La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Arte y Espectáculos 18 de diciembre de 2017

Sasturain y Quattordio presentan hoy la historieta “Zenitram”

El gran escritor argentino abrió su historia de Zenitram para que el dibujante pudiera hacer sus aportes. El resultado es un libro que destila actualidad por todos lados.

“Zenitram” es el libro de historietas de Juan Sasturain y Juan Carlos Quattordio que se presentará hoy a las 19 en el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (Yrigoyen 1539). Editado por Gárgola, el libro recopila la historia de Zenitram, un superhéroe argentino. Sasturain aportó el guión, al tiempo que Quattordio las ilustraciones.

“Trabajar con Sasturain me dio dos sensaciones: que un nene te preste su mejor juguete y que tu viejo te dé las llaves del auto. Que confíen en vos es algo que todos anhelan”, dijo el dibujante, que está radicado en Mar del Plata.

“¿Puede existir un superhéroe argentino? Zenitram en sus múltiples encarnaciones no dejó de plantearse este interrogante. Su recorrido no es precisamente corto. El héroe tuvo su debut en un cuento escrito por Juan Sasturain, recopilado en la antología homónima de 1996, en plena época menemista”, recopila la introducción del libro que realizó Santiago Sánchez Kutika.

Las casi trescientas páginas de este flamante libro reconstruyen la historia de Rubén Martínez, alias Zenitram (Martínez al revés), que hace unos años logró revivir el suplemento Historietas Nacionales de Telam y más tarde en la revista Fierro. Aunque Zenitram atesora una larga trayectoria. En 2009 se filmó una película protagonizada por Juan Minujín y dirigida por Luis Barone.

“Es a partir del argumento y del storyboard de la película que le propuse a Juan Carlos Quattordio, años después, la realización de una versión en historieta. Y así empezamos a colaborar, a distancia, y sin ningún horizonte de publicación inmediato”, contó Sasturain en el prólogo de la edición y donde hace una historias de las idas y venidas que tuvo el personaje en sus diversos formatos.

“Desde el principio, Juan Carlos trabajó con absoluta libertad creativa y fue mucho más que el ilustrador de una película, el simple ejecutor de un guión ajeno, por el contrario, paulatinamente fue dándole –cada vez más- su impronta personal al relato. Así, son innumerables los episodios y los desarrollos de personajes y situaciones que le pertenecen por entero. Basta con comparar el cuento original, la película y esta historieta para afirmar que, a esta altura, Zenitram es una verdadera construcción colectiva”, dijo el gran escritor.

Y elogió el torrente imaginativo de Quattordio, un dibujante e ilustrador, quien es también autor de la tiras “GPS del amor” y de “Chico conoce chica”, entre muchas otras. “No me imagino mejor destino y porvenir para un personaje que aspira a formar parte de nuestra cultura popular”, se refirió al destino de este superhéroe que está del lado de los desposeídos, que brega por recuperar recursos naturales y lucha contra los poderosos que pretenden quedarse con el recurso del agua.

“La lucha del agua esta presente ya en la película Zenitram -recordó Quattordio-, como una excusa para que las multinacionales nos manejen a su gusto, teniendo al gobierno como un títere. Aquí hay algunos elementos de ciencia ficción, pero el correlato no podría ser más realista, es cuestión de hacer números y de ver el mapa geopolítico de cuánta agua hay en el mundo y quien la posee”.

“Zenitram fue puesto en un marco de neoliberalismo exagerado, un neo menemismo aun mas grasa, un mundo en el que gobierna la post verdad, aun mas loco que el que muestra esa obra maestra de Robocop, porque a Sasturain y a mí nos parecía que tanta locura externa hacía coherente al personaje con semejante entorno”, agregó Quattordio.

Y reconoció, en ese sentido, la actualidad de muchos de los relatos de ficción: “Los relatos épicos, las historias religiosas y hasta los relatos de superhéroes resultan de hablar tanto del presente como las noticias”.

Y señaló que “hacer Zenitram me cumplió un sueño de la infancia: ser script doctor, como se llama a los guionistas que deben hacer cambios en las películas”.