigación a cargo del Ministerio Público Fiscal.

Si bien existen relatos de vecinos sobre la afectación de cerca de “cuarenta perros”, Daniel Gagliardo, titular de Zoonosis municipal y que actualmente presta colaboración en la causa, señaló que su área sólo llegaron quince perros, de los cuales murieron trece y sólo dos sobrevivieron. “El resto de los casos que veterinarios de la zona están señalando no los conocemos”, aclaró, en diálogo con Lu6, aunque no descartó que se trate de un registro más amplió de los últimos meses.

En cuanto a la investigación sobre las mascotas fallecidas, Gagliardo brindó detalles del procedimiento: “Lo que hicimos fue extraer muestras del contenido del estómago y enviarla al (Complejo Policial) Vucetich, donde se realizarán los análisis correspondiente. También se está viendo la posibilidad de enviar las muestras al departamento de toxicología de la Universidad de Tandil”.

En cuanto a los lugares en donde fueron hallados los perros, donde también se presume que estuvieron en contacto con el tóxico que los afectó, el funcionario municipal aseguró que fue en un radio muy “cerrado”. “Son lugares muy puntuales, los primeros animales fueron identificados en el barrio Colina de Sierras, entre las calles Querini, Almendros y los Castaños, mientras que en los últimos días, los últimos cuatro aparecieron dentro de Sierra de los Padres”, indicó.

En una lectura que insistió que sólo es de carácter “personal”, Gagliardo aseguró creer que se trataría de un “crimen doloso”. “Podríamos pensar que ocurrió como consecuencia de alguna fumigación en alguna hectárea, pero todo da la sospecha de que ocurre algo más puntual”, opinó.

Para evitar desenlaces lamentables y lograr actuar a tiempo, el veterinario y funcionario señaló que los dueños de las mascotas deben llevarlo “inmediatamente” al médico tras evidenciar síntomas extraños, “no quedarse tranquilo con el hecho de que el animal haya vomitado”, “no medicar sin recomendación de un especialista, ya que, al tiempo, el veneno pasa del estómago al intestino y cualquier antibiótico deja de hacer efecto”. A su vez, sugirió que los perros de la zona “no estén en la vía pública”.