La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 25 de abril de 2019

Se pegó un tiro en la cabeza e investigan las circunstancias

La víctima tiene 24 años y se encuentra en grave estado en el Hospital Interzonal General de Agudos. Primero, se sospechó que había intentado suicidarse, pero ahora creen que pudo tratarse de un accidente.

Un joven de 24 años se encuentra internado en grave estado luego de haberse pegado un tiro en la cabeza y tanto la Justicia como la policía investigan las circunstancias, ya que en un principio se sospechó que había intentado suicidarse pero ahora creen que pudo tratarse de un accidente.

El hecho se registró en las últimas horas en el barrio Jorge Newbery, en el interior de una vivienda donde se encontraban la víctima y un amigo suyo que es el único testigo. Más precisamente, ambos estaban en un inmueble ubicado en Alvarado al 7800, donde se produjo la detonación del arma de fuego.

Según informaron las fuentes del caso a LA CAPITAL, el acompañante del joven, dos años menor, comenzó a pedir ayuda a los vecinos de la zona. En cuestión de minutos, otro de los habitantes del barrio los asistió a ambos y los trasladó por sus propios al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA).

Al parecer, el herido llegó lúcido al nosocomio y contó que la bala que lo había impactado en un sector de su cabeza se había disparado cuando él mismo manipulaba el arma de juego. “Dijo que estaba jugando y se le escapó el tiro”, explicó, atónito, uno de los informantes que consultó este medio.

Poco después de su ingreso al hospital, el estado de salud de la víctima empeoró y los médicos dispusieron su internación en una sala de cuidados intensivos. Por ese motivo, los efectivos policiales de la comisaría décimosegunda -que intervienen en la investigación del hecho por tener jurisdicción en la zona de la ciudad donde se produjo- sólo pudieron interrogar al testigos, quien ratificó la versión de su propio amigo.

Sin embargo, los uniformados concurrieron a la vivienda donde ocurrió el caso y no lograron encontrar el arma de fuego para su secuestro. Conforme trascendió, sólo se incautaron de proyectiles intactos similares al que hirió al joven.

Por lo ocurrido se inició una causa judicial caratulada “Tentativa de suicidio”, cuya carátula podría cambiar si se confirma que se trató de un accidente. La investigación de la misma quedó a cargo del fiscal Fernando Castro.