La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 23 de julio de 2018

Servicio alimentario: solo dos de once empresas tenían la documentación en regla

El director provincial de Consejos Escolares, Marcelo Di Mario, señaló que nueve de las firmas que se presentaron a la licitación no cumplieron con lo establecido en el pliego de bases y condiciones generales. Falta de documentación, irregularidades patrimoniales e incluso presentaciones "mellizas".

El Consejo Escolar se encuentra intervenido desde mediados de abril.

El director provincial de Consejos Escolares, Marcelo Di Mario, habló con LA CAPITAL sobre los resultados del proceso de licitación para la adjudicación del sistema alimentario escolar del municipio y aseguró que encontraron “serias inconsistencias” en las documentaciones presentadas por parte de los proveedores del servicio.

De las once empresas que respondieron al llamado de licitación del Consejo Escolar local, solo dos de ellas cumplieron con todos los requisitos establecidos tanto en la  Ley de Compras de la Provincia de Buenos Aires como en las bases y condiciones generales del pliego en cuestión.

“Nos llamó poderosamente la atención que las empresas que han brindado el sistema alimentario en los últimos años en General Pueyrredon, a pesar de tener a disposición todo el equipo de preadjudicación para consultas a cerca del procedimiento de licitación, han hecho presentaciones en las cuales falta documentación fundamental. Por ejemplo, una de las más importantes: no han sido inscriptos dentro del registro de proveedores de la provincia de Buenos Aires, que era el principal elemento para presentarse“, señaló Di Mario, en el marco de la reunión con los proveedores, en las que se les leyó el dictamen de la Comisión de Preadjudicación y las inconsistencias encontradas.

Así las cosas, solo la empresa gastronómica Agropecuaria Ancor SRL y Blue Catering S.A lograron la adjudicación de seis de las ocho zonas en las que se dividió al municipio para la prestación del servicio. Es por ello que, en el día de hoy, Di Mario y los funcionarios bonaerenses que lo acompañaron, informaron que la Provincia convocará a una nueva licitación dentro de un plazo de entre 60 y 90 días, con el objetivo que los proveedores restantes “regularicen” su situación y puedan presentarse para la adjudicación de las dos zonas que quedaron sin atención.

“Mientras tanto, como nos permite la ley, vamos a hacer una contratación directa con las empresas que resultaron elegidas, adjudicándole una de las zonas a cada una. Esto será hasta que llamemos a la próxima licitación, en la que pretendemos, y así se lo hicimos saber a las empresas, que regularicen su situación documental y de inscripción para poder presentarse al nuevo llamado”, aclaró Di Mario.

Serias inconsistencias

Desde la apertura de sobres el 2 de julio hasta hoy, la Comisión de Preadjudicación estudió cada uno de los casos de los proveedores que se presentaron a la licitación.

De ese trabajo de selección surgieron importantes irregularidades en las documentaciones y estados patrimoniales de las empresas solicitantes.

Además de la falta de inscripción como proveedores del Estado bonaerense, el director provincial de Consejos Escolares destacó que algunos, incluso, “ni siquiera estaban inscriptos como empleadores”.

“Esa era una condición básica para proveer un sistema alimentario, porque se entiende que uno no puede ser monotributista cuando brinda este servicio. En todo caso, ¿cómo encarás la logística?, ¿cómo acercás el alimento? Ese requisito no solamente está dentro de la Ley de Compras, sino también dentro del pliego al que respondieron”, señaló.

“Algunas -destacó- presentaban incluso serias inconsistencia en cuanto a su condición patrimonial frente a la AFIP”.

Por otra parte, también destacó “inconsistencias importantes en cuanto a lo que es la presentación del mejor menú”. “Muchos no correspondían al valor nutricional que se proponían y otros lo excedían, sabiendo nosotros, por experiencia en la Provincia, que es muy difícil cumplirlo una vez inscripto”, explicó.

Vale destacar que el pliego en cuestión no se trataba de un pliego de compulsa económica, sino una propuesta de compulsa por el mejor menú. Es decir, se priorizaba a la empresa que ofreciera, por el mismo dinero, el mejor menú, que debía corresponder al aprobado por el Ministerio de Desarrollo Social. Las “inconsistencias” en este ítem conformaban razón suficiente para quedar fuera del proceso licitatorio.

Sin embargo, la sorpresa más grande para la comisión bonaerense a cargo de la preadjudicación llegó al encontrarse con presentaciones “iguales” de diferentes empresas. Según señaló Di Mario, “hay seis empresas locales que hicieron la presentación idénticas”.

“Presentaron idéntico menú, idéntico profesional que firma el valor nutrional, idéntico formato de presentación. Todo idéntico. Pareciera que se hizo una sola vez y se imprimió seis veces”, señaló y agregó: “Nos llama poderosamente la atención porque, en algún punto, nos hace presumir un cierto vínculo entre las firmas oferentes, algo que se aparta de los principios de la ley 13981”.