La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Arte y Espectáculos 1 de agosto de 2020

Rottemberg: “Tenemos todo listo para volver pero intentemos seguir cuidándonos”

Dijo que tiene una programación teatral "marcada" para sus salas, pero prefirió no comunicarla aún. Vaticinó una "temporada excepcional", pero para eso consideró necesario ensayar la reactivación durante la primavera.

Carlos Rottemberg, productor teatral.

 

El empresario teatral Carlos Rottemberg entendió, de cara a la temporada veraniega 2020-2021, que la reactivación durante la primavera será fundamental para que llegue un verano propicio para Mar del Plata.

“Primavera define verano, concretamente”, dijo a LA CAPITAL el empresario, atento a la situación que trajo aparejada la cuarentena a raíz de la pandemica de Covi-19.

Frente al cierre de teatros y salas y al desplome inédito que sufrió el sector del espectáculo, el productor dijo tener una programación armada pero no quiso darla a conocer aún.

No obstante el panorama, vaticinó que “Mar del Plata puede tener una temporada excepcional por algunos factores obvios, que pueden tener que ver con la distancia de los hogares primarios de los posibles turistas y con muchas maneras de llegar a la ciudad sin necesitar transporte público”.

Y señaló que para que esa situación se produzca es necesario antes que “la ciudad se ponga en marcha en primavera, que el país, en realidad, se ponga en marcha en primavera”.

A punto de cumplir cuarenta y tres temporadas consecutivas en esta ciudad en 2021, Rottemberg aseguró que “ensayar la salida o mejor dicho la convivencia con el virus -porque de eso se va a tratar el verano- va a complicarnos si no tenemos los ensayos, entre comillas, de una primavera donde la gente vaya perdiendo el temor y vayamos acostumbrándonos a poder convivir con este Covid-19″.

En ese sentido, contó que se siente como un chef que tiene la comida preparada pero no se atreve a servirla aún, sin antes divisar al comensal dispuesto en el restaurante.

“Estoy como aquel cocinero que tiene la comida marcada pero no pone la milanesa a freír hasta no ver el comensal en la mesa, yo también tengo una programación marcada pero no me animo a decirla, primero por las dudas pero también por una cuestión de respeto, porque de entrada dije que el show no debe continuar”.

Aunque consideró que el 2020 es un año perdido desde el punto de vista de la producción de espectáculos, apostó a lo que viene, la temporada teatral del verano: “Tenemos todo listo para volver pero primero intentemos seguir cuidándonos”.

“De entrada dije que el show no debe continuar, esa frase tan de nuestro ambiente es por un tema sanitario, se están jugando vidas humanas y no da como para seguir con la frivolidad de lo nuestro, que es tan necesaria, tan importante y que yo le tengo hasta mucho cariño porque es mi trabajo”, indicó.

“Tengo en claro, como ciudadano, que hay que anteponer lo prioritario y en este caso solo decir que estoy listo para arrancar una buena temporada de Mar del Plata. Ojalá mi próximo diálogo tenga que ver con una programación y no con esta sensación de impotencia por no saber exactamente donde estamos parados, primero como persona y después como empresario”.

El dueño de salas como el complejo Atlas-América, el Bristol, Neptuno y Lido y el Teatro Mar del Plata, se mostró expectante y analítico: “Esta situación de Argentina y el mundo nos pone en una prueba de un delicado equilibrio, nos hace cambiar de estados de ánimo, de humor, de perspectivas incluso durante un mismo día, y no está mal que eso ocurra. Nos debemos permitir que eso nos pase, porque como dijo el presidente (Alberto Fernández) coincidimos en que estamos frente a un enemigo invisible”.

Y sobre el aniversario número cuarenta y tres, Rottemberg se mostró extrañado por pasar un invierno sin venir a la ciudad. “Nunca me había ocurrido esto de transcurrir el invierno número cuarenta y dos sin haberme podido acercar a la ciudad. Hoy lo que siento es una enorme abstinencia de Mar del Plata”, finalizó.