La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 6 de enero de 2020

Se frenaron las ventas de viajes al exterior y hay preocupación

Las operaciones, y hasta las consultas, quedaron en "stand by" desde que instauraron el impuesto del "dólar turista". Desde el sector manifestaron su temor por las repercusiones en el mediano y largo plazo.

Por Natalia Prieto
[email protected]

La solidaridad sobrevuela, pero parece que no encuentra pista para aterrizar. Es que el anunciado impuesto del 30 por ciento a los viajes al exterior, anunciado con bombos y platillos por el gobierno como una forma “solidaria” de ayudar a los que menos tienen, todavía no tiene aplicación práctica. Incluso, los operadores turísticos dicen volar sin radar por falta de reglamentación al respecto.

Así, la incertidumbre reina en las agencias de viajes y turismo en cuanto a la implementación del denominado “dólar turista” (cotización oficial más 30 por ciento, lo que dejaría a un billete verde a $82) en la adquisición servicios para los desplazamientos fuera del país.

Lo único cierto, según los agentes consultados, es que el 30 por ciento deberá ser abonado por el viajero en todos los casos y ninguna aerolínea quedará exenta del recargo.

Sin embargo, hasta ayer las aerolíneas continuaban vendiendo pasajes aéreos en pesos, sin aplicar el impuesto. En cambio, las agencias de turismo tampoco lo cobran pero advierten a sus clientes que lo aplicarán aunque todavía no pueden especificar cómo.

Confusión

El 28 de diciembre de 2019 se reglamentó el PAIS, a través del decreto 99/2019, aunque se aclararon muy pocos puntos y su aplicación genera confusión entre los operadores.

“En caso de un pasaje aéreo corresponde el cobro, incluso se prevé que también se aplique para Aerolíneas Argentinas, aunque ya va a estar incorporado en la tarifa del ticket, atento que son las compañías aéreas quienes actuarán como agente de percepción”, explicó el licenciado Nolberto Pezzati, de Pezzati Viajes.

Asimismo, aclaró que el mismo “no se aplicará en caso de adquirir servicios de transporte terrestre de pasajeros con destino a países limítrofes”, aunque indicó que “si un cliente hoy viene a nuestra agencia a comprar un servicio terrestre en el exterior hay que adicionar el 30 por ciento del impuesto PAIS”.

“Es un poco confuso, no hay especificaciones. Lo único que sé es que se pararon las operaciones y hasta consultas después de Navidad”, señaló Melisa de la agencia Travelers.

Si bien reconoció que “en la ciudad estamos en temporada baja en cuanto a egresos, quienes planeaban viajar se apuraron a cancelar todo antes del 23 de diciembre”.

“Hay quietud porque no se sabe cómo es la implementación -añadió la agente-. Generalmente los viajes al exterior se planean con anticipación, entonces los que pensaban irse este mes o febrero ya tenían todo programado. La cuestión es hacia adelante y al recargo del pasaje también hay que sumarle los gastos con tarjeta afuera”.

Efectivo

La falta de definición también parece afectar al sector institucionalmente, ya que desde la Asociación de Empresas de Viajes y Turismo (Aevyt) de Mar del Plata y el Sudeste mostraron “preocupación”.

“A nivel institucional hay preocupación por las repercusiones de la implementación a mediano y largo plazo”, dijo a LA CAPITAL el presidente de la entidad, Sebastián Salvia y confirmó que “desde el 23 de diciembre estamos en un parate de la actividad por la incertidumbre que este impuesto genera, porque no se sabe en detalle cómo será la implementación”.

Asimismo, se mostró preocupado a “futuro” debido a que la medida puede generar “una caída en las ventas y hasta el consecuente cierre de agencias y pérdidas de puestos de trabajo”. En tal sentido, hoy se realizará una reunión entre Aevyt y todos sus asociados.

Algunos operadores, un poco más optimistas, especularon con que “muchos que tienen los dólares debajo del colchón, los sacarán y pagarán el viaje en efectivo”. En ese sentido, Pezzati advirtió “si el cliente paga con dólares billetes en las agencias (salvo los vuelos) no abonará el 30 por ciento pero sí abonará la percepción de la resolución 3819/3825 que se venía aplicando hasta ahora, del 5 por ciento por pagos en efectivo”.

“El impuesto siempre recae sobre el pasajero -añadió-, la agencia o compañía aérea sólo actúan como agente de percepción. Queda por ver cómo se instrumentará el cobro del impuesto por los pasajes que las aerolíneas emitieron entre el 23 de diciembre y la fecha en la que instrumenten la ley”. Habrá que ver si la solidaridad llega a despegar.

Qué establece la
ley de solidaridad

La Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva 27.541 fue promulgada el 23 de diciembre del año pasado y establece, en su capítulo 6, un nuevo gravamen denominado “Para una Argentina Inclusiva y Solidaria” (PAIS).
En lo que respecta a los viajes, en el inciso d) especifica que el mismo debe aplicarse “a la adquisición de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes”, mientras que en el inciso e) establece el mismo impuesto para “servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática de pasajeros con destino fuera del país”, con una alícuota del 30 por ciento.